Antioquia, la más Educada

Antioquia, la más Educada

 

 

En el escenario político, cuando se habla y se escribe sobre Educación, por lo general, todo se circunscribe a lo que ocurre en las escuelas y colegios en gran medida, la universidad se toma como un capítulo aparte y se olvida de la primera infancia. En ese escenario básico de la educación, de por sí muy reducido,  donde comparten maestros, maestras, directivos y estudiantes se estructura el sistema educativo formal, y los principales esfuerzos económicos y administrativos es para que ese sistema funcione sin dificultades, para que se reproduzca el sistema hablando crudamente. Entre los objetivos centrales, o del que más se habla, es desarrollar las competencias básicas y ser bachilleres para “defenderse en la vida” como se escucha en barrios y corregimientos de la Nación. Con esta mirada reducida la mayor parte del esfuerzo de la organización educativa desde un Ministerio de Educación o Secretarías de Educación se concentra en ello: que funcione bien el sistema educativo y que se garantice el derecho a la educación.  

No es un objetivo de por sí pequeño, es realmente un gran reto para que semejante sistema funcione, no obstante los recursos de la nación para las regiones realmente solo alcanzan para que justamentente el sistema camine bien, es decir, para innovar, crear, emprender procesos revolucionarios en la educación, una verdadera reforma educativa es muy difícil con la estructura financiera y operativa actual del sistema. Pero un ingrediente oscuro, que poco se analiza en el país, es que las secretarías de Educación son un “botín” altamente codiciado por la política tradicional y la ilegalidad, una herramienta para reproducir el poder regional, tristemente los espacios educativos se convirtieron en transacciones económicas y políticas de beneficio individual, y de lo que menos se habla es de calidad de la educación, de mejorar el servicio educativo, de cobertura, de dignidad para maestras y maestros ni de oportunidades para los jóvenes.

En un escenario como éste, el cual es real y verificable en muchas regiones de la Nación, la dignidad está ausente, el papel de maestras y maestros se reduce a un número de plazas, los niños y niñas son un dato de matrícula, el presupuesto es lo más codiciado por la clase polítiquera,  así la educación cae en un círculo nada virtuoso. Y si se le suma la equivocación mayor que es pensar que todo lo que se haga en educación es de “largo plazo” entonces se convierte en un proyecto aplazable, sin ninguna prioridad. En éste artículo se presenta cómo cuándo realmente se le da valor a la Educación, cuando es prioridad en un territorio, y cuando se lidera con transparencia y convicción como lo ha hecho Sergio Fajardo, florecen las oportunidades que transforman una sociedad.

En Antioquia hacía falta afirmar y plasmar en un Plan de Gobierno que la Educación es el verdadero motor de la transformación de una sociedad, su inmensa Prioridad.  Es entender la Educación en un sentido mucho más amplio, que trasciende las fronteras de la Escuela y colegios, para convertirse en la puerta abierta de las oportunidades, para hablar de innovación, emprendimiento, transformación de la cultura, de oportunidades para los jóvenes. Nace Entonces Antioquia la más Educada, luego de 8 años de Medellín la más Educada donde la ciudad cambió gracias a la movilización social por la educación, a los niveles históricos de inversión de recursos en educación que representaban el 40% del presupuesto de la ciudad, al compromiso de Rectores, maestras, maestros y el sector privado plasmados en los pactos de calidad en cada colegio, a la construcción de los colegios de calidad, los Parques Biblioteca, los centros culturales, entre otras inversiones que señalaron que en la ciudad la prioridad era la Educación.

Las cifras y los hechos dan cuenta del rezago

En el caso de Antioquia (sin tener en cuenta los 8 municipios certificados)  La dimensión de su sistema educativo puede resumirse en 117 municipios, 19.484 maestras y maestros (12484 maestras y 7000 maestros) , 544.000 estudiantes en 4.122 sedes educativas de las cuales 436 urbanas y 3.697 rurales (2943 de difícil acceso) , más de un billón de pesos de presupuesto anual.

