Categorías
Noticias

Así fue la primera visita de la Coalición de la Esperanza a Barranquilla

La Coalición de la Esperanza estuvo por primera vez en Barranquilla este jueves 3 de junio con la presencia de cuatro de sus miembros: Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo y Juan Manuel Galán.

Fue una jornada que se desarrolló en la sede de la Universidad Reformada y el Colegio Americano, en donde sostuvieron varios encuentros. El primero de ellos con los medios de comunicación para hablar del Paro Nacional, los diálogos entre el Gobierno y el Comité Nacional del Paro y qué propone la Coalición para ganar en 2022.

Contenido relacionado: ‘Vamos a demostrar que tenemos la mejor propuesta para los jóvenes’: Fajardo en ÚltimaHoraCol

«Estos años han estado bajo el influjo de la política del expresidente Álvaro Uribe y ese capítulo se va a cerrar y queremos ser nosotros quienes empecemos a escribir las próximas páginas», señaló Fajardo a los medios de comunicación

También se reunieron con más de 50 jóvenes y líderes comunales de varios sectores de Barranquilla y municipios del departamento, jóvenes que han marchado y han alzado su voz de protesta por la falta de oportunidades que hoy afrontan.

Con ellos, Fajardo habló sobre la calidad de la educación en el Caribe, y específicamente hizo unas reflexiones sobre la Universidad del Atlántico.

La jornada finalizó con dos encuentros importantísimos, uno con líderes de opinión, académicos, profesoras y profesores, personas que trabajan en ONG, y el encuentro final fue con empresarios de micro, pequeñas y medianas empresas y emprendedores de Barranquilla quienes contaron de primera mano lo difícil que ha sido para ellos la pandemia y sus impactos económicos.

Contenido relacionado: Cali es símbolo de lo que vive Colombia y debe ser donde surja la solución

Categorías
Propuestas para Colombia

Medida anunciada por Duque es positiva pero insuficiente, la universidad pública debe ser gratuita para siempre

Se le hizo tarde a este gobierno para plantear y ejecutar soluciones estructurales para la educación superior.

Por la presión de los jóvenes hace un anuncio importante, pero es una medida de corto plazo. Colombia sigue sin una propuesta integral de educación.  

Estoy de acuerdo con @marialopezuribe: NO HAY CUPO PA´TANTA GENTE. Tenemos colapso en la oferta, no de demanda. ¿Cómo van a superar las universidades el problema de oferta? Esa es la gran pregunta.

La demanda por una mayor cobertura no se está resolviendo. De 2017 a 2019 la cobertura se estancó. Además, en el segundo semestre del 2020 cayó la matrícula en 11 %. Peores cifras están por verse.

Además hay que pararse en las realidades de los estratos más bajos. Vienen con una preparación deficiente y ahí ya se reducen las posibilidades de “pelear” por un cupo. Y muchos de los que pasan deben estudiar y trabajar para sostenerse. 

Contenido relacionado: Las 5 propuestas de Sergio Fajardo para fortalecer la educación en 2021

La matrícula gratuita para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 por un semestre es un avance en esta coyuntura. Creo además que una vez planteada la gratuidad, no se podrá volver al modelo anterior.

Es un avance, pero no sustituye una reforma estructural.

Varios pensamientos:

1) Hay que refinanciar las universidades para poder generar más cupos. El costo de un estudiante en una institución pública no es sólo lo que paga en la matrícula. 

2) Los ingresos por matrículas son 1,1 billones al año, de los cuales cerca de 700 mil millones son de estudiantes de estratos 1, 2 y 3. Hay que poner estos recursos y muchos más.

3) La anunciada reforma del Icetex trae soluciones incompletas. Los estudiantes de bajos y medios ingresos en las universidades privadas no han tenido soluciones estructurales o ayudas. 

4) El Sena juega un papel fundamental en materia de educación y formación para el trabajo, pero sigue teniendo problemas de politización. El Sena debe dejar de ser un aparato burocrático con urgencia.

5) Hay corrupción en varias instituciones de educación superior pública, como la Universidad del Pacífico, y no hay un plan serio para atacar el problema.

Por eso, la medida anunciada por Duque es positiva pero insuficiente. La universidad pública debe ser gratuita permanentemente y no por un único semestre.

Categorías
Noticias

Son muchas las voces indignadas que deben ser escuchadas: adelantemos un gran diálogo social

Es hora de un diálogo social amplio. Hay que escuchar a todos los sectores.

Por fin, el presidente Duque escuchó y retiró la reforma tributaria. Sin embargo, esto apenas comienza. El problema es profundo y complejo.

En primer lugar, hay que esclarecer los asesinatos ocurridos durante el paro, los abusos de autoridad y los actos vandálicos.

En segundo lugar, hay que adelantar el gran diálogo social amplio. Es una expresión que ya se ha escuchado antes y suena de cajón, pero este caso es único: son muchas las voces, muchas las organizaciones que están sufriendo, que están adoloridas, que están indignadas y tienen que ser escuchadas.

Únete a Sergio Fajardo

La solución no la encuentra el Presidente con un grupo de políticos en el Palacio de Nariño. Hay que escuchar con empatía, con respeto, con reconocimiento, con mucha paciencia y mucha generosidad para que logremos avanzar en la construcción de una propuesta de emergencia social que atienda las necesidades de tantas personas hoy en Colombia.

Contenido relacionado: Análisis de la reforma tributaria

Categorías
Noticias

Presidente Duque, retire la reforma tributaria ya

Las manifestaciones de hoy son una muestra clara de la inconformidad de los y las colombianas.

El gobierno está en la obligación de escuchar. Presidente Duque, retire la tributaria ya, aún está a tiempo de construir acuerdos con los distintos sectores sociales.

La protesta, rechazando los actos de vandalismo, es protesta, con cacerolas o en la calle. El descontento es real y no hay espacio para la sordera.

Convoque, sume opiniones diversas al diálogo y entienda la situación en la que está el país.

Sigo creyendo que el riesgo de aglomerarse es muy alto, pero esta es la realidad.

Por favor, cuídense en extremo, no usen la violencia, no destruyan que todos hemos construido con esfuerzo. Denle valor a la palabra.

Sergio Fajardo.

Lee también: ‘La reforma tributaria no va para ningún lado. Muy mal llevada por el gobierno’: Fajardo

Categorías
Noticias

‘La reforma tributaria no va para ningún lado. Muy mal llevada por el gobierno’: Fajardo

En entrevista con Caracol Radio, Fajardo contó cómo va la Coalición de la Esperanza, qué piensa de la situación actual de Medellín, y reiteró su apreciación sobre lo equivocada que es la reforma tributaria.

«Esa reforma no va para ninguna parte y no sabemos en qué va terminar en el Congreso», dijo.

«Eso se veía venir desde cómo el gobierno empezó a presentarla. Lo más caricaturesco fue la visita de los hijos de Uribe a Presidencia a dar sus sugerencias», añadió.

«Todo muy mal llevado. Colombia necesita recursos, pero no es serio como tramitan este proceso», puntualizó.

Añadió, respecto a la reforma, que «es un procedimiento muy mal hecho. Hemos visto que nadie quiere la reforma tributaria. No sabemos qué va a salir.

Debe replantearse el recaudo de recursos para ayudar a cerca del 50 % de los colombianos, que actualmente son pobres.

La clase media se ha deteriorado. El declive social de la sociedad colombiana es gigantesco.

Hay que entender la naturaleza del desempleo que enfrenta Colombia, asociado con una falla profunda en el desarrollo profundo de nuestro país.

El Gobierno va mal con la reforma. Sigue equivocado», concluyó.

Lee también: ‘En la Coalición de la Esperanza no hay una persona que dice lo que toca hacer, somos un equipo’: Fajardo

Categorías
Noticias

‘Quintero está causando un retroceso en Medellín’: Fajardo

En entrevista con Caracol Radio, Fajardo contó qué piensa de la situación actual de Empresas Públicas de Medellín. También contó su opinión sobre la gestión de Daniel Quintero como alcalde de la ciudad.

Sobre la confrontación política que se vive actualmente en Medellín, Fajardo sostuvo: 

“En Medellín y en Antioquia debemos hacer una reflexión sobre la ausencia de liderazgos políticos. Daniel Quintero supo leer ese vacío y la insatisfacción de las personas en Medellín y ganó legítimamente.

Pero eso no cambia que esté gobernando con mentiras y con los políticos de siempre para llevar a Medellín al retroceso«.

“Quintero está cumpliendo su promesa de campaña de acabar de manera sistemática con el orden y las relaciones en Medellín porque él representaba otro mundo, una nueva Medellín.

Sin embargo, no se entiende hoy cuál es el modelo de ciudad que propone como reemplazo”, dijo Fajardo.

«Se ha visto hasta ahora la forma cómo viene a destruir y con quiénes lo está haciendo, que eran quienes estaban escondidos en época de elecciones, que ya están en todos los puestos».

El ejemplo de EPM es bien significativo: 4 gerentes y 2 juntas en tan poco tiempo, un daño significativo el que le hace a la empresa», dijo. 

Recordó que la última vez que la ciudad había visto algo así fue en 2003, cuando Luis Pérez fue alcalde, que tuvo tres gerentes de EPM.

Señaló que “nosotros llegamos a Medellín después de ese gobierno a cuidar EPM. Fuimos la ruptura con la política tradicional, el punto de inflexión que cambió a Medellín”. 

“Transformamos la ciudad y lo digo con mucho orgullo. Le dimos transparencia a los recursos públicos. Hicimos las intervenciones que le dieron a Medellín un lugar diferente en el mundo.

Le dimos transparencia a los recursos públicos, hicimos las intervenciones que le dieron a Medellín un lugar diferente en el mundo.”

Reiteró Fajardo su crítica al alcalde de la capital antioqueña: “Ya vemos que no está construyendo nada. Quintero está causando un retroceso a Medellín, que tanto necesita que la cuiden”.

Lee también: ‘En la Coalición de la Esperanza no hay una persona que dice lo que toca hacer, somos un equipo’: Fajardo

Categorías
Noticias

‘En la Coalición de la Esperanza no hay una persona que dice lo que toca hacer, somos un equipo’: Fajardo

En entrevista con Caracol Radio, Fajardo contó cómo va la Coalición de la Esperanza, qué piensa de la situación actual de Medellín, la alcaldía de Daniel Quintero en esa ciudad y cómo van sus aspiraciones en política y su intención de ser presidente de Colombia.

«Nosotros vamos con la Coalición de la Esperanza, que es la que estamos construyendo. Hemos dedicado una gran cantidad de tiempo, hemos discutido y trabajado con todos sus miembros. Ahí nos encontramos personas que representamos partidos, movimientos y experiencias distintas.

Acá no hay una persona que dice lo que se va hacer. Pongo un ejemplo: Ángela María Robledo fue la candidata a la vicepresidencia de Gustavo Petro con quien nos enfrentamos en 2018. Pensamos diferente en muchas cosas, pero estamos construyendo de manera conjunta una equipo por fuera de los extremos.

Yo le tengo una fe muy grande a esta Coalición, va ser algo muy importante para Colombia y de ahí saldrá quién gobernará al país a partir de 2022″, aseguró.

Añadió que en unas semanas estarán haciendo anuncios importantes alrededor de los principios éticos, bases programáticas y proceso de elección de candidato presidencial e iniciarán giras por todo el país para llegar a una consulta interpartidista en marzo de 2022.

«La persona que gane debe contar con el apoyo de todos los miembros de la Coalición y será un gobierno donde participarán todos

«La persona que gane debe contar con el apoyo de todos los miembros de la Coalición y será un gobierno donde participarán todos». Fajardo también señaló que están en conversaciones con más personas y movimientos para que así la Coalición de la Esperanza crezca.

«En la política y en las redes, no hay que dejarse atrapar de discusiones que no tienen ningún sentido. Si se empieza a responder a todas las mentiras, se queda atrapado,» sostuvo al ser preguntado por ataques que ha recibido de otros políticos.

«Yo tengo un norte claro, y no me dejo distraer. No miro para los lados. Yo no me preocupo por candidatos o hijos de expresidentes tratando de llamar la atención atacando. Yo me preocupo por la Coalición de la Esperanza», concluyó.

Categorías
Noticias

No me preocupa Tomás Uribe, me preocupa la Coalición de la Esperanza

En entrevista con Caracol Radio, Fajardo contó cómo va la Coalición de la Esperanza, qué piensa de la situación actual de Empresas Públicas de Medellín, la alcaldía de Daniel Quintero en esa ciudad y cómo van sus aspiraciones en política y su intención de ser presidente de Colombia.

Fajardo dijo que no le preocupaba una eventual candidatura del hijo de Álvaro Uribe a la presidencia. «No me preocupo por eso, yo conozco a Tomás y ellos deciden quién los va a representar, me preocupo por la Coalición de la Esperanza.”

Dijo que en 2010 se enfrentó con Juan Manuel Santos, quien era el candidato de Uribe. Aseguró que en términos políticos no ha tenido nada que ver con Juan Manuel Santos.

Asimismo, contó qué piensa de la situación que atraviesa Empresas Públicas de Medellín (EPM) y la Alcaldía de Daniel Quintero en Medellín, quien según él llegó a entorpecer la gobernabilidad de Medellín.

Asimismo, respecto a la Coalición de la Esperanza, comentó que se ha reunido con personas de diversos matices políticos, como por ejemplo Ángela María Robledo.

Escucha la entrevista completa.

Categorías
Pregúntele a Fajardo

Día del Idioma: ¿Qué libros está leyendo Fajardo?

Al igual que la bicicleta, los libros son un elemento fundamental en mi vida.

Siempre he intentado transmitir a mis hijos el amor por los libros.

En este momento estoy leyendo un par de libros. Uno es Magdalena: River of Dreams, de Wade Davis.

Es una historia de Colombia extraordinaria contada alrededor del Río Magdalena.

