VOTO EN BLANCO

VOTO EN BLANCO

 

Sergio Fajardo

1.  Antecedentes. El 20 de diciembre de 2017 en la Plaza de Bolívar en Bogotá
presentamos la Coalición Colombia. Nos unimos la Alianza Verde liderada por
Claudia López, el Polo Democrático Alternativo liderado por Jorge Enrique
Robledo y el movimiento cívico Compromiso Ciudadano que yo lidero.
Después de arduas discusiones construimos un programa de gobierno,
presentamos unas listas al Congreso, una candidata a la Vicepresidencia y un
candidato a la Presidencia. A pesar de las diferencias que teníamos, y tenemos,
construimos un terreno político común para unir esfuerzos y trabajar juntos. En la
primera vuelta hicimos un esfuerzo extraordinario, con alegría y sin rencores, para
ganar un lugar en las segunda, pero a pesar de que avanzamos mucho la
ciudadanía escogió a Iván Duque y a Gustavo Petro para que definan quién va a
ser el presidente de Colombia.

2. La pregunta del momento. Hoy me preguntan que a quién van a apoyar las
4.589.695 personas que votaron por nosotros. Es importante entender bien cómo
entendemos y practicamos la política. Quienes votaron por nosotros son
ciudadanos libres, serenos, atentos, pensantes, críticos. No siguen simplemente
órdenes. Para nosotros el voto no es una obligación, es una convicción. Es un acto
de confianza que se refrenda libremente en cada elección. Creemos que la
confianza es el resultado de actuar coherente y consistentemente ante la
ciudadanía. Por eso dijimos y decimos que nadie debe estar donde no quiere
estar. Creemos en el valor de la palabra, en el respeto por las personas. Creemos
en el poder de la pedagogía para explicar y atraer a nuestros votantes. Estamos
convencidos de que la forma como se hace la campaña define la forma como se
gobierna.

3. Yo, Sergio Fajardo, voy a votar en blanco. En la campaña dije una y otra vez
que ni Duque ni Petro, y no lo hice como una artimaña estratégica. Lo dije porque
pienso que ninguno de los dos representa lo que nosotros queremos para
Colombia: un país unido en medio de las diferencias que lo enriquecen, un país
que le da la espalda a la política tradicional para poder luchar en serio contra la
corrupción, una sociedad que respeta los acuerdos de paz, una política que no
diga cualquier cosa con tal de ganar. Una política que hace de la educación el
motor de la transformación social y que escucha e incorpora a una nueva
generación de jóvenes como nunca antes la habíamos tenido: lúcida, crítica y
constructiva. Precisamente, porque no representan lo que queremos, es que
competimos con ellos. No he cambiado de opinión. Invito, eso sí, a todas esas
personas a votar y participar libremente. Así haremos en la Coalición Colombia.

4.  El paso siguiente. La Coalición permanecerá. Vamos a participar con toda la
fuerza en las elecciones del 2019. Es mi compromiso. Manteniéndonos en el
terreno que hemos construido con nuestro mensaje y nuestra forma de hacer
política vamos a ganar muchas alcaldías y gobernaciones. Muchos líderes han
crecido con nosotros y brillarán con luz propia. Sea quien sea presidente.
Seguiremos trabajando para que Colombia tenga la oportunidad de cambiar losgobiernos de siempre. No fue esta vez pero ya está cerca el momento. Y
lucharemos para que aprendamos a ser diferentes sin ser enemigos y siempre,
cuidaremos a Colombia.

Sergio Fajardo Valderrama

Jueves, 31 de Mayo de 2018