En el 2012 cuando llega Sergio Fajardo a la Gobernación, planteó los problemas centrales de Antioquia que se reúnen en tres: la desigualdad, la violencia y la cultura de la ilegalidad con la corrupción como su capítulo estelar; y al  mismo tiempo señaló que con transparencia y con un plan centrado en la Educación se podía transformación la sociedad. En ese momento algunos hechos que señalaban el rezago, por ejemplo, se encontró que durante muchos años los niños más vulnerables de Antioquia tenían injustamente múltiples calendarios escolares comenzando clases en junio, julio y agosto, por ineficiencias en la contratación de las coberturas educativas;  la población extraedad y adultos estuvieron por muchos años por fuera del sistema educativo en espera de continuidad desde el año 2009 , el 80% de las plantas físicas oficiales en estado de deterioro; decenas de obras inconclusas por culpa de la corrupción que trasladaron a miles de estudiantes y docentes a carpas, casetas comunales, o debajo de los árboles.

Al permanente estado de ineficiencia e ilegalidad se suma que los temas estructurales de gestión académica como los planes de área, los textos guías y las prácticas innovadoras para la pedagogía no eran elementos centrales de los planes de mejoramiento de las instituciones. En ese orden de ideas, los maestros y maestras carecían de reconocimiento, de un trato digno y de estímulos para su labor docente. Un escenario en el que avanzar era asunto de un rector y no una política pública pensada, estructurada, participativa, continua y con logros de corto, mediano y largo plazo.

Con relación a los jóvenes, se registraba para 2012 un alto índice de estudiantes desertores de la educación secundaria y media, lo que constituye uno de los problemas más graves para una sociedad. Solo 50 de cada 100 estudiantes que iniciaban en primaria concluían su bachillerato. En general, el panorama era desolador.

Así se hizo de Antioquia, la más educada

El primer paso fue  generar una gran movilización social por la Educación, un gran compromiso de toda la comunidad por la calidad de la educación, por ello se crearon los Pactos por la Calidad.  Una estrategia inédita en el país, donde se  caracterizó la gestión educativa de cada uno de los municipios y junto a ellos se trazó los principales compromisos y retos. Los 117 municipios no certificados de Antioquia firmaron el documento en acto público con toda la comunidad educativa que constituiría la reafirmación de su compromiso con el mejoramiento de la calidad de la educación, los agentes educativos encontraron en este espacio la posibilidad de debatir y acordar cuáles eran las necesidades y alcances prioritarios de cada municipio para emprender con mayor seriedad y compromiso el camino hacia el mejoramiento, era un gran ejercicio de corresponsabilidad. El mensaje para todos los rincones de Antioquia era simple pero profundo, Estudiar vale la pena.

Esta apuesta histórica por la educación para poder cobrar consistencia y relevancia dio paso a la creación de la Ruta de la Calidad. Un mecanismo de construcción e intervención pensado desde lo local, diseñado para evaluar y rendir cuentas de los Pactos a la comunidad educativa. Un proceso que permitió fortalecer los procesos de calidad en colegios y escuelas, mediante el seguimiento detallado de los compromisos y el proceso de acompañamiento y asesoría a las instituciones educativas, priorizando aquellas con menores logros.

Final Olimpiadas del Conocimiento

Eliminando barreras

Uno de los primeros retos de los Pactos por la Calidad y de la Ruta de la calidad era eliminar todas las barreras que impiden el acceso a la educación como un derecho de los niños, niñas, jóvenes y adultos. Se trataba de  abrir todas las puertas posibles y para ello son las estrategias como la gratuidad, el transporte escolar, la póliza de accidentes, los restaurantes escolares y la prestación de servicios con enfoque de inclusión y con prioridad en los niveles de secundaria y media en la diferentes poblaciones, entre ellos los que se encuentran en situación de discapacidad, de desplazamiento, comunidades indígenas, afrodescendientes, entre otros.

En el 2015 ya se beneficiaban por gratuidad un total de 526.658 estudiantes, y se facilitaba el transporte de escolar terrestre y fluvial a 110.613 alumnos (en 4 años) con 830 rutas escolares lo cual posicionó el programa como indispensable para favorecer acceso y continuidad a la población estudiantil, especialmente la ruralidad. El reto era eliminar cualquier excusa para no asistir a la escuela o colegio, así sean zonas muy alejadas. Que todos los niños lleguen, permanezcan, continúen en cada uno de sus niveles, y disfruten de la educación.