Recuerdo que desde pequeño estudiábamos la geografía de Colombia y mirábamos los ríos. Durante mi ejercicio político, cada que puedo siempre que conozco un lugar pido que me lleven a un río representativo.

Me llamaba la atención particularmente el río Magdalena, que es el río de la patria.

Siempre tuve la curiosidad de ir al Macizo Colombiano, donde nacen los ríos Magdalena, Cauca y Patía. En este libro lo describen muy bien.

Otro es un libro que tenía en la mente, Los ejércitos de Evelio Rosero. Extraordinaria novela narrada a partir de un relato propio del conflicto armado colombiano.

Lee también: ¿Qué libros lee Sergio Fajardo?

Categorías
Noticias

Día de la Tierra: ¿Por qué son tan importantes los páramos? Conoce datos clave de una de nuestras principales riquezas naturales

¿Por qué son importantes los páramos?

Los páramos son vitales por muchas razones. Una de las más importantes es que son fábricas de agua.

Los frailejones, musgos y otras plantas actúan como “esponjas” que atrapan las lluvias, la humedad del aire y la neblina y luego la liberan de forma regulada. 

Los nacimientos de los principales ríos del país están en zonas de páramo y así el 70 % del agua que consumimos en nuestro país viene de ellos.

Para la mitigación del cambio climático, los páramos son esenciales ya que capturan y fijan el carbono atmosférico. 

Los páramos albergan miles especies de plantas, cientos de mamíferos, aves, anfibios, entre otros. Algunas de las especies incluyen: águilas, dantas, cóndores, pumas, zorros, osos de anteojos, venados, frailejones, entre otras.

¿Cuántos páramos hay en Colombia? 

Según el Instituto Humboldt, Colombia tiene 36 complejos de páramos. Boyacá presenta la mayor extensión de páramos en el país. Le siguen en extensión los departamentos de Cundinamarca, Santander, Cauca, Tolima, y Nariño.

En Colombia, se encuentra el 50 % de todos los páramos del mundo

¿Cuál es el páramo más alto de Colombia?

El páramo de Sumapaz cerca de Bogotá es considerado el más grande del mundo. Tiene una extensión de 333.420 hectáreas, pero menos de la mitad está protegida por Parques Nacionales Naturales.

¿Los páramos están en riesgo en Colombia?

Los páramos, a pesar de ser ecosistemas esenciales para la vida de muchas especies incluidos los seres humanos, se encuentran bajo unas fuertes presiones de transformación

Los páramos han sido afectados de manera muy significativa por la agricultura intensiva, la ganadería extensiva, la minería y por múltiples transformaciones por infraestructura

Contenido relacionado: La reforma tributaria del Gobierno es equivocada

Categorías
Pregúntele a Fajardo

‘El IVA a servicios públicos golpea a buena parte de la clase media’: Fajardo

En la tercera edición de Pregúntele a Fajardo, este reiteró que la reforma tributaria está equivocada en varios aspectos.

«Es la tercera reforma tributaria que tenemos en este gobierno. La anterior generó una cantidad de exenciones que se tienen que recortar porque abrieron un gran hueco fiscal», explicó.

«En Colombia tenemos un desempleo de cerca del 17 %. En el marco de esta pandemia hemos tenido un retroceso social de 10 años para muchas personas», añadió.

«Un buen grupo de una clase media ha hecho un esfuerzo extraordinario por educarse y avanzar hoy es vulnerable.

En Colombia, las desigualdades sociales no cambian tras recaudar más impuestos. Eso significa que hay un problema muy grande en nuestro sistema tributario», concluyó.

«Esta reforma tributaria tiene unas condiciones que afectan directamente a la clase media, por ejemplo el hecho de que paguen renta personas que ganan $2.500.000 o más cada mes», dijo Fajardo.

«El IVA, que pagamos cuando compramos algún tipo de producto, ahora se lo están cargando a los servicios públicos para los estratos 4, 5 y 6, donde hay una muy buena parte de la clase media en Colombia.

Ese IVA es un impuesto por la puerta de atrás. Es decir que una cantidad de productos que antes no tenían IVA ahora sí lo van a tener».

Por último, se refirió a la devolución del IVA a los sectores más pobres.

«Esa devolución es de $35.000 mensuales para un millón de hogares. Proponemos que ese IVA se devuelva a cinco millones de hogares, es decir, alrededor de 20 millones de personas que están pasando necesidades en este momento», concluyó.

Contenido relacionado: La reforma tributaria del Gobierno es equivocada

Categorías
Pregúntele a Fajardo

‘Gobierno demuestra una desconexión con las necesidades del país’: Fajardo

En la tercera edición de Pregúntele a Fajardo, comentó que el hecho de que el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla no conozca el precio de una docena de huevos revela una desconexión con las necesidades de tantas personas en Colombia.

«El Ministro de Hacienda es la persona que conduce la presentación de la reforma y de presentarla en el Congreso. Para lograr eso, conocer elementos básicos de la vida de las personas es fundamental.

En el ingreso solidario se le entrega a una familia de cuatro personas alrededor de 168 mil pesos.

Con eso estamos muy lejos de superar una línea infame que tenemos como sociedad, la línea de pobreza extrema.

Hay que apuntar, como propusimos el año pasado, a que se llegue a cerca de 550 mil pesos de ingreso básico para esa familia, luego de ajustes de gastos y focalización y una estrategia seria de reactivación con empleo.

Eso implica entender la cantidad de dificultades que vive un montón de personas en el país. Se estima que la pobreza está afectando al 40 por ciento de los colombianos por los efectos de la crisis.

El ingreso básico para los más pobres es un salvamento en medio de la crisis y un soporte que les ayuda a los pobres a acceder de manera efectiva a las oportunidades sociales de educación y salud, claves para su bienestar de largo plazo.

Hemos sido enfáticos en que los componentes del gasto social en educación y salud deben ser fortalecidos», concluyó.

Contenido relacionado: La reforma tributaria del Gobierno es equivocada

Categorías
Noticias

La reforma tributaria del Gobierno es equivocada

Por: Sergio Fajardo

El Gobierno presentó su tercera propuesta de reforma tributaria, esta vez en medio de la crisis económica que vive el país. La justifica como necesaria para la estabilidad fiscal y del gasto social. El déficit fiscal del año 2020 ascendió a cerca de 8 % del PIB (95 billones de pesos). Aunque reconocemos ideas que pueden ir en la dirección correcta, la reforma del Gobierno, que acaba de presentar al Congreso, tiene fallas fundamentales en su diagnóstico, su diseño y su visión.

1. Lo que olvidaron mencionar:

i) Intentará cubrir un hueco fiscal que ayudó a abrir con su propia reforma pasada con exenciones ineficientes.


ii) A pesar de contar con un fondo para atender la emergencia económica (Fome), solo comprometió el 56 % de los 40,5 billones de pesos disponibles.


iii) Buscan ajustar sus cuentas de aquí al 2022, sin dejar un plan sostenible de reactivación económica con desarrollo social.

2. Reconocemos ideas

Algunos elementos de la reforma van en la dirección correcta, incluso las propusimos antes: un ingreso básico para los pobres, ampliar los recursos para cubrir la matrícula de los estudiantes en condición de vulnerabilidad, apoyo a las Mipymes, el impuesto a la riqueza o mayores impuestos a los dividendos.

3. Se equivocan en no reconocer la afectación que vive la clase media

En los próximos años, aún sin un plan claro de reactivación económica, colombianos que ganan 2,5 millones de pesos mensuales tendrían que pagar un impuesto de renta que se sumaría a los pagos de otros impuestos, como el IVA. No olvidemos que muchos colombianos están sufriendo las condiciones del desempleo y la informalidad con trabajos e ingresos inestables, incluso estando en la clase media. No estamos de acuerdo tampoco con el IVA a los servicios públicos de los estratos 4, 5 y 6. No es el momento para este tipo de reformas.

4. Más equivocaciones con el IVA

La reforma trae un aumento del IVA por la puerta de atrás, mediante la eliminación de la devolución del impuesto asociada a ciertos productos (carnes, queso, huevos), y viene con la ampliación de la lista de productos gravados (computadores, tabletas y celulares). Esto afectará el precio que pagan los colombianos, se afectará su capacidad de compra, y disminuirá la cantidad de los bienes y servicios a los que acceden.

El Gobierno promete fortalecer la devolución del IVA (llegando a 4,7 millones de familias pobres). Eso en principio es positivo, pero sabemos que en el 2020 esta llegó solo a un millón de familias (con una suma de 37.500 pesos mensuales). Preocupa que mientras el componente social es prometido el de los impuestos sí es efectivo.

5. Preocupación por el sector agrícola

La eliminación de la devolución del impuesto en las cadenas de producción (fertilizantes, concentrados y otros insumos) pone nuevos retos a los productores agrícolas golpeados por la crisis y riesgos adicionales de competencia con las importaciones de alimentos. Obstáculos para la reactivación y amenazas para la seguridad alimentaria del país.

Contenido relacionado: La forma en que el Gobierno ha discutido la reforma tributaria ha generado más desconfianza

6. Ingreso básico para los más pobres debe ser más alto

La reforma propone un ingreso solidario que llegaría a 168 mil pesos mensuales para una familia pobre de 4 personas. Hay que apuntar, como propusimos el año pasado, a que se llegue a cerca de 550 mil pesos de ingreso básico para esa familia, luego de ajustes de gastos y focalización y una estrategia seria de reactivación con empleo.

Se estima que la pobreza está afectando al 40 % de los colombianos por los efectos de la crisis. El ingreso básico para los más pobres es un salvamento en medio de la crisis y un soporte que les ayuda a los pobres a acceder de manera efectiva a las oportunidades sociales de educación y salud, claves para su bienestar de largo plazo. Hemos sido enfáticos en que los componentes del gasto social en educación y salud deben ser fortalecidos.

7. Hay propuestas que fueron ignoradas

Deberían arrancar mejor con la eliminación de todas las exenciones inefectivas, no orientadas a la generación directa de empleo, entre ellas las creadas para la poco transparente Economía Naranja, y los beneficios a las zonas francas. Y deberían asumir su responsabilidad sobre los pocos avances en la modernización tributaria: se estima que la evasión del impuesto de renta supera los 50 billones de pesos (más de dos veces lo que se busca recaudar con la nueva reforma).

Contenido relacionado: La reforma tributaria y la lucha contra la corrupción marcarán el rumbo de Colombia

8. Estos son nuestras propuestas para avanzar

Teniendo en cuenta el principio de progresividad y que, a pesar de las pérdidas sociales generalizadas, ha habido ganadores en medio de la crisis que pueden contribuir de manera solidaria, nosotros proponemos:

1) Un impuesto sobre las variaciones positivas de las utilidades en 2020 (independientemente del sector o actividad)

2) Que el impuesto al patrimonio inicie para patrimonios superiores a 1.000 millones de pesos (con vivienda exenta), con tasas marginales hasta de 2 % para los patrimonios superiores a 10 mil millones de pesos.

No deben postergarse los ajustes estructurales de la política fiscal, tanto en impuestos como en gasto, para corregir las fuertes desigualdades del país. El Gobierno se está equivocando al no poner la reactivación económica con desarrollo social, con programas ambiciosos de generación de empleo, como la estrategia central para hacerle frente a la crisis.

Categorías
Noticias

La forma en que el Gobierno ha discutido la reforma tributaria ha generado más desconfianza

En entrevista con Latinísimo TV, Fajardo afirmó que el Gobierno Nacional no ha tenido un manejo serio de la discusión sobre la reforma tributaria en curso.

«Un día sale un funcionario del Gobierno y dice una cosa sobre la tributaria. Luego sale un viceministro y dice cómo ser la reforma. Luego el Presidente sale a contradecirlo.

Esto no es serio, no inspira confianza. Ese tanteo, esa forma de discutir públicamente una cosa u otra genera más desconfianza.

Únete a los voluntarios
Difunde nuestras propuestas, únete a nuestros voluntarios. Llena el formulario haciendo clic en la imagen.

La parte más caricaturesca fue la semana pasada cuando los hijos del expresidente Álvaro Uribe fueron a hablar con el presidente Duque y funcionarios del Gobierno dicen que lo hacen en calidad de ciudadanos preocupados.

Le quitan seriedad y rigor a la propuesta. En este momento no sabemos en qué están trabajando, qué están cambiando.

Reitero que eso es falta de seriedad y produce más desconfianza».

Lee también: ‘Duque dijo que bajaría los impuestos en campaña y no lo cumplió’: Sergio Fajardo

Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

Esta es la postura de Fajardo sobre la legalización de drogas y regulación del aborto

En entrevista con Última Hora Colombia, Cristina Amórtegui le preguntó a Sergio Fajardo por dos temas polémicos acerca de libertades individuales: la legalización de las drogas y el aborto, más allá de las tres causales reguladas por la ley colombiana.

¿Qué piensa sobre la legalización del aborto no solo en las tres causales permitidas hoy sino totalmente?

Tengo claridad acerca del derecho de las mujeres de decidir sobre su propio cuerpo. Yo creo en eso. Ahora, esta discusión es política y pública que se tiene que dar en Colombia. 

¿Cuál es su postura acerca de la legalización de la marihuana?

A mí me parece bien. Ahora, yo entiendo que eso tiene que pasar por etapas y tenemos que ir avanzando en Colombia.

En el departamento del Cauca hay una cantidad de sembrados de marihuana y cuando se habla de sustitución de cultivos hay que pensar cultivar esa marihuana creando las condiciones ideales para hacerlo.

Estoy de acuerdo, creo en la legalización de las drogas como un camino, pero tiene que pasar por varias etapas.

Categorías
Propuestas para Colombia

8 claves para volver a la educación presencial

Por: Sergio Fajardo y el equipo programático de educación

Estamos ante una tragedia educativa nacional, y es poco lo que se está haciendo para evitarla. En marzo del 2020 más de 10 millones niños, niñas y jóvenes estudiantes de Colombia dejaron de asistir a clases presenciales.

