¿Qué propone Fajardo?

¿Qué propone Fajardo?


El esquema fundamental

Este esquema es la esencia de lo que somos, la clave de cómo entendemos la política: los principios y los fundamentos nos rigen como personas y como movimiento. Esto representa el tipo de política que hemos hecho durante dieciocho años.
Nos basamos en cuatro valores: la dignidad, el respeto, el reconocimiento y la apuesta por las capacidades de las personas y de las comunidades.

Nuestro principio rector: los medios justifican el fin, en contraposición a que el fin justifica los medios, que es una de las causas por las que la ilegalidad y la trampa hacen parte de nuestra sociedad.

El resultado de nuestro trabajo, basado en valores y principios, es la confianza y es no tiene precio.


La nueva fórmula


La fórmula para transformar nuestra sociedad es apostar a la paz, la legalidad y la educación. Así pasaremos la página de la violencia y escribiremos la de las oportunidades. La ciencia, la tecnología, la innovación, el emprendimiento y la cultura serán los protagonistas de una nueva Colombia.


La Reconciliación

El punto de partida para pasar la página de la violencia se llama Reconciliación.

Acuerdos de Paz. Nosotros le apostamos a los Acuerdos de Paz por convicción. Una vez se resuelve un conflicto dialogando, avanzamos. Una de las raíces de la violencia en nuestro país ha estado asociada por más de cinco décadas a los grupos guerrilleros. Todo avance que podamos lograr en arrancar esa raíz nos permite avanzar y generar oportunidades para todos.
También la apostamos a los Acuerdos de Paz por experiencia. En el año 2004, en la Alcaldía de Medellín, tuvimos que asumir el proceso de desmovilización de 4.500 paramilitares en la ciudad. Diseñamos procesos de educación, rehabilitación e integración para estos individuos y al mismo tiempo creamos programas de prevención para los jóvenes de la ciudad y así evitar que cayeran en manos de la violencia. Un proceso difícil, pero demostramos que se puede lograr el cambio.

Cultura ciudadana. Después de todas estas décadas donde los protagonistas han sido guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes, ilegales y corruptos tenemos cambiar la forma cómo nos relacionamos. A través de la cultura ciudadana y una cultura de la legalidad podremos aprender a convivir y aceptar las diferencias de los demás sin ser enemigos. Desde la familia, la escuela y toda la sociedad vamos a construir una pedagogía capaz de transformar.

Seguridad ciudadana. Estamos cerrando un capítulo con la guerrilla de las FARC y ojalá con la del ELN, pero aparecen otras formas de violencia en el país que deben ser abordadas. Tenemos que garantizar la seguridad de las personas, tanto en las ciudades como en el campo, para que podamos avanzar en construir una cultura de la legalidad y de convivencia.


Lucha contra la corrupción

La lucha contra la corrupción es un problema ético, de actitudes. Por eso repetimos constantemente que de la forma como se llega al poder, así se gobierna. Y quien paga para llegar, llegar a robar con puestos y contratos. Por eso sostenemos que la corrupción es una empresa criminal más difícil de combatir que la guerrilla y las bandas criminales.

Nuestra primera medida para luchar contra la corrupción es que no pagamos un peso por un voto y después cuando llegamos al poder no damos un puesto ni un contrato a un congresista. Nosotros no pagamos para llegar y así podemos gobernar con transparencia. Lo hicimos en Medellín y en la Gobernación de Antioquia.


El muro que separa a las personas de las oportunidades


Nosotros enfrentamos tres grandes barreras en Colombia: las desigualdades, la violencia y la cultura de la ilegalidad.
La gran mayoría de los colombianos vive ante un muro gigantesco que los separa de las oportunidades y que no saben cómo superar. Al mismo tiempo, ven que existe una puerta, muy grande en muchos lugares, que es la entrada al mundo de la ilegalidad y que les ofrece acceso a esas oportunidades negadas. Así, muchas personas se enfrentan un dilema permanente.
Nuestro reto político es derrumbar ese muro y cerrar esa puerta que lleva a la ilegalidad y a la violencia. La educación en su sentido más amplio y que incluye la ciencia, tecnología, emprendimiento, innovación y cultura es la que nos permite ir abriendo espacios en ese muro para que las personas puedan acceder a las oportunidades.


Educación, ciencia, tecnología, innovación, emprendimiento y cultura

¿Cómo se escribe la nueva página en la historia de Colombia? Con educación, ciencia, tecnología, innovación, emprendimiento y cultura. Así vamos a apostar a la inteligencia y las capacidades de las personas para transformar nuestra sociedad.
Para luchar contra las desigualdades profundas de Colombia nosotros le apostamos a las capacidades de la gente. Esa es nuestra apuesta para construir un país distinto.