Así mismo, en la ruralidad,  teniendo como base la equidad se fortaleció la prestación del servicio educativo en la ruralidad, generando mayor continuidad educativa con el uso de modelos flexibles, tales como postprimaria, telesecundaria y cuando no existía atención con planta de docentes oficiales se contrató la prestación del servicio con el modelo tutorial, el cual favoreció la atención de 6° a 11° a población rural dispersa y la implementación de modelos como Escuela Nueva, Preescolar no Escolarizado y Aceleración del Aprendizaje, favorecieron el acceso al sistema, debido a la gran dispersión de la población y la existencia de una estrategia institucional en el ajuste de currículos para favorecer a la población en edad escolar en situación de discapacidad y población desplazada, ejemplo de ello es el caso del municipio de San Carlos donde cerca de 300 familias retornaron a su municipio con todas las garantías en derecho. Realmente esa es la gran apuesta cuando se habla de postconflicto, la educación rural.  

Cuando se logra eliminar las barreras, era necesario brindar igualmente calidad en el espacio físico, construir verdaderos ambientes de aprendizaje dignos.  Sergio Fajardo lo afirma con contundencia: “La calidad de la educación comienza por la dignidad de los espacios”.

Los espacios tienen la capacidad de inspirar o de frustrar. Fue por esa razón que Antioquia la más Educada diseñó el Plan Maestro de Infraestructura Educativa más ambicioso en la historia de Antioquia. En total son 921 obras por un valor de $591.117.406.080. El 60% de estas obras priorizadas se encuentran por fuera de los cascos urbanos, en veredas y corregimientos, es una clara apuesta por mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales, buscando la equidad para el acceso al servicio de la educación. Muchas de ellas se construyeron o mejoraron en alianza con las Fundaciones del Sector privado, una de ellas es la  Fundación Fraternidad Medellín.

Esta ruta estratégica emprendida por la eliminación de las barreras de acceso y la permanencia escolar de nuestros niños y niñas, dio como resultado que en Antioquia, los indicadores generales tuvieran avances y logros significativos en comparación con el año 2011. Donde la deserción total, pasó de 4.37% a 2,44% en 4 años. Las tasas de cobertura en básica primaria se mantuvieron por encima del 100% en los últimos 4 años, lo que garantiza la universalidad y cobertura educativa de este nivel en el departamento. En la básica secundaria, en la tasa de cobertura bruta se dio un notable incremento pasando de 86.09% en el año 2011 a 97.77% en 2015. En la media, en la tasa de cobertura se evidenció un aumento al pasar del 53,15% al 67.17% entre 2011 a 2015, como resultado no sólo de la eliminación de las barreras y la permanencia en el sistema educativo de nuestros estudiantes, sino la articulación con todos aquellos programas que permitieron una mayor atención a la demanda social por una educación pertinente y llena de posibilidades, tal y como se logró con el programa “Oportunidades para Educación Superior”, que a través de las becas de educación superior, jóvenes con futuro y la nueva regionalización de instituciones de educación superior pública, les permiten mejorar sus condiciones de vida, facilidad para el acceso al mundo laboral y la motivación por culminar sus estudios en la media para encaminarse a la educación superior. Los jóvenes de las regiones de Antioquia construyeron su proyecto de vida a través de la Educación , permanecieron en el colegio y le apostaron a la Universidad; un logro fundamental para el desarrollo de las Regiones.  

La ruta de la calidad con maestras y maestros.

Quién abre la puerta a la familia para construir las oportunidades de los hijos es el Rector y la Rectora. Su papel, en ocasiones subvalorado, es crucial en toda reforma educativa, es fundamental su apropiación y compromiso por el desarrollo de las habilidades y el conocimiento de los niños. De su dirección, su plan educativo y su liderazgo depende el éxito de los colegios.

En ese orden de ideas fue necesario llevar el rol del directivo docente más allá del plano administrativo; algo que fue posible con el programa Rectores Líderes Transformadores liderado por Empresarios por la Educación y la Universidad Eafit, que cimentado en la formación del ser, las aptitudes pedagógicas y el liderazgo, dio paso a una nueva noción de dirección escolar. 241 directivos certificados como Líderes Transformadores y 100 coordinadores conforman ya un equipo con nuevo liderazgo personal y académico.

Además, los maestros y maestras en Antioquia la Más Educada sintieron el reconocimiento, el trato digno y la visibilidad de sus acciones.  En anhelo de ellos por muchos años era que el Estado los apoyara en sus procesos de formación, pero no solos cursos cortos con limitado impacto, sino verdaderos programas que impulsaran su desarrollo personal y el de su aula y sus estudiantes.  Es así como, con los recursos de las Regalías (que se despilfarran en muchas regiones en obras sin sentido y en corrupción), se crea el Fondo de Becas de Maestría, fondo pionero en la Educación del País.