13 meses después el efecto es devastador: el 92 % de los estudiantes de los colegios oficiales no asisten a clases de manera presencial. Se estima que la deserción escolar puede superar un millón de estudiantes en la educación inicial, básica y media.

En particular, se calcula que aumentará más del 50 % en las poblaciones más vulnerables.

Por ejemplo, según el Dane, en el pasado mes de febrero en ciudades como Riohacha, la deserción en educación básica fue del 23,5 %. La Asociación Colombiana de Universidades calcula que en el segundo semestre del año pasado la matrícula en educación superior cayó 11,3 %. Esto corresponde a casi 300.000 estudiantes

Las profundas desigualdades, ya presentes en nuestro sistema educativo, se han ahondado.

El Laboratorio de Economía de la Educación (LEE)  de la Universidad Javeriana menciona que el 63 % de los estudiantes de educación media del sector oficial no tiene computador ni internet en la casa. Esto imposibilita el aprendizaje remoto.

En agosto del 2020, de acuerdo con la Gran encuesta integrada de hogares (GEIH) y los cálculos de LEE, el 89 % de los estudiantes de nivel socioeconómico alto reportaron haber continuado con sus clases mientras que tan solo el 23 % de los estudiantes de nivel socioeconómico más bajo reportaron dicha continuidad.

Respecto a las pruebas Saber 11 del 2020 se incrementaron las brechas entre los colegios públicos y privados.

Abadía, Gómez y Cifuentes  (2021) analizan que los resultados en las pruebas Saber 11 del 2019 presentaban una brecha de 24 puntos entre colegios públicos y privados y que esta brecha aumentó a 29,5 puntos en el 2020. Los consecuencias serán difíciles de revertir y cada día de inacción empeora el contexto.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

La inmensa mayoría de maestras y maestros del país han hecho un esfuerzo extraordinario para atender a sus estudiantes.

Esfuerzos que van desde tener que  adaptar al formato virtual una gran cantidad de temáticas y procesos pedagógicos que fueron diseñados para la escolaridad presencial, hasta tener que -con recursos propios- ayudar a las familias de estudiantes que no tienen el dinero para pagar datos de internet o conseguir material educativo. 

Según el Instituto Colombiano de Neurociencias, el 88 % de los niños y las niñas han sufrido efectos en su salud mental a causa de los aislamientos.

Las consecuencias negativas son incalculables. Esta situación tiene un alto riesgo de propiciar procesos que descomponen el tejido social.

La actuación del gobierno nacional ha sido muy pobre. En muchos países el retorno a clases es una prioridad nacional.

En Colombia estamos rezagados, con un liderazgo resignado, pasivo, que no aprende de otras experiencias, foráneas y nacionales, sin disposición a convocar a las comunidades para trabajar en conjunto y a desplegar todo tipo de iniciativas y recursos para construir una ruta de retorno a la enseñanza presencial.

En una emergencia como la que vivimos, de seguir como vamos y en lugar de aprovechar esta pandemia para mostrarle, por fin, al país la urgencia de hacer de la educación un gran proyecto nacional, vamos a terminar con una imagen más deteriorada de la comunidad educativa y con impactos negativos de gran calado.

Necesitamos que la educación sea valorada como una prioridad nacional y que las acciones gubernamentales se correspondan con la magnitud y la urgencia del problema

Por el momento, y frente a la crítica necesidad de volver a clases presenciales y empezar a recuperar lo perdido, proponemos: 

  1. Algo que hemos insistido desde hace meses, es necesario priorizar a los maestros y maestras para que hagan parte del segundo grupo de vacunación.
     
  2. Reconocer la gran contribución de las maestras y maestros al país. No es tarde para convocar a Fecode, y en general a todas las maestras y los maestros, a trabajar colectivamente, departamento por departamento, municipio por municipio, escuela por escuela, a ser parte de la solución de este reto gigantesco que tenemos como sociedad. En muchos lugares esto ya está sucediendo.
  3. Aumentar los recursos para hacer adecuaciones y dotaciones en los colegios, con mayores giros directos a estas instituciones, que sean supervisados por los padres de familia y el Consejo Directivo de cada colegio.
  4. Acelerar el proceso de apertura gradual de los colegios con todas las medidas y protocolos para el  cuidado de toda la comunidad educativa.
  5. Iniciar una búsqueda activa de niños, niñas y jóvenes que han desertado. El Ministerio de Educación reportó en octubre del 2020 que 102.880 estudiantes desertaron y muchos otros han dejado paulatinamente de asistir a las actividades virtuales. Necesitamos recuperar a estos estudiantes ya.
  6. Desarrollar un plan de recuperación del aprendizaje y el bienestar emocional. Este será un plan para los siguientes años que compense los efectos negativos en el desarrollo de los niños, a través herramientas de evaluación de los niveles de aprendizaje, tutorías a los estudiantes rezagados, inversiones en dotación tecnológica y conectividad, formación a los docentes, adaptaciones curriculares, adecuación de los calendarios académicos y más acceso a la financiación, especialmente, en la educación superior.
     
  7. Diseñar y adoptar currículos y métodos de enseñanza que permitan a las instituciones, a las maestras y maestros y a toda la comunidad educativa estar preparados para posibles cierres, procesos alternancia y presencialidad de acuerdo a cada región. La base de esto deben ser estudios de contexto que incluyan, por ejemplo, información sobre demografías en los colegios y condiciones de contagio locales.
     
  8. Aumentar la transparencia en el acceso a la información. Se debe saber con total precisión y prontitud cuántas personas han desertado, cuántos estudiantes están efectivamente asistiendo a clases presenciales o en alternancia, cuáles son los impactos en el aprendizaje, cuántos colegios están efectivamente listos para la alternancia y cuáles no, incluida la adecuación del modelo pedagógico para tener clases presenciales y a distancia, y cuál es el monitoreo del regreso a las clases.
Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

‘De parte mía nunca habrá incitación a la rabia ni al miedo’: Fajardo

En entrevista con El País de Cali, Sergio Fajardo contestó sobre la imputación de cargos anunciada por la Fiscalía General de la Nación y contó cómo va la Coalición de la Esperanza.

Fajardo aseguró que se enteró por los medios de comunicación de la decisión de la Fiscalía y que trata de entender los motivos de esta acusación.

“Hice el propósito en la vida de no dejarme atrapar en la idea de que la justicia en Colombia actúa con intereses políticos», dijo.

«Hice un esfuerzo muy grande de ser respetuoso con las instituciones, de respetar y responder por todas y cada una de mis actuaciones”, señaló.

Sobre si ve esta decisión judicial como una “talanquera” a su campaña presidencial, Fajardo se mantuvo en su posición de creer en la transparencia de la justicia colombiana y dice sentirse “tranquilo” y con serenidad.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

“Si quiero conducir a Colombia dentro de la coalición que estamos construyendo y llego a ser el escogido, tengo que dar ejemplo y no voy a ampliar las heridas. Le voy a apostar a la esperanza, la decencia, la inteligencia y el respeto”, apuntó.

El exgobernador de Antioquia también afirmó preocupación hacia la desconfianza de la ciudadanía frente a las instituciones del país.

“Es una calamidad porque cada que hay una actuación de un organismo de control o una decisión en justicia, siempre se piensa: ¿qué hay detrás?¿A quién sirven?¿A quién piensan atacar?¿De quién son estas personas?”.

Finalmente destacó que no quiere ser parte de la polarización en Colombia y le dio un mensaje al país en ese sentido.

“Quiero ser parte del cambio para construir, para avanzar, y eso se llama esperanza. De parte mía nunca habrá ninguna incitación a la rabia ni al miedo en Colombia”, concluyó.

Lee también: ‘Mi riqueza más grande es la confianza y por eso intentan destruirla’: Fajardo

Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

Mi riqueza más grande es la confianza y por eso intentan destruirla

En entrevista con Proclama del Cauca y Valle, Fajardo se pronunció frente a lo sucedido tras el comunicado de la Fiscalía General de la Nación sobre el préstamo de sustitución de deuda del que estuvo a cargo cuando era gobernador de Antioquia en 2013.

«Soy consciente de lo que estoy enfrentando, de mis principios y de mi forma de actuar. Sé el tamaño de los monstruos que estoy enfrentando, pero yo respondo por todo eso», dijo Fajardo.

«Las denuncias en mi contra vienen del mismo grupo político. Ellos dicen cosas para tratar de sembrar dudas en la gente, pero la riqueza más grande que tengo es la confianza y por eso intentan destruirla», añadió.

También se refirió a la delicada situación de orden público en Santander de Quilichao, el departamento del Cauca y el país en general.

«El 8 de abril ocurrió una masacre en Santander de Quilichao. Además, en el territorio han asesinado a varios líderes sociales. El Cauca sufre permanentemente, al igual que Nariño, la Costa Pacífica, Buenaventura, Urabá, el Bajo Cauca y el Catatumbo».

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

«Tenemos que construir un país donde podamos vivir en paz. Que la gente tenga una seguridad básica para hacer las cosas. Por eso no podemos incitar a la violencia en un país con tantas heridas», añadió Fajardo.

También se refirió a los matices del oficio político. «La política tiene unas partes horribles, sucias, un mundo que es perverso», dijo.

Por el contrario, dijo que la política tiene una cara amable, como el contacto con las comunidades.

«Cuando uno gobierna y ve las cosas que puede hacer para transformar la vida de tantas personas en este país agobiado por la desigualdad en tantos espacios es una satisfacción muy grande», añadió.

Asimismo, se refirió a la urgencia de implementar el acuerdo de paz en el Cauca.

«Tenemos recuperar el tiempo perdido. El Acuerdo de Paz tiene sentido en el Cauca y en muchas partes de Colombia. Lo que se había prometido lo tenemos que cumplir», dijo al respecto.

«Hay un costo alto, los avances se han demorado. Las cosas no resuelven con consejos de seguridad», añadió.

«Hay unas raíces profundas de descontento de parte de la población afro e indígena en el Cauca. Por eso hay que cumplir con lo que se había dicho en el acuerdo, para transformar las condiciones», concluyó.

Lee también: ‘Estoy esperando la imputación para demostrar que actué de manera correcta’: Fajardo

Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

‘Estoy esperando la imputación para demostrar que actué de manera correcta’: Fajardo

En entrevista con el periódico La Vanguardia de Santander, Fajardo expresó que no cree que el comunicado de la Fiscalía General de la Nación esté relacionado con una persecución política.

Dijo que no cuenta con los detalles del proceso ni detalle de la audiencia. Sin embargo, está preparado para defender su inocencia frente a la imputación.

El 31 de marzo, la Fiscalía anunció que llamará a imputación de cargos a Fajardo por las presuntas irregularidades en un crédito que él asumió cuando era Gobernador de Antioquia. 

Según la imputación de la Fiscalía, esas irregularidades le habrían causado un daño patrimonial a ese Departamento por no contemplar la tasa de cambio futura.

“Tengo una responsabilidad pública, he vivido bajo el principio de que quienes gobernamos, somos educadores de la sociedad”, dijo Fajardo a Vanguardia.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

“Como quien tiene una responsabilidad pública, intento no pensar en que lo que sucede es persecución política, aunque me cuesta trabajo”, añadió.

“Agradezco y escucho las manifestaciones de apoyo. Sin embargo, mi propósito es responder por mis actuaciones, pedir un juicio con transparencia y con garantías a lo que tengo derecho y cualquier persona que pasa por la justicia en Colombia”, concluyó frente al tema.

Finalmente, Fajardo dejó la consigna de que en 2022 Colombia cambiará de manera significativa.

“La tarea es recuperar la confianza en quienes toman las decisiones más importantes, que son quienes a su vez tienen las responsabilidades más grandes de la sociedad”, dijo Fajardo.

Además, finalizó diciendo que espera la fecha de imputación y el detalle del proceso para poder responder y aclarar que actuó de manera correcta.
Lee la entrevista completa.

Lee también: ‘En Colombia se saca a la gente de la vida pública empapelándola’: Fajardo

Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

‘En Colombia se saca a la gente de la vida pública empapelándola’: Fajardo

En entrevista con La Voz de Yopal, Fajardo explicó en qué consiste la imputación que hizo la Fiscalía General de la Nación en su contra y qué sigue en adelante.

Fajardo explicó que en este país hay dos formas de sacar a la gente de la carrera política y la vida pública: asesinándola o empapelándola y poniéndole trabas jurídicas.

Además, según Fajardo, en el país hay una desconfianza muy grande frente a las instituciones.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

«Cada que hay una manifestación de un organismo de control la gente se pregunta qué hay detrás de esa decisión, a quién quieren favorecer o a quién quieren hacer daño», dijo.

«Si es imposible confiar en quienes tienen las responsabilidades más grandes, eso genera un malestar ciudadano profundo como el que hay hoy en Colombia», añadió.

Solicitó al Fiscal que hiciera la acusación donde corresponde para que él pudiera responder, como ha hecho siempre.

Respecto al Casanare, instó a la ciudadanía a hacer veeduría de los procesos públicos de su departamento, en particular en lo que tiene que ver con el tema de asignación de regalías a los municipios.

Lee también: Distintos sectores rechazaron la decisión de la Fiscalía de imputar a Fajardo

Categorías
Entrevistas en regiones Noticias

¿La imputación de la Fiscalía General de la Nación fue un favor político?

Es una suposición traída de los cabellos pensar que la imputación de la Fiscalía General de la Nación fue para generar simpatía a la ciudadanía frente a una supuesta injusticia en mi contra.

En este mundo político se dicen muchas cosas en medio de la confrontación.

Creo que en ese marco debería haber unos elementos mínimos de respeto, seriedad y verdad.

