La Reconciliación

La Reconciliación

El punto de partida para pasar la página de la violencia se llama Reconciliación.

Acuerdos de Paz. Nosotros le apostamos a los Acuerdos de Paz por convicción. Una vez se resuelve un conflicto dialogando, avanzamos. Una de las raíces de la violencia en nuestro país ha estado asociada por más de cinco décadas a los grupos guerrilleros. Todo avance que podamos lograr en arrancar esa raíz nos permite avanzar y generar oportunidades para todos.
También la apostamos a los Acuerdos de Paz por experiencia. En el año 2004, en la Alcaldía de Medellín, tuvimos que asumir el proceso de desmovilización de 4.500 paramilitares en la ciudad. Diseñamos procesos de educación, rehabilitación e integración para estos individuos y al mismo tiempo creamos programas de prevención para los jóvenes de la ciudad y así evitar que cayeran en manos de la violencia. Un proceso difícil, pero demostramos que se puede lograr el cambio.

Cultura ciudadana. Después de todas estas décadas donde los protagonistas han sido guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes, ilegales y corruptos tenemos cambiar la forma cómo nos relacionamos. A través de la cultura ciudadana y una cultura de la legalidad podremos aprender a convivir y aceptar las diferencias de los demás sin ser enemigos. Desde la familia, la escuela y toda la sociedad vamos a construir una pedagogía capaz de transformar.

Seguridad ciudadana. Estamos cerrando un capítulo con la guerrilla de las FARC y ojalá con la del ELN, pero aparecen otras formas de violencia en el país que deben ser abordadas. Tenemos que garantizar la seguridad de las personas, tanto en las ciudades como en el campo, para que podamos avanzar en construir una cultura de la legalidad y de convivencia.