Es pues la formación avanzada del maestro y la maestra imprescindible si se pretende mejorar la calidad de la educación.  Hoy, gracias a éste fondo, se pasa de 57 docentes con maestría en el Departamento a más de 1000 que están bien preparados profesional e intelectualmente, en permanente proceso de actualización, capaces de participar en procesos de investigación y de utilizar las herramientas pedagógicas para analizar, interpretar, argumentar y aplicar aprendizajes e información de valor estratégico, son nuevos líderes académicos y pedagógicos que posibilitan la formación de ciudadanos que aporten al desarrollo cultural, social y económico de sus propios municipios y regiones.

Adicional a éste reconocimiento formativo a las maestras y maestros, se crea el Premio Antioquia la más Educada, iniciativa que aporta al mejoramiento de los establecimientos educativos y prácticas docentes promoviendo la reflexión, documentación, sistematización, realimentación y difusión de propuestas educativas exitosas y experiencias significativas. También busca exaltar, estimular y reconocer públicamente la labor que desempeñan los maestros y las maestras en pro de la calidad educativa y en el desarrollo de Antioquia; el Premio estimula el esfuerzo y compromiso de los establecimientos educativos, docentes, directivos docentes y de los estudiantes, por mejorar la calidad de la educación.

Y aprovechando las nuevas tecnologías se crea la estrategia de Redes del conocimiento, una  nueva dinámica en cuanto al intercambio de experiencias y la construcción de contenidos con base en un trabajo en red. De manera presencial o virtual los maestros y maestras tienen hoy abierto un nuevo espacio de formación e interacción en distintas áreas del conocimiento.

La primera Red creada fue la de Matemáticas, como respuesta a un análisis detallado de los indicadores en Pruebas Saber, Olimpiadas del Conocimiento y Pruebas PISA. Se toma la decisión de un cambio en la enseñanza de las matemáticas y se creó el “Plan de mejoramiento de la enseñanza de las Matemáticas en los colegios de Antioquia” con el apoyo académico de la Universidad Nacional de Colombia y la Sociedad Colombiana de Matemáticas.  

La Red, más allá del encuentro virtual y físico, generó una amplia producción académica; cinco textos de 90 lecciones cada uno de pre cálculo, algebra, trigonometría y geometría analítica, geometría euclidiana y el libro de aritmética para grados 6º y 7º, el libro 100 Problemas que todo bachiller debe resolver y entender, el libro 100 Problemas de aritmética y geometría para resolver en la primaria.  Además de los textos se estructuró una amplia biblioteca digital con videos de apoyo pedagógico publicados en el canal youtube demostrando que es posible producir contenidos de alta calidad y pertinentes para cada una de las áreas, nutrir los dispositivos tecnológicos con todas las herramientas para generar los cambios en las aulas. Así, Antioquia tiene un nuevo plan de Matemáticas y está en plena ejecución.

Con la misma dinámica de la red de Matemática y la creación de nuevas herramientas para maestros hoy hay comunidades educativas como la Red de lenguaje en alianza con la Universidad de Antioquia, la Red de Etica y Paz (con gran colaboración de la Universidad Javeriana), la Red de Etnoeducación para lograr una educación más incluyente, la Red de TIC, la Red de Ciencias naturales,  entre otras.

Las redes fueron demostrando que las Nuevas tecnologías son una herramienta fundamental para aprender más y enseñar mejor, pero que los contenidos son el elemento central de toda estrategia de TIC en las Aulas.

Bajo esta premisa se crea el programa Antioquia Digital que buscaba la apropiación y uso de las TIC como herramientas para facilitar el mejoramiento de la calidad educativa a través del desarrollo de: Colegios Digitales, Metaportal Educativo, Clubes Juveniles de Ciencia y Tecnología, Red de TIC y Dotación Tecnológica y Conectividad.

El Metaportal www.antioquiadigital.edu.co, es la principal herramienta para la planeación y desarrollo de clases con uso de TIC en los Colegios Digitales y para el desarrollo de los Clubes y Redes de Maestros. Su impacto está medido principalmente en los Colegios Digitales. Recibió en 2014 el premio Colombia en Línea que otorga el MINTIC, la CCIT y la Casa Editorial El Tiempo como mejor contenido educativo de internet en Colombia. Esta red social educativa está conformada hoy por 70.921 maestras, maestros y estudiantes, una plataforma virtual con 20 redes virtuales, 3 portales, 2 herramientas digitales, una aplicación móvil y más de 920 contenidos desarrollados.

