2001-2003: Caer para levantarme

Foto-sergio-fajardo-en-campana-politica

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El 2001 fue difícil para mí. Tras haber perdido las elecciones para la alcaldía de Medellín en el 2000, estaba en un proceso de consolidación de un proyecto político que de todas maneras había alcanzado buena acogida, pues nuestra iniciativa independiente surgida apenas hace dos años obtuvo 60.000 votos.

El 2001 fue difícil para mí. Tras haber perdido las elecciones para la alcaldía de Medellín en el 2000, estaba en un proceso de consolidación de un proyecto político que de todas maneras había alcanzado buena acogida, pues nuestra iniciativa independiente surgida apenas hace dos años obtuvo 60.000 votos.

Fue en 2001 cuando me separé de mi esposa, lo que derivó en varios problemas familiares. Además, Ernesto Peña, un amigo médico y compañero del colegio, me revisó una mancha negra que tenía en la piel y me dijo que había que extirparla. Era un linfoma cutáneo de tipo B. Tuve que asistir a 20 sesiones de radioterapia en el hospital San Ignacio de Bogotá. 

Por la misma época, estaba pedaleando por la avenida Circunvalar y me estrellé contra el asfalto en plena bajada. Como el raspón fue una quemadura de primer grado y me lesioné el manguito rotador del hombro derecho, salí de las citas de radioterapia directo al fisioterapeuta. Sin embargo, me recuperé. 

Terminando el año, El Colombiano me ofreció el cargo de subdirector y tuve la excusa para devolverme a Medellín, pues estaba viviendo en Bogotá. Dejé el puesto a finales de 2002. Junto con Compromiso, tomamos aire para recorrer la ciudad de nuevo, con más recursos, rodeados del capital humano de ciudadanos que creyeron en nuestro proyecto político y nos dieron un empujón.

Poco a poco, de esquina en esquina, conectando a las personas una a una, arrancamos a explicar nuestra propuesta. Seguimos trabajando a nuestra manera, transparentes y coherentes, para conseguir la ansiada alcaldía de Medellín en 2003. El resto es historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola!
¡Hola! En qué podemos ayudarte?