No creo en que todo lo que aparece o se dice en redes sociales es válido.
Pasar por encima del adversario mediante el todo vale es una calamidad para Colombia.

La entrevista completa de Última Hora Colombia la puedes ver aquí:

Es inconcebible pensar en que tras haber pasado por esta situación, después de una Semana Santa que no fue agradable en absoluto, me dé cuenta de que la imputación fue un favor. No lo fue, en absoluto. Es absurdo pensarlo.

Lo que va a suceder es que participaré con más ahínco en la campaña presidencial.

Llevo 21 años haciendo política a pie, sin ser testaferro ni delfín ni heredero de nadie en términos económicos ni políticos.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

Lo que tenemos lo hemos construido, hemos liderado transformaciones y nos hemos destacado, lo cual es mi gran orgullo.

¿Qué me queda? Seguir participando en la política con los mismos principios de siempre con más convicción, porque Colombia va a cambiar.

Mi obligación, mi dignidad y mi compromiso en la vida es hacer de la política un acto respetuoso para liderar este país.

Lee también: Imputación de la Fiscalía a Fajardo: esto fue lo que sucedió y lo que sigue en el caso

Categorías
Noticias

Imputación de la Fiscalía a Fajardo: esto fue lo que sucedió y lo que sigue en el caso

¿Qué hicimos?

Durante mi gestión como gobernador, el 9 de diciembre de 2013 suscribí un contrato de sustitución de deuda de Antioquia entre el departamento, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, Idea, y el Banco Corpbanca Colombia S.A.

El valor de la línea de crédito en dólares de la Banca de Desarrollo Territorial, Findeter, fue de US$ 98 millones en su momento.

El contrato se suscribió después de que el comité financiero de la Secretaria de Hacienda de Antioquia realizara los análisis de deuda y el sondeo de mercado respectivos.

Entrevistas otorgadas a medios sobre la imputación de la Fiscalía

Entrevista en Caracol Radio: Sé lo que me puede pasar y lo que me quieren hacer: Fajardo sobre Fiscalía

Entrevista en Blu Radio: Néstor Humberto Martínez representa parte de lo sórdido y turbio que se manifiesta hoy: Fajardo

Entrevista en W Radio: ‘En Colombia se perdió la confianza en las instituciones’: Sergio Fajardo

Entrevista a RCN Radio: Quiero creer que no hay intencionalidad política: Fajardo por imputación de Fiscalía

¿Qué pasó?

El 31 de marzo de 2021, la Fiscalía General de la Nación me imputó cargos por delitos de peculado por apropiación en favor de terceros agravado y contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

El comunicado de la Fiscalía añade que «los análisis técnicos, financieros y jurídicos de la policía judicial evidenciaron que no se habría realizado un estudio sobre la necesidad de suscribir un contrato de empréstito en moneda extranjera.

Tampoco existió una proyección que advirtiera sobre la volatilidad del dólar, ni se blindó la contratación con un seguro de riesgo cambiario».

Sin embargo, a partir de los estudios del comité financiero de la Secretaría de Hacienda concluimos que había que tomar el préstamo sin blindar la contratación a través de un seguro de riesgo cambiario.

El crédito fue una línea ofrecida por Findeter, una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda que tiene la categoría de banco de segundo piso.

Esto quiere decir que estas instituciones no tratan de forma directa con los usuarios de crédito, por lo que requieren de un banco comercial para hacer la intermediación.

Enfatizo en que en su momento cumplimos con todos los requisitos de la norma vigente. Analizamos el préstamo con la información y herramientas disponibles en el momento.

¿Por qué lo hicimos así?

Cuando fui nombrado Gobernador de Antioquia, el departamento ya tenía dos préstamos con la banca multilateral en dólares, uno con el Banco Interamericano de Desarrollo y otro con el Banco Mundial. Estos no tenían el seguro o la cobertura de riesgo cambiario.

Esas decisiones se toman a partir de interpretar un conjunto de proyecciones acerca de cómo podría marchar la economía en un futuro próximo.

Si hubiera tomado la cobertura cambiaria o el seguro basado en las proyecciones del dólar en su momento, hoy me estarían acusando de pagar muchísima más plata por una cobertura, en contraste con los intereses que tenía que pagar por el préstamo sin cobertura.

Como lo dijo Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, aquí tendrían que haber investigado a todos los que hicieron préstamos en dólares sin haber previsto que este se iba a disparar en el segundo semestre de 2014.

Quienes se han manifestado no lo han hecho de manera gratuita. Son personas que saben y entienden las decisiones que uno tiene que tomar con la información que tiene en su momento.

¿Qué sigue?

Soy consciente de lo que está pasando y nada me va a detener para discutir pública y políticamente lo que está pasando en Colombia.

Hago un esfuerzo muy grande de creer que tenemos en Colombia una justicia transparente. Por eso intento no preguntarme cuáles son las motivaciones políticas de esta decisión de la Fiscalía.

Esa es la perversión de la justicia en Colombia. La pérdida de confianza en las instituciones es una de las razones de la crisis en nuestro país. Es muy grave que cada vez que hay una intervención de la justicia la gente se pregunte qué hay detrás.

Siempre he respondido por mis actos y nuestro recorrido en la política es mi orgullo. Confío en la justicia porque creo en las instituciones. Espero que podamos a hablar de nuevo de lo fundamental: las propuestas que tenemos para transformar a Colombia.

Durante mi gestión como funcionario público he sido juicioso, responsable y respetuoso de la justicia.

Ahora hay muchos corruptos felices viendo cómo me investigan. Quedo con imputación de cargos, por eso necesitamos que proceda el Fiscal, hacer la acusación, ir a la Corte Suprema de Justicia, para demostrar que actuamos de manera correcta.

La verdad y la decencia siempre salen adelante, aunque a veces se demoren o las enreden. Colombia tiene que cambiar, porque por el camino que vamos, vamos mal.

Hay una insatisfacción generalizada y un malestar muy profundo. He sido juicioso con mis principios como hombre público y lo que he hecho lo hice con altura y seriedad.

Lee también: Distintos sectores rechazaron la decisión de la Fiscalía de imputar a Fajardo

Categorías
Noticias

Distintos sectores rechazaron la decisión de la Fiscalía de imputar a Fajardo

«He leído este comunicado de prensa. Me queda claro que no hay nada claro en esta imputación penal de delitos contra Sergio Fajardo.

Ahora resulta que la Fiscalía pretende que un gobernante sea adivino eficiente del futuro del dólar, lo cual ni Dios puede adivinar. ¡Qué horror!», publicó Pablo Felipe Robledo, exsuperintendente de Industria y Comercio en su cuenta de Twitter.

Robledo se refirió al dictamen de la Fiscalía General de la Nación de imputar cargos a Sergio Fajardo. La decisión se tomó por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato de sustitución de deuda. Este se suscribió el 5 de diciembre de 2013, entre el departamento de Antioquia y el Banco Corpbanca S.A.

Asimismo, al igual que Robledo hubo un apoyo casi unánime de rechazo frente a la decisión de la Fiscalía en redes sociales, proveniente de distintos sectores sociales y políticos.

El abogado penalista Francisco Bernate tuiteó: «Si este criterio se aplicara realmente no habría ordenador del gasto libre, a partir de ahora, deberían despachar de una vez desde la cárcel».

Asimismo, Ángela María Robledo, perteneciente a la Coalición de la Esperanza, aseguró que Fajardo podrá demostrar su transparencia.

El rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, también se pronunció frente a la decisión del órgano de control.

Además, los periodistas Jorge Espinosa y Daniel Coronell se refirieron a la posible motivación política de la Fiscalía tras la decisión.

«Quiero manifestar mi absoluta y plena confianza en la honestidad de Sergio Fajardo. Lo he conocido como contrincante y sé de su honestidad durante su vida pública y privada», dijo el excandidato presidencial e integrante de la Coalicion de la Esperanza, Humberto de la Calle.

Una serie de figuras políticas ideológicamente lejanas a Sergio Fajardo también manifestaron rechazo frente a la decisión de la Fiscalía.

Entre ellas los representantes a la Cámara del Centro Democrático Gabriel Vallejo y Gabriel Santos.

Asimismo, pares políticos de Fajardo no se hicieron esperar expresando rechazo.

Por último, economistas expertos en el tema de divisas y préstamos manifestaron reparos con la decisión. Entre ellos, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo. También lo hizo Juan Ricardo Ortega, presidente del Grupo Energía Bogotá.

Categorías
Noticias

‘Es gravísimo definir como delito la volatilidad del dólar’: Fedesarrollo sobre imputación de Fiscalía a Fajardo

En entrevista con Caracol Radio, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, dijo que «es un precedente gravísimo pensar que se pueda tipificar como un delito los movimientos no anticipados del precio del dólar».

Su afirmación tiene que ver con la decisión de la Fiscalía General de la Nación de imputar cargos a Sergio Fajardo por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato de sustitución de deuda, suscrito el 5 de diciembre de 2013, entre el departamento de Antioquia y el Banco Corpbanca S.A.

«Después del 2014 hubo una depreciación importante de la tasa de cambio, es decir un aumento del precio del dólar. Las entidades territoriales, gobernaciones, alcaldías e incluso el Gobierno se endeudaron en dólares antes de 2014. Eso es parte de la estrategia de financiamiento de las autoridades nacionales y locales», dijo Mejía.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

«Pensar que se pueda tipificar como un delito los movimientos no anticipados del precio del dólar me parece un precedente gravísimo», enfatizó.

«No solo en este caso particular sino eventualmente para todos los ordenadores del gasto que tuvieron créditos en dólares en 2014. Ese año hubo un aumento del dólar aproximado de $2.000 a $3.000, generado por el fin del superciclo de los commodities», explicó.

«Hubo una caída muy grande de los precios de las materias primas básicas, incluyendo el petróleo, un determinante fundamental del precio del dólar. El 40 % de nuestros ingresos en dólares están determinados por lo que pasa con el precio del petróleo», añadió.

«Es un riesgo gigante para los operadores del gasto en todo el país y un desincentivo para hacer parte del sector público. Imagínese pensar no solo en detrimentos patrimoniales e investigaciones disciplinarias sino en tipos penales. Muy grave lo que se anunció esta mañana«, aclaró Mejía

«Es una especie de bola de cristal que se le exige a las autoridades locales e incluso nacionales para determinar para dónde va el precio del dólar», concluyó.

Lee también: ‘Duque dijo que bajaría los impuestos en campaña y no lo cumplió’: Sergio Fajardo

Categorías
Noticias

‘Me senté con Ángela María Robledo a construir con seriedad y serenidad’: Sergio Fajardo

En entrevista con Áriel Ávila en La Hora Triple A, Sergio Fajardo explicó de forma detallada en qué consiste la Coalición de la Esperanza.

Dijo que en esta lo acompañan Jorge Robledo, Ángela María Robledo, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán y Humberto de la Calle. Además, que están acompañados institucionalmente por el Partido Alianza Verde que tendrá su propio candidato o candidata.

«Somos personas con diferentes recorridos, en ocasiones contradictores. Estamos sentados trabajando juntos porque tenemos claros unos principios éticos, una forma de hacer política y de relacionarse con la sociedad».

Únete a los voluntarios
Difunde nuestras propuestas, únete a nuestros voluntarios. Llena el formulario haciéndo clic en la imagen.

Dijo que el próximo 22 de abril, el grupo dará a conocer a la opinión pública por qué están juntos, sus principios éticos y los puntos en común en cuanto lo programático.

Además, Fajardo dijo que definirán para esa fecha bajo qué parámetros presentarían una lista única al Senado de la República y a la Cámara de Representantes y cómo participarán en la consulta interpartidista..

Se refirió a las agresiones que ha recibido en redes por parte del petrismo, sector que lo acusa constantemente de uribista, lo cual es falso.

«Me he sentado con Ángela María Robledo, candidata vicepresidencial de Gustavo Petro en las elecciones pasadas, a construir con seriedad y serenidad», dijo.

«La encuesta de Semana es una fotografía de lo que piensa la sociedad colombiana hoy y tiene un valor. Me alegran los buenos resultados en las mediciones recientes pero falta mucho tiempo para elecciones», aseguró.

«Estoy contento, espero que de esta coalición por fuera de los extremos salga la persona que ocupe la presidencia de la República», dijo.

Fajardo dijo que se sorprende cuando le preguntan por su estrategia para la segunda vuelta cuando apenas está construyendo la convergencia en campaña preelectoral.

«Se está haciendo política como si la campaña terminara en dos semanas», concluyó frente al asunto electoral.

Lee también: ‘Duque dijo que bajaría los impuestos en campaña y no lo cumplió’: Sergio Fajardo

Categorías
Noticias

‘Duque dijo que bajaría los impuestos en campaña y no lo cumplió’: Sergio Fajardo

En entrevista con Ariel Ávila en el programa La Hora Triple A (Canal Capital), Sergio Fajardo se pronunció sobre la inconveniencia de una tercera reforma tributaria en medio de la crisis generada por la pandemia.

Únete a los voluntarios
Difunde nuestras propuestas, únete a nuestros voluntarios. Llena el formulario haciéndo clic en la imagen.

«Recuerdo que en Cali, en un debate durante la campaña presidencial pasada, me preguntaron si rebajaría los impuestos. Dije en ese entonces que lo obvio en términos de promesas de campaña sería decir que si, pero en 2018 ya  teníamos una gran cantidad de necesidades y no me podía comprometer reducir impuestos. Así quisiera y quisiera quedar bien, pero la respuesta responsable era esa. 

El presidente Duque, en ese momento candidato, que estaba al lado mío dijo ‘Miren a este. Nosotros sí los vamos a bajar, vamos a hacer una cantidad de cosas para la clase media’.

«Ganaron las elecciones, empezaron a gobernar, y los pocos meses comenzaron la reforma tributaria donde Duque contradecía totalmente lo que había dicho en esa intervención en ese debate«, afirmó Fajardo.