A diciembre de 2015, se han capacitado 4.200 maestras y maestros a través de la formación acompañamiento situado de los Colegios Digitales que brindan las maestras y maestros dinamizadores. Y para los estudiantes los Clubes Antioquia Digital es una estrategia dirigida a conformar un gran movimiento juvenil de carácter voluntario, que funciona en jornada escolar complementaria con estudiantes de establecimientos educativos oficiales de municipios no certificados de Antioquia, los cuales se organizan en pequeños grupos naturales llamados clubes, con el fin de desarrollar actividades de ciencia y tecnología a través de retos cognitivos llamados reto aventuras de manera virtual, pertenecen a los clubes 5.300 jóvenes los cuales en el seguimiento permanente que hace el programa lograron resultados muy positivos en pruebas saber. Por ejemplo, los estudiantes pertenecientes a los Clubes de grado 11 , en el año 2015, obtuvieron un puntaje promedio de 53,36 en la prueba de lectura crítica, superando en 5,23 puntos el promedio departamental y en 5,97 puntos el promedio nacional. En el área de matemáticas, los estudiantes de Clubes Digitales obtuvieron un puntaje promedio de 55,06, superando en 7,39 puntos el promedio del departamento y en 7,56 puntos el promedio nacional.

Las nuevas tecnologías generan grandes cambios en el aula, siempre y cuando el punto inicial sean los contenidos, la formación, la apropiación y que el punto final sea la distribución de dispositivos tecnológicos.

La Ruta de la Calidad con Estudiantes, Estudiar vale la pena

Se puede afirmar que las instituciones educativas de Antioquia hoy son un entorno protector, capaz no solo de formar sino de proyectar el talento de nuestros jóvenes. El reto era que con gran movilización de jóvenes se posicionara el mensaje de estudiar vale la pena, pero al mismo tiempo se fortaleciera las competencias básicas de los estudiantes.

Así, las Olimpiadas del Conocimiento se crean como un programa de movilización social para el fortalecimiento de competencias básicas en matemáticas y lenguaje, dirigido a niños, niñas de grado 5° y jóvenes de los grados 10° y 11°, la participación masiva de estudiantes, el diseño de textos virtuales y físicos, ha permitido que los docentes cuenten con nuevos recursos para fomentar el desarrollo del pensamiento lógico matemático, la comprensión e interpretación de textos, lo que contribuye a la mejora en los desempeños de niños, niñas, jóvenes de Antioquia. Al mismo tiempo, las Olimpiadas del conocimiento se convirtieron en una prueba de seguimiento a la calidad en cada una de las regiones.  Los resultados de las pruebas aplicadas a todos los estudiantes que participan en la primera fase son devueltos en los eventos de la Ruta de la Calidad de una manera organizada y analizada por áreas y componentes a las instituciones educativas, de tal forma que se conviertan en insumo para sus planes de mejoramiento, en una herramienta que les permita identificar las debilidades y las fortalezas.

329.176 estudiantes de todo el departamento demostraron por qué estudiar vale la pena, gracias al surgimiento de la “Selección Antioquia del conocimiento”.

Otra puerta a las oportunidades se dio a través de los Semilleros de emprendimiento para que los jóvenes desarrollen un proyecto de vida y orientación vocacional, más de 8600 estudiantes, desarrollaron competencias emprendedoras, trabajo en equipo, liderazgo, resolución de conflictos y cultura de la legalidad en los estudiantes de los grados 9°, 10° y 11° . También, el programa Altavoz Escolar brindó la posibilidad a los jóvenes talentos de nuestras regiones de comenzar a brillar a través de sus diferentes manifestaciones culturales. En 2014, con Altavoz Escolar Música, se dotaron 462 instituciones educativas, y Altavoz Escolar Danza tuvo 73 instituciones educativas ganadoras. En alianza con el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia se llevó a cabo el proyecto Arte en la Escuela mediante procesos de formación, proyección y circulación, y dotaciones artísticas.  

