Categorías
Noticias

Mi voto el 19 de junio

Por Sergio Fajardo V.

El domingo 29 de mayo, después de varios meses de extenuante campaña política para la presidencia de la república, los resultados en las urnas fueron desalentadores: obtuve 4,2 % de la votación, que se tradujeron en 890.000 votos, que a duras penas alcanzaron para superar el umbral. Como muchos lo anunciamos, Colombia va a cambiar y efectivamente Colombia buscó el cambio. De manera contundente los votantes escogieron a Gustavo Petro y Rodolfo Hernández como las personas que representan ese posible cambio de rumbo.

Hace cuatro años perdí con Petro la oportunidad de pasar a la segunda vuelta, por 250.000 votos. No me quejé, no le eché la culpa a nadie, y decidí votar en blanco, di las razones para hacerlo y me fui tres días a descansar y ver ballenas a Nuquí, Chocó. No vi ninguna ballena y desde ese momento hasta el día de hoy, no he tenido descanso alguno. La vida es implacable.

Hoy enfrento de nuevo la misma pregunta: ¿por quién votar? Y después de muchas horas de reflexión, de revisar juiciosamente la experiencia de votar en blanco en el 2018, de escuchar opiniones y sugerencias de todo tipo, he llegado a una decisión.

Antes de responder quiero mencionar los principios básicos a partir de los cuales tomo mi decisión:

i. Son los medios los que justifican el fin. Esta expresión es antagónica a “el fin justifica los medios”, o dicho de otra forma, al todo vale.
ii. De la forma como se llega al poder, así se gobierna. Llega con corruptos, gobierna con corruptos.
iii. Las propuestas y quien las lidera son inseparables. Por lo tanto, las condiciones, la forma de liderazgo, la historia de quien conduce determina la calidad de las decisiones y los resultados de las propuestas.

No voto por Petro. No puedo votar por Petro por varias razones, y voy a empezar con la más controvertida: por una razón “personal”. Desde mi voto en blanco en el 2018 el universo petrista, con su líder máximo a la cabeza, me hizo responsable de su derrota y me acusó de ser un “uribista enclosetado”. El aliado de Duque. Ni más ni menos me adjudican responsabilidad en este pésimo gobierno.

La batalla política estaba clara: desaparecer a su principal contradictor. Así, las redes se convirtieron en el escenario de la demolición programada. Se dedicaron durante cuatro años a difundir de manera sistemática mentiras, excesos, engaños, burlas, trampas y falsedades con una estrategia claramente diseñada y que combina todas las formas de lucha. Contaron además con la circunstancial colaboración del Contralor y el Fiscal del presidente Duque.

El daño no es despreciable, con graves consecuencias para mí, mi familia, las personas compañeras de Compromiso Ciudadano, entre otras. Entonces en tiempos electorales aparece el supremo líder, magnánimo y generoso, que me convoca a que nos unamos. Dice que él sí deja su ego a un lado, y sus seguidores arremeten otra vez: Fajardo no atiende el llamado del ser supremo porque su vanidad y su arrogancia no lo dejan, es un ser vengativo, incapaz de pensar en el país. Antepone su pretendida superioridad moral al bienestar de un país y etcétera.

Petro tiene que ganar y todo obstáculo en la ruta del poder debe ser eliminado. De esta forma, el matoneo es una actitud permanente y sin contemplación alguna frente a quien se atreva a contradecir u oponerse al líder. Al mismo tiempo, sin embargo, cualquiera que se acerque para sumar votos es bienvenido. De esta forma reconocidos corruptos encuentran la puerta abierta y su pasado se borra, se queda en la entrada. La argumentación es conocida: la política es dinámica, hay que tragar sapos, la política se hace con políticos. Todo vale.

Otra razón la constituyen sus propuestas. Petro tiene sin duda la capacidad de entender la Colombia inconforme y de manipular esta realidad con su habilidad discursiva. Sin embargo, a continuación, propone programas imposibles, revestidos con un supuesto rigor, que pretenden responder a las necesidades del pueblo. El terreno está abonado para el populismo. Después viene la frustración.

Para finalizar, no sobra recordar el desempeño de Petro como alcalde de Bogotá. Promesas rimbombantes, obviamente incumplidas, y una ciudad que quedó sumida en una confrontación permanente. ¡Todavía amenaza con detener la construcción del metro para obligar a que se haga lo que él considera que se debe hacer!

Petro es un líder mesiánico y autoritario y con esas condiciones no se puede unir al país, y por más discursos y seguidores que tenga, la paz no se construye arrasando con el diferente. El respeto, el reconocimiento, la solidaridad y la empatía son condiciones necesarias que Petro no tiene. Por todas estas razones no voto por Petro.

No voto por Rodolfo. Conozco al ingeniero desde hace varios años. Es tal cual lo vemos hoy. Cada que habla lanza, sin titubear, una ráfaga, una mezcla de palabrotas acompañada de carcajadas, con el pragmatismo de un ingeniero que resuelve rápido y hace pocas pausas. No sabe lo que son la prudencia y la pena. Es avasallador y su presencia nunca pasa inadvertida.