«Desde ahí empezó en picada porque perdió la confianza, decir una cosa y no cumplirla. En política ha hecho carrera que se dice una cosa y después se hace otra. Eso es populismo, soluciones inmediatas para problemas complejísimos, los programas de Gobierno les caben en un tuit».

Fajardo señaló que en un país que tiene hoy cerca del 45 % de personas en pobreza y 20 % vulnerables no tiene el más mínimo sentido pensar en poner a la clase media a pagar más impuestos.

No tiene el más mínimo sentido aumentar el IVA. Se echan unos globos (en los medios), ponen a la gente a discutir, pero no sabemos con qué van a salir. Ese es su estilo.”

Y añadió que el gobierno nacional se escuda detrás del argumento de que hacen devoluciones del IVA a los pobres pero que esa devolución es mínima y le llega a poca gente. Gravar a las personas a partir de un sueldo de $2.500.000 también le parece un despropósito al ser personas económicamente vulnerables.

Lee también: El gobierno de Duque no ha tenido ni norte ni unidad. Ha actuado poco y tarde

Categorías
Noticias Pregúntele a Fajardo

¿Qué libros lee Sergio Fajardo?

Model Theory es un libro que yo adoro. Es la Biblia la teoría de modelos de la lógica matemática.

Estudié el doctorado en Matemáticas con Howard Jerome Keisler. Leí este libro y lo trabajé y es de lo más hermoso que he visto en mi vida.

Aquí está uno de mis orgullos y de mis alegrías. Dormía todos los días con este libro. Siempre estará conmigo.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

La historia de Colombia, por Jorge Orlando Melo. Ahora que estamos en todas estas etapas, que hablamos de polarización, de agresión, de populismo y de todo lo que estamos viendo, vale la pena repasar la historia de Colombia aquí.

20 años de estudios sobre el Caribe colombiano, editado por Jaime Bonett y Gerson Pérez. Es de la colección del Banco de la República. Aquí hay mucho conocimiento.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: Odebrecht: ¿Qué opina Sergio Fajardo de las últimas declaraciones del ‘Ñoño’ Elías?

Categorías
Noticias

‘Fui el primero en pedir una coalición sin extremos’

Estamos en la construcción que hemos llamado convergencia o coalición de la esperanza. Es una propuesta para el cambio, afirmó Sergio Fajardo en entrevista con El Heraldo de Barranquilla.

Hemos hecho un esfuerzo juicioso de encontrarnos personas con representación política diversa con trayectorias distintas en la vida. También, por momentos, hemos sido contrincantes y contradictores.

Nos hemos hecho el propósito de sentarnos a buscar un espacio común para presentarle a Colombia una propuesta de coalición por fuera de los extremos que signifique cambio.

Lee también: Pregúntele a Fajardo: ¿En qué va la investigación de Hidroituango?

Debemos presentarle a Colombia una página que diga por qué estamos juntos. Unos principios éticos acerca de la forma de entender la relación con la sociedad y la política.

Debemos presentar unos acuerdos programáticos básicos en los que estamos de acuerdo. Una vez tengamos eso, podremos presentar nuestras propuestas.

Un objetivo es tener una lista única al Senado y listas únicas a la Cámara en todo Colombia. Estamos trabajando los detalles.

Es el reto que tenemos y es hacia donde estamos trabajando. Y si avanzamos la idea es convocar a más personas, a otras organizaciones, por fuera de los extremos, en este espíritu.

Llegamos a la consulta de 2022 y la persona que sea elegida en la consulta nos representa en la primera vuelta presidencial.

Las personas que nos sentamos en la convergencia nos respetamos. Somos diferentes pero igualmente valioso. No hay una persona que esté por encima de la otra y estamos haciendo una forma de la política que rompe con la polarización.

No nos vamos a juntar para negociar, nos vamos a juntar para construir. Nosotros ganamos las elecciones y convocamos a Petro y a Uribe para hablar sobre qué puntos se puede convocar por el país.

Colombia está a punto de cerrar un ciclo. Se acerca el fin del proyecto político del Centro Democrático, lo que es importante es qué cambio queremos tener.

Categorías
Noticias

Odebrecht: el ‘Ñoño’ representa un capítulo nefasto de la corrupción

El ‘Ñoño’, el ‘Ñeñe’ y el Musa, por ejemplo son expresiones del mundo de la corrupción en Colombia. Ejemplos de esa política corrupta que ha buscado el poder para obtener beneficios.

Investíguenlos. Que se den garantías a todos los investigados y que la Fiscalía actúe de manera transparente.

Lo que el ‘Ñoño’ Elías representa, asociado con el tema de Odebrecht, es un capítulo nefasto de la corrupción en Colombia.

Que se diga la verdad, que se demuestre qué de lo que dice el ‘Ñoño’ es cierto y que la investigación continúe.

El capítulo de Odebrecht es uno de los muchos que nosotros tenemos que pasar en este país. La corrupción está y los políticos se camuflan de una u otra manera y por eso los tenemos que derrotar.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

Los corruptos utilizan la combinación de todas las formas de lucha para llegar y mantenerse en el poder. Cuando llegan, hacen daño a quienes los denunciamos.

En nuestro caso, hemos denunciado a los corruptos siempre.

Lo importante de los casos como los del ‘Ñoño’ y los del ‘Ñeñe’ es que se conozca la verdad y que la justicia actúe con transparencia, con garantías para las personas que están involucradas.

Pero el propósito de esto es recuperar lo más importante que debe recuperar Colombia: la confianza en las instituciones y en la justicia, ese es el reto.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: ¿Qué opina Sergio Fajardo del proceso de implementación de vacunas?

Categorías
Noticias

Gobierno ha actuado poco y tarde en el proceso de vacunación

La calificación de la implementación de vacunas es que se ha hecho poco y tarde. Que no nos quepa la menor duda: el Gobierno Nacional se demoró en la negociación para el proceso de vacunación para comprar las vacunas.

No es una opinión: basta contrastar con otros países de América Latina que van adelante de nosotros.

En esta pandemia el principal factor para salir adelante es que nos vacunen a todos. Se anuncia que se van a vacunar a 35 millones de personas. Arrancamos con un show mediático.

Pero dejando el show mediático de lado, el primero de marzo llegaron 117 mil vacunas de Pfizer y el ministro de Salud dijo que Colombia en su mejor capacidad podría vacunar hasta 100 mil personas en un día.

Eso quiere decir que esas que llegaron ese día se gastan en un solo día. Si vamos a vacaunar a 35 millones de personas nos demoraríamos haciéndolo perfecto un año a partir de ahora y eso no está ocurriendo.

Hay que afinar los procedimientos. Sin embargo, quiero terminar de una manera positiva. Pongámosle fe a esto. Nos tenemos que vacunar, mucha gente está sufriendo, hay miedo de todo tipo en Colombia.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

Miedo a la muerte, a esta pobreza gigantesca que trae esta pandemia, miedo a las desigualdades sociales cada vez más profundas y perder los empleos.

Hay muchos miedos en Colombia, entonces esperemos a que esto funcione bien. Pero repito: poco y tarde, vamos rezagados y no tendríamos por qué.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: ¿Cómo ve Fajardo la gestión del presidente Duque frente a la paz?

Categorías
Noticias

¿Cómo ve Fajardo la gestión del presidente Duque frente a la paz?

Como introducción, un contexto. El presidente Iván Duque desde un comienzo en conjunto con su partido político se opuso al acuerdo de paz.

Siempre estuvo en contra, y ese proceso de estar en contra se convirtió en el capítulo de la polarización, que debemos superar.

Llegó al poder a responder por el proceso una persona que no cree en el proceso.

Ha habido avances en la atención de ese grupo de guerrilleros desmovilizados con sus proyectos productivos para que se puedan reinsertar.

Hay mensajes que señalan que se ha avanzado en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial en los 170 municipios.

Sin embargo, mirando con cuidado, tenemos que señalar la discusión acerca de la institucionalidad asociada con la verdad en el proceso de paz, en particular con la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Una y otra vez se ha puesto obstáculos para que la JEP funcione bien, lo cual es un obstáculo para la construcción de paz.

En el territorio vemos el asesinato de líderes sociales y de personas que salieron de las Farc y han cumplido con las reglas que tienen y han sido asesinados de manera sistemática. Eso es una vergüenza para nosotros en Colombia.

No hay una sola excusa para aceptarlo. Es una obligación del Estado estar presente en sitios de nuestro territorio como Tumaco, Catatumbo, Bajo Cauca, el Chocó, donde la seguridad no ha llegado, una bandera del presidente Duque.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

Hoy Colombia no tiene la seguridad que se merece, tanto en el contexto rural como en el urbano. En las ciudades también hay graves problemas de seguridad.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: ¿En qué va la investigación de Hidroituango?

Categorías
Noticias

Sergio Fajardo: ‘No soy ni he sido santista, hemos construido nuestro propio camino’

No soy ni he sido santista. Nosotros, Compromiso Ciudadano, que empezamos a hacer política hace 21 años, hemos construido nuestro propio camino.

No somos disidencia ni testaferros de nadie. Hemos hecho política a pie y nos hemos enfrentado en el contexto electoral.

En Compromiso Ciudadano hemos jugado limpio y hemos demostrado cómo se puede entrar al poder sin comprar votos y sin negociar con nadie.

Hemos participado en la política de una manera diferente. Somos el verdadero espíritu cívico alternativo sin ser de nadie. Somos de la ciudadanía, la representación de nuestros sueños e ideales.

Estamos participando en la creación de una convergencia fuera de los extremos. No recibimos herencias políticas, somos lo que hemos hecho y seremos la capacidad nuestra.

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

Hay tanta gente insatisfecha en Colombia con los partidos y con quienes los han gobernado y por eso hemos construido un camino alternativo del cual yo en particular estoy muy orgulloso.

Lo estamos poniendo en función de Colombia. Por supuesto cometimos errores, de los cuales hemos aprendido. Sin embargo, hemos avanzado sensiblemente y somos libres, somos de los sueños que queremos representar.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: ¿En qué va la investigación de Hidroituango?

Categorías
Noticias

Pregúntele a Fajardo: ¿Qué opina de la última declaración de la JEP sobre los falsos positivos?

6.402 personas asesinadas en el marco de los falsos positivos. Es una barbarie y una vergüenza. La responsabilidad que tienen nuestras fuerzas armadas para responder por algo que no puede ocurrir bajo ninguna circunstancia.

Uno de los puntos del acuerdo de paz fue la creación de la JEP, porque hay un conflicto que se tiene que terminar en el marco del acuerdo de paz, que es el correcto.

Tenemos que atender primero a las víctimas. En particular a las familias de todas esas víctimas de los falsos positivos, quienes fueron asesinados por recibir recompensas. 

Únete a los voluntarios
Únete a los voluntarios

La estructura que se hizo para garantizar la paz, la justicia, la verdad y la no repetición es la JEP y creo en la idoneidad de esta institución. 

La verdad nos va a doler en este país, pero tenemos que pasar por ese dolor para construir una paz y atender a las víctimas de ese conflicto.

Debemos encontrar hasta el último responsable, confiar en la JEP y que esta actúe de manera transparente y juiciosa.

Déjanos tus preguntas en redes sociales y las responderemos en nuestras próximas emisiones de Pregúntale a Fajardo.

Revive el primer capítulo completo en TwitterFacebook y YouTube.

Lee también: ¿En qué va la investigación de Hidroituango?

Categorías
Propuestas para Colombia

Las 5 propuestas de Sergio Fajardo para fortalecer la educación en 2021

Desde el 16 de marzo del 2020, cuando se cerraron las instituciones educativas, más de 9’900.000 estudiantes de educación preescolar, básica y media, y 2’400.000 de educación superior, convirtieron sus casas en la escuela.

Lee también: Las cinco claves de Sergio Fajardo para la educación en 2021

Para la mayoría, la ‘educación en casa’ no ha sido fácil, sus aprendizajes y procesos han dependido de las circunstancias sociales y económicas de sus hogares. Poco parece importar el impacto que tendrá la pandemia en las generaciones de niños, niñas y jóvenes estudiantes en estos días.

Como es habitual, la sociedad no reconoce el esfuerzo extraordinario de maestras y maestros en la educación pública, quienes se han echado sobre los hombros el trabajo con sus estudiantes, afrontando todo tipo de limitaciones y carencias.

Solo unas pocas familias privilegiadas con sus hijos e hijas en colegios privados han podido mitigar los efectos negativos. Así, cada día que pasa aumentan las brechas en el mundo de la educación, ampliando las ya profundas desigualdades sociales de nuestra sociedad.

Conoce también nuestro plan para evitar la deserción escolar y universitaria

¿Cómo ha sido la educación en la pandemia?

1) Antes del covid-19, la supervivencia escolar en Colombia ya era muy baja de cada 100 estudiantes que ingresan al grado primero, solamente 56 terminan el grado 11 en el tiempo oportuno; de esos 56, solo entran a la universidad 22, y de estos 22, solo 13 culminan sus estudios

En el país, el acceso, la permanencia y los resultados de aprendizaje varían negativamente, afectando principalmente a los niños, niñas y jóvenes procedentes de familias pobres que estudian en colegios oficiales.

2) Los efectos del covid-19 pueden ser dramáticos: se considera que la deserción podría aumentar en un 50 % para las poblaciones más vulnerables y que las pérdidas de aprendizaje para el 20 % más pobre de la población podrían ser de un 50 %.

Algo así como si se hubiera faltado a la escuela 5 de 10 meses posibles. La Unesco señala que “cuanto más tiempo los niños marginados dejen de asistir a la escuela, menos probable es que regresen. Los niños de las familias más pobres ya tienen casi cinco veces más probabilidades de no asistir a la escuela primaria que los niños de las familias más pudientes”.