Y en alianza con la Universidad de Antioquia se crea el programa Vamos para la Universidad el cual se ha venido desarrollando como un programa central de fortalecimiento en competencias básicas para que los estudiantes de 10º y 11º tengan mejores oportunidades de acceder a la educación superior y permanecer en ella, en 241 instituciones educativas. – 18.700 estudiantes de 10º y 11º en lectoescritura y 9.500 de 11º en matemáticas desarrollaron a través de plataformas tecnológicas los cursos para preparar su ingreso a la universidad.

El acceso a la educación superior, una obsesión de la más Educada.

La Educación terciaria no puede ser ajeno a los gobiernos locales, al contrario debe ser una gran obsesión que cada vez más jóvenes accedan a la formación superior. Así nace la estrategia de la Becas de Educación superior el cual brinda oportunidades a los jóvenes de estratos 1, 2 y 3 para continuar sus estudios técnicos profesionales, tecnológicos y/o universitarios en las regiones, a través de la asignación de becas para matrícula y sostenimiento, en temas pertinentes con las vocaciones económicas y potencialidades de los territorios donde habitan, se han beneficiado a diciembre de 2015, 10.320 estudiantes con becas

El Programa ha tenido una inversión total de $118.000 millones, que incluyen $22.000 millones de la Fundación EPM Esta estrategia permite un mejoramiento de la oferta académica pertinente en las regiones por medio de una oferta concertada con Instituciones aliadas, un mayor número de estudiantes de municipios alejados pueden llegar a las Universidades aliadas del programa, gracias al componente que tiene la beca de movilidad. Además se Incrementó de más del 100% los aspirantes a la Universidad de Antioquia a las sedes regionales con respecto al 2012, pasando de 2.700 a 6.300 aspirantes, este es un síntoma del nuevo deseo y motivación de los jóvenes en continuar su formación después de la educación media.

De igual manera, se configura como otra opción de formación el programa Jóvenes con Futuro  abriendo las puertas de la formación para el trabajo a estudiantes que no tienen la posibilidad de acceder a la Universidad, como un programa gratuito de educación para el trabajo y el desarrollo humano en áreas técnico-laborales, que contiene una fase de formación técnica, una fase práctica y la entrega de apoyos de bienestar a cada estudiante (kit escolar, auxilio de transporte, póliza de seguro estudiantil).Además, busca formar en competencias laborales específicas a jóvenes que abandonaron los estudios en 9° grado o terminaron el bachillerato y no encuentran ubicación laboral.

Esta formación se realiza en programas pertinentes a las fortalezas y potencialidades de las subregiones, con el apoyo del SENA, instituciones de educación superior y entidades de formación para el trabajo.Hoy  9.115 jóvenes de 100 municipios han accedido a educación técnica laboral gratuita y recibido apoyos de bienestar para prevenir la deserción entre 2013 y 2015, impactando positivamente la dinámica económica de las regiones, la participación de los jóvenes en zonas rurales que alcanza un 29% (1.669)

Adicional a las becas y  a Jóvenes con futuro, Antioquia construyó con recursos propios y de las Regalías más universidad pública en las Regiones. Con una inversión de $70.795 millones de pesos, el Departamento logró adelantar la construcción , ampliación y dotación de seis sedes regionales de la Universidad de Antioquia: Caucasia, El Carmen de Viboral, Apartadó, Andes, Carepa y Turbo; permitiendo contar con espacios adecuados para el aprendizaje, dando paso a la ampliación de cobertura y la posibilidad de ejecutar ejes misionales de la Universidad ausentes durante años, como la investigación y la extensión. Además se realizó la intervención en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, sede Apartadó, para la adquisición y dotación de laboratorios móviles con una inversión de $5.077 millones.

Todo ello refleja que se puede construir más universidad pública en las regiones, que las estrategia no es crédito para lo más humildes, es becas con componente de sostenimiento lo que permite que miles de jóvenes den el salto a la educación superior.

La expresión de Antioquia la más educada: Los Parques Educativos

Finalmente, y como una expresión física de todo éste proceso de transformación social, nacen los parques educativos. En palabras de Sergio Fajardo “son la representación física de Antioquia la más Educada. Un Parque es un sitio público para encontrarnos. Son lugares donde las personas del municipio podrán recibir lo mejor que tenemos como sociedad. Es un sitio que representa físicamente las oportunidades para que las personas desarrollen su talento. Son un símbolo de la Antioquia que nos hemos imaginado, de la Antioquia que es capaz de soñar, de construir. Que es capaz de enfrentar la criminalidad, la corrupción, la violencia. Van a ser los sitios de orgullo de cada municipio. Los Parques Educativos son la apuesta por las capacidades de nuestra gente”.