Sabe que en Colombia hierve un malestar profundo con los políticos y su corrupción, y con su personalidad y discurso interpreta ese malestar, usando un discurso que es sencillo y original, y nada más. Pero conoce poco el país y su experiencia gobernando y en política es limitada.

Hoy tiene una muy buena posibilidad de ser el presidente de Colombia en representación de millones de personas que quieren un cambio. ¿Cuál cambio? El que sea con tal de que alguien diferente esté al frente del país.

En nuestra fallida conversación, con final abrupto, patán y grosero, nos propusimos discutir acerca de nuestras propuestas para ver si era posible encontrar coincidencias. Hicimos nuestro trabajo y él lo desestimó sin mirarlo, y entonces entendimos que lo que el candidato quería era una adhesión automática, que firmáramos un cheque en blanco a su nombre. Lo cierto es que los detalles de su programa no son claros, en varios temas estamos en franca contradicción y en él no encontramos una propuesta que permita visualizar cómo sería su gobierno. Es una nebulosa por la que habría que votar prácticamente a ciegas.

Voto en blanco. Voy a votar en blanco el 19 de junio. Otra vez, como en el 2018. Como político que por más de 20 años ha defendido y defiende una forma de hacer política, y además acaba de presentar en las elecciones del 29 de mayo una propuesta programática elaborada con rigor y seriedad, con la convicción de que a pesar de la derrota electoral es lo que necesita nuestro país, votar en blanco hoy significa asumir el compromiso para seguir defendiendo nuestras ideas y aportar nuestras propuestas en el periodo tan complejo y difícil que viene a continuación para Colombia. Lo que vemos hoy en la campaña es premonitorio de lo que nos espera.

Mi voto en blanco es en consecuencia una posición política, crítica e independiente, que en el marco de la democracia y desde una posición hoy minoritaria, reclama el valor de unos principios básicos y destaca la importancia de la decencia, la transparencia y la seriedad en la acción política. Estoy convencido que muy pronto el tiempo nos dará la razón. El camino es largo y la verdad y la decencia siempre salen adelante, aunque a veces se demore.

Categorías
Noticias

‘Seguimos adelante hasta el final’: Sergio Fajardo

COLOMBIA NECESITA UNA REVOLUCIÓN

Hay expectativas sobre mis decisiones en esta campaña. Expectativas en algunos casos opuestas. Por un lado nos piden unirnos para evitar el continuismo duque-uribista, por otro atajar el populismo y por otro fortalecer una tercería.

Les confieso que he pensado seriamente sobre todas las opciones y ayer lo hice con todos los compañeros de la coalición.

Los días difíciles por los que pasa nuestra campaña merecen reflexiones profundas, pero sin dejar a un lado la preocupación por el futuro de esta Colombia que queremos y por la que tanto hemos trabajado. 

Mi decisión es clara y contundente: SEGUIMOS HASTA EL FINAL.

Yo no estoy acá, como candidato a la Presidencia, por la vanidad del poder, por un puesto, ni para negociar unas cuotas de poder.

Nosotros estamos acá porque creemos que nuestro proyecto es UNA VERDADERA REVOLUCIÓN QUE TRANSFORMARÁ al país por completo y para siempre. Un proyecto distinto a los otros.

La nuestra, LA MÍA, es una revolución educativa en todos los niveles. Si algo nos ha faltado en Colombia es educación, para salvar vidas de niños que reclutan, para preparar a nuestra juventud para trabajar con dignidad, para emprender, para transformar sectores completos, para aprovechar nuestra riqueza, pero también para cosas tan simples como aprender a hablar sin agredirnos y construir confianza.

La educación es casi invisible en las encuestas, pero a la hora de la verdad es lo único que nos hará avanzar. Después de tantos años de recorrer nuestro país, de conocer de cerca su alma, hoy más que nunca estoy plenamente convencido de que LA EDUCACIÓN ES LA VERDADERA REVOLUCIÓN Y NUESTRA ÚNICA SALVACION COMO NACIÓN.

Entiendo que muchos sienten miedo y muchos sienten rabia. Estos sentimientos, sumados a la tristeza, tal vez son los que mejor definen el momento por el que atraviesa Colombia.

Y todos hablan, casi a gritos, de la necesidad de cambiar. Pero de cambio hablan todos, cuando Colombia lo que necesita es una revolución total que tenga como centro la educación.

También una revolución que le apueste, sin miramientos, a un servicio público definido por la decencia. Porque de nada nos sirve tener propuestas de cambio si llegamos a implementarlas junto con la misma gente que por décadas ha defraudado al país.

No podemos dejarnos convencer de que la decencia es opcional o secundaria: Colombia se merece un gobierno decente, sin vínculos con la corrupción y con la capacidad de adelantar las transformaciones que necesita la gente.

Una revolución que entienda que a Colombia no la cambia una persona, ninguna persona, por mesías que sea. A COLOMBIA LA CAMBIAMOS TODOS. Y para cambiarla tenemos el mejor programa y el mejor equipo, y vamos a lucharla hasta el 29 de mayo. Porque Colombia se merece un gobierno competente, incluyente y preparado.

