Claudia López: la vicepresidenta anticorrupción

Claudia López: la vicepresidenta anticorrupción

 

El candidato a la Presidencia Sergio Fajardo Valderrama llegó a las 9:30 de la mañana del miércoles 28 de febrero a la casa de María del Carmen Hernández, en el barrio Minuto de Dios, de Bogotá. Fue a contarle que su hija, Claudia López Hernández, lo acompañará como fórmula a la vicepresidencia. “Bienvenido a su humilde morada, profesor”, le dijo María del Carmen y los invitó a pasar y sentarse en la sala de su casa.

Fajardo llegó con Jorge Enrique Robledo, la Coalición Colombia estaba completa. Desde la sala de María del Carmen, anunciamos que la actual senadora será la compañera de Fajardo en este sueño de transformar el país y la política.

“Tenemos a una mujer excepcional para un momento histórico que reclama personas excepcionales”. Con estas palabras, Fajardo presentó a esta mujer inteligente, valiente, corajuda y apasionada. “Una mujer con una energía infinita, preparada, que conoce al país. Una mujer que ha estudiado con todo el rigor lo que significa nuestra sociedad. Una mujer comprometida”.

Claudia nunca soltó el brazo de su mamá mientras escuchaba las palabras del candidato presidencial. “Estamos acá para construir un país con oportunidades para que cualquier persona, en cualquier parte del territorio, pueda avanzar a partir de su talento y de su capacidad. Así de sencillo, de profundo y de importante es el camino para construir una sociedad justa. Claudia López es un ejemplo extraordinario que representa eso”, expresó Fajardo.

Como vicepresidenta, Claudia tendrá una labor fundamental en la nueva Colombia que queremos: liderar la lucha anticorrupción.

“Se nos llenó la tasa. Lucharemos contra la corrupción como condición inicial para avanzar en la reconciliación. Tenemo que ser capaces de ser diferentes, de romper la polarización. Tenemos que ser capaces de convocar y unir, de reconocer la diversidad del país”, concluyó Fajardo.

Por su parte, Jorge Robledo destacó el trabajo en equipo y resaltó la importancia de esta decisión. “Es un triunfo de este proceso de la Coalición Colombia. Cuando dijimos que nos íbamos a unir, nos dieron durísimo: que los egos no nos iban a dejar. ¡Lo hicimos! Nosotros sólo hacemos lo que sea mejor para el país y eso es lo que encanan Sergio Fajardo y Claudia López”.

Emocionada, Claudia López tomó la palabra y no vaciló en expresar la enorme responsabilidad que asume y las ganas y pasión que tiene para liderar, junto a Fajardo, la transformación del país. “Nuestra obsesión por derrotar la corrupción, el clientelismo y a quienes abusan del poder público no es un capricho ni una moda. Después de la guerra y la violencia ese es el principal obstáculo que tienen las familias colombianas para salir adelante. Necesitamos que la educación pública funcione, que la salud pública funcione. Las familias colombianas necesitan que haya seguridad y justicia porque si los agreden, los violentan o los despojan, se pierde el esfuerzo de décadas”.   

Claudia también habló de sus oportunidades y de cómo el amor de su familia influyó en la decisión de hacer política. Por eso habló de la tarea que tiene el nuevo gobierno:

“Nosotros somos el gobierno que va a lograr la reconciliación. No podemos pasar de la guerra armada, a la guerra de trincheras, del si o el no. De eso no come ninguna familia colombiana. La lucha de clases no le va a mejorar la educación a ninguna familia. Necesitamos emprendedores, pequeños y medianos empresarios que generen empleo, empleo de calidad y digno. Así vamos a poder tener niños amados y deseados, hombres y mujeres que pueden ingresar a una educación pública y de calidad. Ese país sólo es posible si unimos lo mejor de Colombia y eso es lo que representa esta coalición”.