En esos nuevos espacios para la Educación en el Departamento se encuentra Formación de maestros y maestras a través de las Redes de matemáticas, lenguaje, TIC, Ciencias e inglés, se potencia  el movimiento juvenil de ciencia y tecnología a través de la estrategia de los clubes digitales, de lenguaje, ciencias y matemáticas; igualmente han crecido en ellos los clubes de emprendimiento e industrias creativas, es el nuevo escenario para la formación del SENA, son el centro vital de la estrategia de Jornada Unica,  para la apropiación digital y el desarrollo cultural de los Municipios. Es el nuevo espacio de encuentro de las comunidades, el nuevo referente educativo, tecnológico y cultural de los Municipios de Antioquia.

Los indicadores en ruta ascendente.

Luego de todas éstas acciones, de una mirada integral a la educación y sus indicadores, de movilizar a toda la comunidad educativa bajo un mismo objetivo, Antioquia comienza a mejorar en sus indicadores.  

Además del gran salto en indicadores de cobertura educativa y disminución de la deserción que se presentaron más adelante, en indicadores de Calidad se ve que en los últimos cuatro años Antioquia ubicó más jóvenes en los primeros 400 lugares de las pruebas Saber, pasando del 28% al 36%. El crecimiento de éste indicador entre el 2008 y 2011 (gobierno anterior) solo se incrementó en un 1%

En los colegios priorizados para la Ruta de Calidad, que sumaban 185 con menores logros, ya hoy 114 mejoran sus indicadores.

En lenguaje-Saber 3° para 2014, Antioquia presentó aumentos con respecto a 2013 en el porcentaje de estudiantes en nivel satisfactorio y avanzado y presentó disminución en el porcentaje de estudiantes en los niveles mínimo e insuficiente, lo que supone un escenario positivo en cada uno de los casos.

Al realizar una comparación entre los colegios que presentaron la prueba Saber 3º–2012 y Saber 5º–2014, se encuentra un grupo de colegios que presentaron bajos resultados en 2012 y cambiaron la tendencia en 2014, mejorando significativamente sus resultados.

En éste periodo se ubicaron más niños y jóvenes en los niveles satisfactorio y avanzado en las Pruebas Saber. Por ejemplo en las Pruebas Saber de 9°, se pasó del 51% al 56,% en éstos niveles en Lenguaje y en Matemáticas el cambio fue del 51% al 57,3%.

Al relacionar lo anterior con la tasa de efectividad de los programas de la Secretaría, se encuentra que hay dos programas que son especialmente efectivos y tienen buenos efectos en el rendimiento de los estudiantes: la Red Lenguaje y establecimientos educativos dotados–Escuela Nueva. También hay otros programas con buenos resultados, aunque no tan efectivos como los dos anteriores: Todos a Aprender, Asesoría y Asistencia Técnica – Educación Media (Ruta de la Calidad) y Red de Matemáticas.

Antioquia mejoró su posición en relación con los demás departamentos del país en Saber 11–2014, especialmente, mejoramos en matemáticas y por primera vez, los colegios oficiales superaron a los no oficiales en matemáticas, Saber 11-2014. Las pruebas de diferencias de medias verifican tanto los mejores resultados de las Instituciones educativas Oficiales como la reducción de la brecha o distancia en relación con las no oficiales, lo anterior se cumple tanto para las pruebas de matemáticas como las de lenguaje

En el nuevo índice de calidad educativa (ISCE) se logran visibilizar los resultados de forma más equitativa: en el caso del ISCE en primaria y bachillerato, se ven mejores resultados rurales dado que han avanzado más en aspectos como progreso y desempeño.  .

Finalmente, con todas éstas evidencias, Antioquia se encuentra en ruta ascendente de todos sus indicadores, realiza un salto cualitativo y cuantitativo en todo sus sistema educativo luego de un rezago histórico lamentable y se espera que los gobiernos actuales y futuros conserven esta nueva dinámica que ha asumido con gran responsabilidad las comunidades educativas de las Instituciones oficiales del Departamento.

 

Felipe Andrés Gil Barrera

Ex secretario de Educación de Medellín y Antioquia.