3) A largo plazo, adicionalmente, la deserción y la pérdida de aprendizajes ocasionan una disminución en las retribuciones económicas en la actividad productiva futura; además, a nivel macro, el país podría perder más de tres años completos de su inversión en educación.

Por ejemplo, Hanushek y Woessmann señalan que “una pérdida de aprendizaje equivalente a un tercio de un año de escolaridad para una cohorte de estudiantes, de acuerdo con las relaciones históricas de crecimiento, significa un PIB 1,5 % menor en promedio para el año».

Las escuelas, además de contribuir al aprendizaje de habilidades cognitivas, son entornos de protección y desarrollo de competencias socioemocionales y ciudadanas.

Las pérdidas por no asistir a la escuela son en capital humano, pero también en bienestar social.

Por estas razones, el regreso gradual a la escuela es prioritario, pero no a la misma escuela de antes del covid-19, sino a una escuela distinta, de tal manera que se recuperen los aprendizajes perdidos y se gane en calidad escolar para todos los estudiantes. ¿Cómo? Acá proponemos unas acciones necesarias y urgentes, realizables, para enfrentar este reto.

1. Programas de educación en los territorios

Colombia tiene 1.103 municipios, 950 con menos de 100.000 habitantes, de los cuales solo 96 tienen secretarías de Educación certificadas por el Ministerio de Educación.

Las secretarías departamentales tienen la responsabilidad de articular los programas educativos en sus territorios. El reto es construir en cada municipio, de acuerdo con sus particularidades, un plan de emergencia para regresar a las escuelas.

Lee también: Abecé de la propuesta Empleo de emergencia ya

Gobernadores y alcaldes, con rectores, maestras y maestros, comunidades de padres de familia, organizaciones de la sociedad civil pueden sentarse a diseñar en conjunto el plan, teniendo en cuenta, por supuesto, todas las condiciones de bioseguridad que garanticen que las personas en la escuela estén totalmente protegidas.

Cada institución educativa presenta un plan de reactivación escolar, en el cual se identifican las condiciones y recursos mínimos para iniciar; se construye la red de escuelas municipales y se articulan para unir esfuerzos bajo la coordinación de la alcaldía y la gobernación.

El ministerio monitorea los avances, apoya con personal técnico, pone a disposición experiencias tanto nacionales e internacionales de procesos similares, y aporta los recursos económicos adicionales que se requieran para poner en marcha el programa de emergencia.

Una oportunidad única para articular Gobierno Nacional con los gobiernos regionales y locales. Es en los territorios, no en el escritorio en Bogotá.

2. Los maestros y las maestras son líderes sociales

Por lo general, nuestra sociedad no reconoce el valor de nuestros docentes. La pandemia, que tantas debilidades nos ha mostrado, no ha servido para que surja un reconocimiento nacional del valioso papel que maestras y maestros han jugado en esta crisis y en el desarrollo social.

La falta de conectividad y de acceso a computadores y dispositivos aumentó las inequidades educativas.

Sin embargo, a pesar de las brechas digitales, la resiliencia pedagógica de los docentes fue extraordinaria: diseñaron guías pedagógicas, usaron sus planes de datos personales para mantener a sus estudiantes activos, aprendieron a usar plataformas, produjeron videos, usaron la radio y la televisión como herramientas pedagógicas, trabajaron jornadas con horarios extendidos para atender todo tipo de necesidades de las familias, entre muchas otras tareas que realizaron.

Crearon un conocimiento pedagógico que hay que valorar, reconocer y aprovechar para hacer más efectivo el retorno gradual a la escuela.

Además, en estos tiempos difíciles, cada familia con hijos en edad escolar tuvo la oportunidad de apreciar el valor del trabajo de sus maestras y maestros y la relevancia de la escuela. Esta es una oportunidad magnífica para avanzar en el reconocimiento de la dignidad de nuestros docentes.

Una nueva actitud de los padres para participar en el proceso de formación de sus hijos. Las escuelas de padres se deben redefinir y aprovechar la experiencia y el aprendizaje asociado con la educación en casa.

Lee también: Cómo prevenir el asesinato de jóvenes en Colombia

Es clave el reconocimiento de maestras y maestros como líderes sociales, con relevancia en las comunidades donde trabajan, y un elemento central en dicho reconocimiento es hacer prioritaria la vacunación de maestros: en primera línea, junto con las personas del sector salud.

Estamos en el momento propicio para empezar una campaña nacional para mostrarle a la sociedad el valor de la educación a partir de nuestros profesores: con educación todo se puede, pero si la sociedad no reconoce la dignidad de maestras y maestros, nunca tendremos una buena educación.

3. Planes de estudio teniendo en cuenta la pandemia

A nivel nacional y regional se debe hacer, lo más pronto posible, un inventario de los procesos y materiales pedagógicos diseñados por los maestros y acelerar la conectividad y el acceso a computadores y dispositivos. 

Los planes de estudio y el calendario escolar no pueden ser implementados en el 2021 como si no hubiera pasado nada.

Hay que empezar por evaluar las pérdidas de aprendizajes y las necesidades sociales y emocionales del estudiantado, y no imponer una programación rígida centrada en los contenidos de las asignaturas.

Inicialmente, es urgente orientarse hacia la recuperación de lo perdido en aprendizajes y, posteriormente, centrarse en el desarrollo de las habilidades cognitivas, socioemocionales y ciudadanas pertinentes para desarrollo social y productivo, según los niveles escolares y las regiones.

En el 2021, con mayor fuerza que antes de la pandemia, hay que organizar los currículos y la enseñanza centrados en los estudiantes y en el aprendizaje, teniendo en cuenta los contextos y las circunstancias actuales.

Simultáneamente, será necesario trabajar con los estudiantes las experiencias vividas dentro de los hogares durante la pandemia, las diferencias de roles y cargas de trabajo, la manera como tramitaron las diferencias y los riesgos de violencia hacia las mujeres en las familias, haciendo énfasis en la manera diferente como lo vivieron los hombres y las mujeres.

Igualmente, es importante señalar que muchos estudiantes van a abandonar los estudios y no van a regresar a la escuela, y si recordamos que el desempleo de jóvenes está cerca del 30 %, podemos ver que este es un problema muy serio que obliga, entre otras acciones, a diseñar planes especiales para buscar a los desertores del sistema escolar y traerlos de nuevo a las aulas.

Está en riesgo una generación de jóvenes que no estudian ni trabajan, y crecen sin esperanza.

4. Retorno a clase para apoyar a las mujeres

Muchas mujeres han perdido sus empleos; la última cifra del Dane señala que el desempleo de las mujeres es de 22 %, 10 puntos porcentuales, más de 10 % que el desempleo de hombres; además, están agotadas por las demandas del hogar y por el acompañamiento pedagógico a sus hijos.

El retorno gradual a la escuela también es un modo de acompañar la reactivación económica y contribuir a la participación laboral de la mujer. 

No sobra agregar que cerca del 67 % de los docentes son mujeres. Si las mujeres se mantienen al margen laboralmente, como supervisoras del aprendizaje de los hijos, sería un retroceso social muy grande en la lucha por la igualdad de género.

Tenemos que avanzar en compartir las tareas del cuidado y profundizar en la autonomía económica de las mujeres.

5. Necesitamos un gran compromiso nacional por la educación

La pandemia ha dejado al descubierto las fragilidades e inequidades de nuestra sociedad. En particular, estas profundas desigualdades en la educación son tangibles. 

Cualquier proyecto de país que busque construir una sociedad justa pasa por hacer de la educación un eje fundamental de la transformación de Colombia. Hoy corresponde tomar acciones de emergencia, pero la tarea crucial sigue pendiente: un gran compromiso nacional por la educación.

Este texto en un trabajo conjunto escrito por Sergio Fajardo, candidato presidencial; Rosa Inés Ospina, experta anticorrupción y en igualdad de género; Sandra García, de la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes; Germán Barragán, gerente de la Fundación Corona en la línea de Educación y Empleo; Piedad Caballero, exsecretaria de Educación de Cundinamarca y consultora e investigadora en políticas públicas, y Jaime Parra, consultor SED-Idep Bogotá. Profesor universitario.

Categorías
Fake News

‘Néstor Humberto Martínez fue nefasto para el país’: Sergio Fajardo

¿Qué opino sobre el exfiscal Néstor Humberto Martínez?

Néstor Humberto Martínez fue nefasto, un fiasco para Colombia, no se le puede creer, y no merece ningún tipo de reconocimiento.

¿De dónde sale la noticia falsa que circula en internet?

Un video en el que Sergio Fajardo se refería a Néstor Humberto Martínez, cuando recién se posesionaba como fiscal en el 2017, es viral.

Es el típico ejemplo de Fake News: sacan un fragmento fuera de contexto y lo publican.

Este es el video original:

Este es un video del 2017 y, como pasa en estos tiempos de ‘Fake News’, recortaron un fragmento, quitaron el contexto y lo pusieron a circular como si yo fuera una persona que estaba asociada con Néstor Humberto Martínez.

En ese video yo digo que Néstor Humberto Martínez era la persona que tenía la mayor responsabilidad en este país para luchar contra la corrupción en Colombia.

Además, señalo un libro, de Stefan Zweig, llamado Momentos estelares de la humanidad, donde el autor austriaco expone ejemplos de personas que han llevado a cabo acciones extraordinarias cuando se enfrentan a situaciones extraordinarias y, así, han roto el curso de la historia.

Lo que dije es que yo esperaba que, en ese momento, él fuera la persona que fuera capaz de romper con el rumbo de la historia de la lucha contra corrupción en Colombia.

Categorías
Anécdotas

2001-2003: Caer para levantarme

El 2001 fue difícil para mí. Tras haber perdido las elecciones para la alcaldía de Medellín en el 2000, estaba en un proceso de consolidación de un proyecto político que de todas maneras había alcanzado buena acogida, pues nuestra iniciativa independiente surgida apenas hace dos años obtuvo 60.000 votos.

Fue en 2001 cuando me separé de mi esposa, lo que derivó en varios problemas familiares. Además, Ernesto Peña, un amigo médico y compañero del colegio, me revisó una mancha negra que tenía en la piel y me dijo que había que extirparla. Era un linfoma cutáneo de tipo B. Tuve que asistir a 20 sesiones de radioterapia en el hospital San Ignacio de Bogotá. 

Por la misma época, estaba pedaleando por la avenida Circunvalar y me estrellé contra el asfalto en plena bajada. Como el raspón fue una quemadura de primer grado y me lesioné el manguito rotador del hombro derecho, salí de las citas de radioterapia directo al fisioterapeuta. Sin embargo, me recuperé. 

Terminando el año, El Colombiano me ofreció el cargo de subdirector y tuve la excusa para devolverme a Medellín, pues estaba viviendo en Bogotá. Dejé el puesto a finales de 2002. Junto con Compromiso, tomamos aire para recorrer la ciudad de nuevo, con más recursos, rodeados del capital humano de ciudadanos que creyeron en nuestro proyecto político y nos dieron un empujón.

Poco a poco, de esquina en esquina, conectando a las personas una a una, arrancamos a explicar nuestra propuesta. Seguimos trabajando a nuestra manera, transparentes y coherentes, para conseguir la ansiada alcaldía de Medellín en 2003. El resto es historia.

Categorías
Anécdotas

Hablar con el diferente: mis tres encuentros con Carlos Castaño

Los 90 fueron fundamentales para forjar mi vocación política. En 1995 hice parte de la Comisión Facilitadora de paz en Antioquia, donde había una complicada situación de orden público. 

Para entender mejor el fenómeno de la violencia en la región, durante esa experiencia me entrevisté con varios actores de la guerra. Mi primer acercamiento fue a Francisco Galán y Felipe Torres, dos miembros del ELN presos de la cárcel Modelo de Bogotá. 

Fue mi primera visita a una cárcel, donde me encontré con el célebre sicario del Cartel de Medellín, ‘Popeye’. A su lado estaba Jorge Eliécer, alias ‘Cañengo’, uno de los hermanos Rodríguez Orejuela, capos del cartel de Cali, juntos en el mismo patio, donde estaba colgada la bandera del ELN. 

Volví dos veces más, con monseñor Isaías Duarte y monseñor Jaime Prieto a conversar con Galán y Torres, quienes estaban comprometidos con la paz, a pesar de que su bloque Carlos Alirio Buitrago no paraba de azotar el oriente antioqueño. En 1997, días antes de elecciones, el ELN secuestró a dos observadores de la OEA y a un funcionario de la Gobernación en el oriente antioqueño. Fuimos a hablar con Galán y Torres, trasladados a Itagüí, para que intercedieran en la liberación. 

También tuve tres encuentros con Carlos Castaño, el máximo mando a cargo de las Autodefensas Unidas de Colombia. El primero en Medellín y tuvo visos de película. Citaron a la Comisión en el centro de Medellín. La buseta en la que íbamos tuvo que seguir una camioneta, conducida por gente extraña, que recorrió el Valle de Aburrá de sur a norte y de oriente a occidente durante horas, hasta llevarnos a una casa en un exclusivo sector de El Poblado.

Cuando llegamos, Isaías Duarte lo enfrentó recriminando las matanzas paramilitares. Era un cura bravo, capaz de plantarle cara a Castaño sin dudar, quien negó tener que ver con esas masacres. Por eso y porque lo conocí, me dolió cuando algunos lo acusaron de mantener relaciones non sanctas con los paramilitares. 

En el segundo encuentro, de camino a Medellín, los altavoces del aeropuerto de Bogotá soltaron mi nombre y con susto acudí al llamado. Era monseñor Duarte, quien me pidió que viajara urgente a su casa en Cali. Salí del aeropuerto hacia la oficina de Horacio Serpa en el Ministerio del Interior, luego regresamos al aeropuerto, tomamos una avioneta que aterrizó en la base militar Marco Fidel Suárez. Al llegar adonde Monseñor en la sede de la Arquidiócesis de Cali, vimos a Carlos Castaño en la sala. En esa reunión, se discutió la posibilidad de que los paramilitares se desmovilizaran.

