Etiqueta: Se puede

Poder de la decencia

Sergio Fajardo presentó su libro en México

 

Sergio Fajardo, los últimos dos años, fue profesor visitante distinguido de la Cátedra Latinoamericana de Ciudadanía del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (TEC), y para cerrar este ciclo presentó su libro El poder de la decencia, que ya suma tres ediciones.

En el conversatorio estuvo acompañado del decano de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del TEC, Arturo Sánchez, y fue el escenario ideal para realizar una radiografía de la actual situación política de Colombia y cómo ésta le abrió un escenario a la propuesta política que lidera.

El profesor Sánchez comienza la charla retando a Fajardo al preguntarle por qué el primer capítulo del libro habla de los privilegios que tuvo y de cómo esto lo hizo conciente de que las oportunidades de las personas no deben depender del lugar y las condiciones en las que nacen:

Luchar contra las injusticias es lo que más me motiva para realizar mi trabajo. En el libro reviso mi vida familiar y sé que crecí en un contexto de privilegio no sólo en lo social y lo económico, sino también en la relación con mi familia. Tuve una relación muy cercana con mi papá. Él me invitó siempre a volar, a no tener restricciones y me motivaba a tomar decisiones; y mi mamá, que era profundamente religiosa, era muy efervescente, con una energía poderosa. Ese primer capítulo es para explicar que cada uno tiene sus raíces y es gracias a eso que entendí que el origen social limitaba el rumbo de las personas. Por eso siempre fui consciente de la sociedad desigual donde vivimos”.  

Fajardo recordó esos primeros días cuando comenzó a recorrer las calles de Medellín entregando volantes, explicando a cada persona la propuestas que tenían con el grupo de amigos con los que comenzó en la política: “lo más importante siempre ha sido respetar los principios y escuchar a la gente”, dijo.

Además, recordó la importancia de llegar al poder sin deberle nada a nadie, sin pagar por un voto, porque son los medios los que justifican el fin.

“En el libro yo cuento el camino inusual que comenzamos en la política. Hemos recorrido un camino largo que comenzó con un cero por ciento en las encuestas y ya llevamos 18 años en él”.

Sergio Fajardo contó las dificultades que ha tenido con la clase política tradicional y cómo ha vivido momento emocionantes, como la Ola Verde, que hablan del estado de ánimo del país y los múltiples aprendizajes que ha tenido, algunos dolorosos.  

“Ahora en Colombia pasa algo extraordinario: ¡Ya todo el país está indignado con la corrupción! Ya no está indignado solo con los corruptos en las regiones, sino en todo el país. Hoy Colombia está con un malestar extraordinario. En esas encuestas donde se habla de felicidad los colombianos siempre estábamos de primeros y, de repente, Colombia está amarga”.

Fajardo también reconoce que es posible cambiar, abrir la puerta de las oportunidades. Se puede tener esperanza.  

“Nosotros vamos a cambiar, pero nos tenemos que reconciliar. Si no sanamos las heridas vamos a destruir el país. La historia de nuestro país nos muestra que cada vez que la política termina en esa polarización vuelve otro capítulo de la violencia y siempre terminamos en una guerra. Por eso es necesario conectar sectores, porque no es el momento de llegar a las trincheras, es necesario conectarlos a todos para poder avanzar. Debemos luchar contra la corrupción, de manera frontal y real y también nos debemos reconciliar y así le damos cabida a la educación, ciencia, tecnología, innovación, emprendimiento y la cultura para poder generar oportunidades y transformar la calidad de vida”

 

Prensa

Con decencia e inteligencia, ¡Se pudo!

Terminamos un año intenso de trabajo constante, comprometido y colectivo, con muy buenas noticias. No podríamos tener mejor cosecha.

Muchas cosas han pasado desde julio, cuando decidimos inscribir la candidatura por firmas: logramos consolidar la Coalición Colombia con Sergio Fajardo como candidato a la presidencia; recolectamos más de 980 mil firmas que entregamos a la Registraduría con una rendición de cuentas clara; el libro El poder de la decencia llegó a las librerías del país y las encuestas, que leemos con mesura y prudencia, son un retrato de la confianza que el país tiene en nosotros.

El camino recorrido hasta aquí es sólo el comienzo de nuestro sueño de transformar a Colombia, pero es también el resultado de 18 años con los principios intactos: los principios deben ir hasta el final.