La última reunión ocurrió en la misma casa y por el mismo motivo, también estuvo Horacio Serpa y un grupo grande de personas de Córdoba y ganaderos de distintas partes del país. En todas las reuniones traté de mantenerme razonable, incluso con el tono arrogante de Castaño que muchas veces rozó la amenaza, ni su figura intimidante y violenta lograron sacarme del propósito de entender para ayudar. 

No lo volví a ver y me alegra decirlo. Era un hombre con una energía destructiva: a su alrededor se podía sentir una suerte de campo magnético que lo rodeaba y con el que parecía que fuera a electrocutar a la gente.

Categorías
Anécdotas

Mis años de colegio

Reconozco que soy privilegiado: nací en el mundo de las oportunidades. Crecí en una casa cómoda sin presiones, tuve la oportunidad de tener buenos libros y profesores y estudié lo que quise, bajo la batuta de una mamá exigente y cariñosa y un papá culto que me acompañó sorteando obstáculos. 

Fue durante mis primeros años de vida en Envigado cuando entendí que no todos crecieron en un entorno tan privilegiado como yo, que crecí en una casafinca que hacía parte de una urbanización que construyó mi papá, un reconocido arquitecto medellinense que me llevaba a jugar golf al club El Rodeo.

Sin embargo, no por haber contado con esos privilegios me encasillé en una clase social. Por el contrario, la cercanía del lugar donde crecí a La Magnolia, un barrio obrero, me permitió crecer aprendiendo de la manera en que vivían los que no eran como yo.

En esa época, jugué fútbol, corrí, leí revistas y charlé con muchos amigos hijos de obreros. Recuerdo en particular a Rubén Darío, con quien mantuve una relación de sana competencia académica, a pesar de que yo estudiaba en el Benedictino, un colegio de ricos, y él en el Manuel Uribe Ángel, un colegio público. 

Con Rubén hice tareas y resolvimos problemas matemáticos. Antes de terminar el colegio, como ambos éramos buenos estudiantes, participamos en el concurso Mejor Bachiller Coltejer, cada uno representando a su colegio. Tiempo después supe que lo mataron durante una de las ráfagas de violencia que han azotado a la ciudad, un eterno problema al que me enfrentaría muchos años después como alcalde de Medellín.

En ese mismo colegio me encontré con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, una de las primeras figuras políticas prominentes que me encontraría durante los 90, cuando finalmente forjaría mi perfil de vocación pública. En el Benedictino no estudiamos juntos pero no fuimos amigos porque él iba dos grados adelante. Sin embargo, sí jugamos fútbol juntos y lo recuerdo como un arquero esforzado.

También fue en el colegio donde me enamoré del álgebra, la filosofía, la música clásica y la literatura y el cine de la mano de los profesores, los cuales son parte de la columna vertebral de la forma en que concibo la política. De don Ómar, por ejemplo, heredé el gusto por el álgebra, pues me sorprendió verlo resolver ecuaciones con elegancia y alegría.

Saúl Sánchez era un maestro distinto, que nos dictaba francés, sociólogo y filósofo de la Universidad de Antioquia. De él adquirí el gusto por la filosofía, la música clásica y la literatura en todas sus dimensiones. Fue él quien me recomendó estudiar matemáticas, una disciplina que marcaría una parte importantísima de mi vida académica.

Lee también: El 2001 me fortaleció para ganar la alcaldía

Categorías
Propuestas para Colombia

Abecé de la propuesta Empleo de emergencia ya

¿Por qué es necesaria esta propuesta?

Porque la tasa de desempleo nacional refleja una profunda crisis social. La desocupación alcanza el 17 %, pero la cifra supera el 20 % en veinte de las 23 principales ciudades del país, afectando principalmente a las mujeres y a los jóvenes, quienes alcanzan niveles de desocupación del 22 % y el 28 %, respectivamente.

¿Qué pretende el plan de empleo de emergencia?

El plan de empleo de emergencia pretende generar 3,4 millones de puestos de trabajo, divididos así: 1,4 millones de empleos públicos y 2 millones de empleos que se recuperarían en el sector privado. Estos empleos se generarían en un plazo de dos años.

¿Cómo se lograría la meta?

Se crearían 1,4 millones de nuevos empleos desarrollando 10.000 proyectos públicos de empleo de emergencia en dos años, dando prioridad a la mano de obra no calificada y a las mujeres, los y las jóvenes, población afro e indígena.

Los dos millones de empleos restantes se crearían mediante subsidios y créditos a mipymes, empresas que recontraten personas despedidas entre marzo y septiembre de 2020 y empresas que contraten mujeres y jóvenes.

¿Dónde se crearían los puestos de trabajo?

En el caso de los empleos públicos, los recursos se asignarán desde el Gobierno a los 32 departamentos para que las gobernaciones abran una convocatoria para que los municipios presenten proyectos que, mediante presupuestos participativos, aseguren la participación de las comunidades y se haga una veeduría adecuada de los recursos.

En el caso de los fondos de recuperación del sector privado, se asignan por convocatoria del Gobierno Nacional a micro, pequeñas y medianas empresas. También a empresas que usen sus recursos para recontratar trabajadores despedidos durante la pandemia, a empresas que empleen jóvenes y mujeres, entre otros.

¿Qué ingresos podrían tener las personas a través de los proyectos públicos?

En el caso del empleo público, la implementación de los 10.000 proyectos puede crear 1 millón de empleos de salario mínimo, 200 mil empleos para jóvenes profesionales de 1,5 salarios mínimos y 200 mil empleos de medio tiempo.

De implementarse la propuesta, ¿esta reemplazaría el gasto social implementado por el Gobierno Nacional para atender la pandemia?

De ninguna manera. La implementación del programa no implica que los programas que ya tiene en marcha el Gobierno se acaban. Estamos en una situación de emergencia en la que el Estado tiene que intervenir y los esfuerzos implementados son necesarios.

¿Cuáles son los criterios de selección de los 10.000 proyectos públicos?

En relación con su impacto social, serán priorizados los proyectos de empleo de emergencia enfocados a:

1. La generación de empleo formal, especialmente de mano de obra no calificada,
2. El empleo de mujeres y jóvenes,
3. El empleo de afrocolombianos e indígenas y
4. El impacto de los proyectos en el bienestar social de las comunidades (con responsabilidad ambiental).

En relación con los sectores en los que se desarrollarán los proyectos, el programa priorizará:

1. Servicios sociales para las comunidades.
2. Desarrollo y modernización agrícola.
3. Protección, conservación y desarrollo ambiental.

¿Cómo sería la ejecución de los recursos?

El programa iniciaría con la ejecución de 25 billones de pesos: 15 billones de pesos para proyectos de empleo de emergencia y 10 billones de pesos para la creación de empleo en el sector privado. Dependiendo de la viabilidad financiera y la evaluación positiva del programa, se pondría en marcha la ejecución de hasta 25 billones de pesos adicionales. Ambas fases comprenderían un año cada una.

¿Qué mecanismos se utilizarían para financiar la propuesta?

Los recursos públicos estarían cubiertos por una adquisición directa de TES al gobierno por parte del Banco de la República, por un aumento de la emisión de TES en el mercado colombiano o a través de préstamos internacionales. 

¿Dónde puedo ver todos los detalles de la propuesta?

Puedes ver todos los detalles de la propuesta en la versión detallada del documento, que consta de 9 páginas que explican los criterios de selección, el modelo de estructuración y de ejecución de los proyectos de empleo público, así como los mecanismos de financiación de la propuesta. También tiene un apartado que explica con claridad cómo funcionaría el modelo de subsidios al sector privado.

¿Cómo garantizar la ejecución de los recursos con transparencia?

Las comunidades de los municipios, que plantearon los proyectos a partir de los presupuestos participativos de emergencia, recibirán reportes frecuentes y claros sobre el desarrollo de los proyectos de parte de las alcaldías municipales. Las gobernaciones harán seguimiento a la gestión de los proyectos del departamento con el apoyo del DNP. 

Los reportes de avance de proyectos deben ser públicos, razón por la cual el seguimiento debe hacerse mediante una plataforma a la que se pueda acceder a través de internet o por teléfono, que permita hacer denuncias anónimas sobre prácticas que afecten el desarrollo y la legitimidad de los procesos.

¿Cuál es el componente esencial y diferencial de la propuesta?

Un componente esencial de “Empleo de emergencia ya” es el papel protagónico de las comunidades, las poblaciones locales, las personas de las regiones, en el diseño, ejecución y veeduría ciudadana de sus proyectos. La construcción colectiva del salvamento económico y social del país, además de ser la forma de recuperar la confianza por la administración de lo público, es la forma de llegar con la más alta eficiencia a los resultados de bienestar y generación de empleo que necesita la sociedad. 

Categorías
Noticias

Somos capaces de construir esperanza: Fajardo

Seguimos avanzando en el camino que comenzamos a recorrer a pesar de la pandemia. Aunque no pudimos hacer presencialmente lo que queríamos, caminar el país y escuchar con rigor voces diversas, ajustamos los instrumentos para seguirnos reuniendo con actores relevantes de todos los departamentos para enriquecer la construcción de país.

Hoy contamos con una organización por departamento, con voluntarios que trabajan de manera coordinada construyendo su escuela de formación política y buscando soluciones. A pesar de no contar con muchos recursos, nos multiplicamos sin descanso para construir una propuesta con el mejor conocimiento posible, abordando primero los retos de la emergencia sanitaria y las urgencias de quienes sufren.

Ya presentamos una propuesta para prevenir que los jóvenes ingresen a la criminalidad en territorios vulnerables, para que no deserten de la educación superior y además presentaremos una propuesta de empleo de emergencia. En este momento hay equipos trabajando en temas de economía, educación, mujeres, lucha contra la corrupción, desarrollo rural, justicia, medio ambiente y salud.

La pandemia ha agravado los problemas y males que enfrentábamos. En noviembre las manifestaciones ciudadanas ya señalaban un profundo descontento. Hoy la cruda realidad nos muestra que la pobreza crece, las desigualdades aumentan, la corrupción está en todos lados, la desconfianza en las instituciones es generalizada.

Los asesinatos de líderes sociales se multiplican. Impunes. Y todo se traduce en malestar e indignación colectiva. La situación de Colombia es la más difícil y compleja en mucho tiempo.

Lee también: Columnas de Sergio Fajardo

Polarización y populismo son la receta que está a la orden del día. Con violencia verbal pretenden dividir el mundo en dos. Amigo o enemigo. Y así la política se convierte en la guerra para eliminar al enemigo, y para la guerra se necesitan la rabia, el resentimiento, el odio, el deseo de venganza.

El populismo alimenta las hordas fanáticas y presenta soluciones “simplistas” a los problemas más complejos. La violencia crece día a día. La democracia está amenazada.

En Compromiso Ciudadano apostamos por una política alternativa, por fuera de los extremos; nos proponemos aportar y participar en la construcción de una convergencia que nos permita pasar la página de la destrucción de la que no hemos podido salir y nunca saldremos en medio de la polarización.

Tenemos que definir primero un acuerdo ético de principios y valores que sean los cimientos de la construcción programática. Insistir en que el respeto, el reconocimiento, la empatía y la solidaridad son necesarios para sacar lo mejor de las personas y comunidades, en que son los medios los que justifican el fin en contraposición a la práctica usual del todo vale.

Tenemos que entender que si no construimos confianza a partir de la coherencia y la consistencia no hay posibilidad de liderar la transformación que reclama Colombia. Nos presentaremos con nuestras propuestas y con los aprendizajes acumulados durante todos estos años, con la convicción profunda de que, para navegar y seguir adelante en la tormenta de mentiras y agresiones diarias, nada mejor que la serenidad, la calma, la tranquilidad de los espíritus, respetando las ideas de los demás.

Nosotros sabemos construir la esperanza. En octubre debemos terminar la tarea que nos propusimos. Tendremos la organización nacional consolidada con representación de todas las regiones, y estaremos listos para tomar en conjunto las decisiones políticas que nos correspondan para los siguientes años. 

Pd: Me preguntan por Iván Marulanda. Hace 10 años personalmente lo invité y convencí de que abandonara su retiro de la política y se vinculara a nuestra campaña a la gobernación. Participó con entusiasmo. Luego en la gobernación fue mi asesor directo. En el 2017 lo invité a participar en la construcción de la Coalición Colombia con la Alianza Verde y el Polo Democrático en representación de Compromiso Ciudadano. Por su trayectoria y como reconocimiento a su trabajo le dimos la mayor distinción y responsabilidad: nuestro candidato al senado en el 2018.

Nos sentimos orgullosos de que nos representara en el Congreso. En todos los lugares nuestros equipos lo recibieron con cariño y respeto. La semana pasada nos sorprendió con la afirmación que desde el momento que lo inscribimos para el senado ya se había apartado de nosotros. De mi parte este es un nuevo aprendizaje en política. Mi gratitud por sus aportes durante estos años y seguramente nos encontraremos en algún momento más adelante. Buen viento y buena mar.

Categorías
Noticias

¿Por qué es importante cuidar la democracia en tiempos de pandemia?

Sergio Fajardo apoyó una iniciativa para cuidar la democracia y también la firmó. La propuesta surgió de la Fundación Fernando Henrique Cardoso, International Institute for Democracy and Electoral Assistance (International IDEA) y la Fundación Desarrollo y Democracia. A través de la propuesta, más de 160 líderes de la región hicieron un llamado a defender la democracia en el marco de la pandemia y alertaron acerca de las desigualdades sociales.

Como atravesamos una situación crucial en los acontecimientos mundiales y de la región que amenaza y a la vez genera oportunidades, queremos hacer un llamado para preservar el presente y futuro de la democracia, pues hay riesgos que pueden deteriorar la democracia. El continente necesita ahora una democracia robusta, que tenga visión hacia el futuro y que pueda superar las carencias de representación y eficiencia que han minado la satisfacción democrática en la región.

Los altos niveles de pobreza y las desigualdades son parte de las debilidades estructurales del continente. A pesar de los avances en la calidad de vida de las personas en los últimos 30 años, las mencionadas son asuntos pendientes que la pandemia acentuó. Esto, a su vez, acentuó el riesgo de otra década de pérdidas económicas para la región, lo que implicaría más retroceso social.

La crisis representa un campanazo de alerta que demanda la necesidad de impulsar medidas dirigidas a superar los actuales niveles de desigualdad, pobreza e informalidad, los cuales constituyen no solo el principal obstáculo al desarrollo sino también el caldo de cultivo para las “soluciones” populistas y/o autoritarias. Constituyen también el caldo de cultivo de la violencia criminal organizada, una amenaza real y creciente que debe ser combatida con los instrumentos legales del Estado democrático de derecho.

Un denominador común ante la crisis gestada por la pandemia del coronavirus es que el Poder Ejecutivo ha visto incrementada su responsabilidad, pero también sus atribuciones. En el ejercicio de esos poderes, en numerosos países de la región, se han decretado leyes de emergencia para combatir la pandemia. Los poderes ejecutivos deben hacer un uso responsable de estas medidas de excepción para evitar violaciones a los derechos humanos y restricciones arbitrarias de la libertad. Lo mismo aplica respecto del uso excepcional de las fuerzas armadas durante este período, las cuales deben sumar su aporte con profesionalidad y sin involucrarse en tareas de orden público.

Es fundamental que no se rompa el equilibrio de poderes. El Poder Legislativo –con representación efectiva de las aspiraciones sociales– y el Poder Judicial –con capacidad de aplicar las leyes con independencia– deben continuar ejerciendo sus funciones y garantizando los equilibrios dinámicos institucionales de un Estado democrático. La emergencia no debe ser vista como un cheque en blanco para debilitar los controles y la rendición de cuentas, ni socavar la lucha contra la corrupción. Todo lo contrario.

Si la pandemia obliga a aplazar determinadas elecciones –como viene ocurriendo en varias naciones– estas decisiones deberán hacerse por razones estrictamente sanitarias y estar basadas en un amplio consenso político-social. En ese marco, tanto los organismos del Estado como de la sociedad civil deben propiciar los mecanismos de control en la asignación de ayudas y subsidios estatales, para evitar que ellos generen presiones y clientelismos durante los procesos eleccionarios que se desarrollen a futuro.

Todo esto ocurre en tiempos donde diversos paradigmas van perdiendo su vigencia. La democracia ya enfrentaba una situación social turbulenta y una gobernabilidad compleja: la ciudadanía exigiendo mejor calidad de vida y de servicios públicos; las mujeres demandando, con justicia, igualdad y respeto; el cambio climático requiriendo conciencia ecológica real; y la expansión de internet universalizando el debate político y social, pero también diseminando fake news y discursos de odio.

El futuro político de la región estará marcado por la nueva práctica comunicacional. En el nuevo ambiente será aún más esencial elevar la calidad de la formación ciudadana, tanto en la recepción como en la difusión de mensajes. Será, igualmente necesario, evitar que el creciente flujo de datos que está en manos del Estado para hacer frente a la emergencia sanitaria sea utilizado por los gobiernos como un instrumento de control y autoritarismo.

El papel de lo público saldrá fortalecido. Para que esta aspiración se pueda concretar es necesario fortalecer las capacidades fiscales del Estado. Se necesita un Estado que, además de solvente, sea efectivo en la redistribución de ingresos y oportunidades. Un Estado que sea capaz de actuar con sentido estratégico y no sea presa fácil del corto plazo y de los intereses corporativos.

Hay economías de mercado pero no sociedades de mercado. La protección social no es enemiga de la libertad económica. La legitimidad de una economía de mercado requiere una oferta robusta de servicios públicos de calidad, como quedó dramáticamente demostrado por la pandemia.

El papel de la política puede salir fortalecido. Es hora de repensar ya el valor de la política y la democracia para los tiempos que vendrán y de revisar nuestras concepciones y prácticas de gobierno para actualizarlas y dotarlas de nuevas herramientas que permitan gobernar, democrática y eficazmente, las sociedades complejas del siglo XXI. La democracia representativa puede y debe ser perfeccionada, a empezar por los partidos, pero no reemplazada.

Es hora también de reconstruir espacios y mecanismos de coordinación y cooperación entre los países latinoamericanos, como mínimo para fortalecer la capacidad regional de resolver sus conflictos y no importar crecientes tensiones globales.

Los tiempos que vienen, con una crisis económica mayor a todas las vividas desde el siglo pasado, nos plantea una tarea ardua: aprovecharla como una oportunidad para redefinir el horizonte de lo posible.

Este es el llamado que hacemos, a pensar, a proponer, a gestar ideas y dinamizar acciones para una agenda ineludible: no solo evitar que la democracia sea víctima de la pandemia pero también avanzar hacia una democracia de nueva generación. Porque gobernar para la democracia es entender cómo ésta debe evolucionar en tanto la ciudadanía crece con ella. Por eso, no hay tiempo que perder.

Categorías
Noticias

Propuesta para acabar la violencia contra los jóvenes

Tumaco, Quibdó y Soacha fueron epicentros de la violencia en contra de los jóvenes la semana pasada. Hace dos meses fue Cali y Samaniego. Aunque no todos los asesinatos respondieron al mismo motivo, sí están atravesados transversalmente por una necesidad de mejorar como sociedad para evitar que sucedan. Hay que hacerlo porque estamos perdiendo una generación de jóvenes que deberían ser fundamentales. El origen del problema es la falta de educación y empleo, por lo que vuelvo a traer a la mesa la propuesta que planteamos desde que se dispararon las masacres en el país:

El 11 de agosto, en Llano Verde, distrito de Aguablanca en Cali, cinco adolescentes fueron asesinados en el marco de una pandemia en la que las sociedades se enfocan en salvar vidas. Esos asesinatos ponen sobre la mesa el problema de la violencia, ligada a las circunstancias de vida de muchos niños y jóvenes en estado de vulnerabilidad.

Nota: quiero hacer énfasis en los problemas que rodean la masacre y considerar cuál es el camino para prevenir estas desgracias. Tampoco dejo a un lado los asesinatos del sábado en Samaniego, Nariño, pero esos hechos refieren a otros problemas que requieren otras soluciones.

La violencia de tantas décadas, la ausencia del Estado en amplias zonas del país, la falta de oportunidades en el mundo rural, la crisis nunca resuelta del desarrollo industrial, la falta de educación, la corrupción, la irrupción del narcotráfico, la obsoleta guerra contra las drogas y la incapacidad política de construir un modelo de desarrollo incluyente, se expresan, entre otras cosas, en la aparición de amplias zonas marginales en el territorio nacional. En esas zonas viven muchos jóvenes vulnerables de nuestro país.

Vulnerabilidad, en términos elementales, significa estar alejados de entornos protectores o carecer o tener débiles herramientas para construir un proyecto de vida digno que conduzca a la autonomía a partir de su condición de personas Quiero referirme a esos jóvenes y las condiciones en las que viven.

Las comunidades marginales dónde nacen y crecen nuestros jóvenes vulnerables tienen las condiciones más precarias de toda nuestra sociedad. Pobreza, desempleo, informalidad, altas tasas de embarazo adolescente, familias disfuncionales, violencia intrafamiliar, de género, abusos sexuales, pobre calidad de la educación, mayores cifras de deserción escolar, ‘matoneo’, reclutamiento y vinculación de niños y jóvenes para una criminalidad que controla la venta de estupefacientes y promueve su consumo, somete a las actividades comerciales con la extorsión, controla los espacios públicos, “dicta” normas de convivencia, “resuelve” conflictos y usa la violencia sin miramientos.

Los líderes de este mundo criminal son, por lo general, personas nacidas en la misma comunidad y se suelen convertir en referentes para los menores. Las personas están sometidas por el miedo, no confían en la presencia institucional del Estado y no tienen esperanza. Entender estas circunstancias es crucial para superar las condiciones sociales que cada cierto tiempo causan estupor pero que después pasan al olvido, hasta la siguiente masacre.

La primera acción es con niños, niñas, jóvenes y sus familias. Todas las condiciones de vulnerabilidad social deben ser atendidas de manera integral, en simultánea, bajo la dirección y coordinación de las autoridades civiles, convocando a organizaciones sociales, ONGs, fundaciones, iglesias y múltiples actores con capacidad para intervenir.

La escuelas y colegios tienen que ser eje central en las intervenciones, deben contar con los mejores docentes y facilidades, apoyadas en equipos especializados de intervención social que puedan trabajar con las familias y líderes de la comunidad.

La mayoría de chicos con dificultades necesitan un punto de apoyo, una persona u organización que los acoja, acompañe, cuide y les permita ver alternativas. Es extraordinario ver la influencia que pueden tener maestras y maestros en estos contextos.

Pero esto no es suficiente. Es imprescindible trabajar con toda la comunidad para reconstruir el tejido social. Reconocer y convocar a líderes y abrir los espacios para que otras personas se atrevan a participar. Solo así se empieza a vencer el miedo.

Empoderar significa que la comunidad se convierte en protagonista de su desarrollo. El presupuesto participativo es un buen programa de empoderamiento comunitario.

Aquí de nuevo es esencial la dirección y coordinación de las autoridades civiles. En adición a todo esto es responsabilidad de estas autoridades comunicar y explicar a toda la sociedad el sentido de las intervenciones en las comunidades vulnerables, destacar sus valores y romper la estigmatización que recae sobre sus habitantes.

Todo lo anterior requiere garantizar condiciones de seguridad ciudadana con la presencia de la policía, especialmente entrenada para el trabajo comunitario, no entendida como fuerza de choque y represión. Policía capaz de construir confianza con la gente en su territorio, con acompañamiento de inteligencia y judicialización para desarticular las redes criminales que dominan el territorio. Acompañada por las diferentes instituciones del Estado, como Comisarías de Familia, unidades de atención a víctimas, Defensoría de Derechos Humanos, ICBF, Fiscalía, etc. En Colombia hay varias experiencias que nos demuestran que es posible hacer todo esto.

Lee también: pronunciamiento de Sergio Fajardo sobre el caso de EPM

Finalmente, una observación de la cual depende el éxito de la transformación de comunidades marginales a comunidades dignas con oportunidades: tiempo. Estos cambios necesitan permanencia sostenida en el tiempo, sin interrupciones. Es fatal para las comunidades cuando empiezan a creer en un momento determinado y en el gobierno siguiente se destruyen todos los avances.

Las administraciones locales no son capaces de hacer este trabajo solas. El Gobierno Nacional puede y, debe, ser partícipe de estos programas por todo el país, con recursos y equipos articulados con las autoridades locales, en un gran programa nacional para jóvenes vulnerables.

Categorías
Noticias

EPM: si no reaccionamos ya, la perdemos para siempre

El sacudón en la junta de Empresas Públicas de Medellín es una alerta para todo el departamento. La empresa y la Universidad de Antioquia son los dos mayores legados que tiene la región. No había una situación similar desde 2003, cuando la empresa tuvo tres cambios de gerente.

En ese momento, lo aprendido dotó a la empresa de un gobierno corporativo para formalizar estatutos que se tradujeron en una relación transparente con los ciudadanos y las organizaciones con las que tiene relación, en particular con la junta. La renuncia de sus miembros es síntoma de una fracturada relación con el alcalde durante siete meses.

Las declaraciones de quienes renunciaron se traducen en malestares profundos y aseguran que no se respetan las reglas de juego, un mensaje nefasto que deja un terreno lleno de teorías y suspicacias, dañinas para la empresa, el departamento y el país. Se pone en riesgo una de las mayores riquezas construidas a través de los años: la confianza de Empresas Públicas de Medellín. En resumen, nadie gana, y más bien perdemos todos.

Por supuesto detrás de todas estas disputas hay un tema central: Hidroituango. Sin duda es un golpe que estremece en todos los sentidos posibles los cimientos de la empresa. Dada la hecatombe, la empresa ha reaccionado para recuperar el rumbo y sacar el proyecto adelante. Los esfuerzos son extraordinarios y aunque todo parece indicar que se van a lograr los objetivos, todavía queda un largo y complejo camino por recorrer. Naturalmente tenemos el derecho a conocer qué pasó y la empresa tiene la obligación de responder todos los interrogantes.

La organización del proyecto, las responsabilidades en cada etapa, los costos incurridos, las pérdidas, etc. Por supuesto la mía en mi condición de gobernante. Es lo mínimo. Con una premisa que es la única que le puede garantizar a la empresa superar este problema: transparencia. Esto significa que todo se tiene que ver, sin manos ni intereses oscuros y sin fantasmas actuando tras bambalinas. Si no logramos conocer la verdad limpia a fondo, estaremos en profundos problemas durante mucho tiempo. Años quizás.

El alcalde Quintero tiene la responsabilidad en sus manos. Es una responsabilidad inmensa, es quien conduce la ciudad y tiene tres años y medio en frente como gobernante. El incidente con la junta le pone oscuros nubarrones a su gestión. Es ahora o nunca, esto es un punto de inflexión en su gobierno, más aún, en su carrera política. En primer lugar públicamente definir cómo va a escoger los miembros de la nueva junta directiva.

Al mismo tiempo, abrir las puertas de EPM para que la sociedad vea y entienda cómo está la empresa y señalar explícitamente cómo la van a conducir. Es urgente establecer un diálogo con diferentes sectores de la sociedad seriamente interesados en el futuro de la empresa y su relevancia para la ciudad, Antioquia y Colombia. Conformar un comité de seguimiento y recuperar la confianza en EPM que, si no reaccionamos ya, la perdemos para siempre.