He escuchado a mucha gente decir que vota por mí por convicción y agradezco su confianza. Mis votantes creen en esta revolución que proponemos y no se dejan asustar por las encuestas.

Pero también escucho a gente que repite: Fajardo es el mejor, pero votar por él es perder el voto. A ellos, les digo: votar por unos principios, por unos valores, jamás será perder el voto. En esta primera vuelta cada ciudadano tiene la posibilidad de elegir lo que quiere.

El voto realmente lo perdemos cuando renunciemos a la oportunidad de tener un gobierno decente, cuando renunciamos a nuestras creencias, a nuestros sueños, cuando renunciamos a hacer la profunda revolución que todos pedimos a gritos.

Tal vez no hemos sido claros en transmitirle a la gente cuál es la Colombia que nos soñamos. Seguramente muchos colombianos saben hoy qué es lo que no somos, lo que no representamos, pero no tienen claro lo que efectivamente somos y haremos por esta Colombia que hoy sufre.

Nos quedan 25 días en los que se definen las elecciones y el futuro del país, 25 días que no vamos a desaprovechar para contar cuál es esa Colombia que vamos a construir unidos, lejos de la corrupción, lejos de la violencia y la pobreza. Guiados por principios y valores, con convicciones profundas.

Por eso seguimos adelante sin alianzas con nadie. ¡Esta revolución apenas está comenzando y todos están invitados a sumarse ya!

SERGIO FAJARDO VALDERRAMA

Mayo 5 de 2022

Categorías
Noticias

Caravana del cambio por Colombia: consulta tu punto de encuentro

Empieza la remontada de Sergio Fajardo. Este sábado nos tomaremos las calles de Colombia. Consulta tu punto de encuentro.

Departamento Municipio Fecha Lugar Hora
Sucre Sincelejo 23 de abril Plaza Cultural de Majagual 9:00
Quindio Armenia 23 de abril Cra 19 sector inter plaza, Cra 14 calle 12 Parque Sucre y Estadio centenario. 3:00 p.m.
Bogotá Bogotá 23 de abril Titán Plaza, FILBO – Parqueadero Torre – Carrera 40 # 22 – 34 / Parqueadero Agora Avenida Calle 24 # 38 – 71 Costado Oriental, Cafam la Floresta, Gran Estación, Centro Comercial Andino, Sede de Campaña – Transversal 17A Bis # 36 – 54 11 a.m. a 5 p.m. y Filbo 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
Risaralda Pereira 23 de abril Invico 3:00 p.m.
Cauca Popayán 23 de abril Cra 11 # 3n – 01 Barrio Modelo. Sede Fajardo. 10:00 a.m.
Norte de Santander
Cúcuta
23 de abril
Calle 16 con Av 5 Esquina al frente de la antigua Dacha Sede 9:00 a.m.
Calle 16 con Av 5 Esquina al frente de la antigua Dacha Sede 2:00 p.m.
Antioquia Medellín 23 de abril Iglesia Nuestra Señora Del Carmen – Barrio San Javier – Comuna 13 Cra. 99 # 41-94 2:30 p.m.
Nariño Pasto 23 de abril Calle 18 con carrera 30 y 31 ( Parque infantil) 11:00 a.m.
Chocó Quibdo 23 de abril Calle 29 # 4 – 28 9:00 a.m.
Huila Neiva 23 de abril Olímpica de Canaima 6:30 a.m.
Santander Bucaramanga 23 de abril Calle 60 # 27-06 3:00 p.m.
Tolima Ibagué 23 de abril Avenida 60, Panamericana 3:00 p.m.
Cesar Valledupar 23 de abril Calle 15 #8-56 9:00 a.m.
Cauca Popayán 23 de abril Calle 2 # 6-53 12:30 p.m.
Sucre Corozal, Betulia, Sincé, Galeras 24 de abril Corozal – Plaza principal 8:00 a.m.
Cesar Bosconia 24 de abril Plaza Principal 3:00 p.m.
Bogotá Bogotá 24 de abril Sede – Transversal 17A Bis # 36 – 74 9:00 a.m.
Risaralda Santuario y Apia 24 de abril Bomba de Corales 7:00 a.m.
El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina San Andrés 24 de abril Parque Natania 9:00 a.m.
Cauca Popayán 24 de abril Parque de la salud 10:00 a.m.
Norte de Santander Cúcuta 24 de abril Restaurante El Rodizio Av Libertadores Malecón 8:00 a.m.
Antioquia Medellín, Itagüí, Envigado, Sabaneta 24 de abril Sede Fajardo Medellín Calle 49b 75 – 16 Diagonal Liga antioqueña de futbol 9:30 a.m.
Nariño Sandona 24 de abril Plaza Principal 3:00 p.m.
Antioquia Nariño 24 de abril Plaza Principal de Nariño 1:00 p.m.
Pasto Genoy 24 de abril Plaza Principal 10:00 a.m.
Nariño
Consaca 24 de abril Plaza Principal 4:00 p.m.
Tumaco 24 de abril Plaza Principal 11:00 a.m.
Barbacoas 24 de abril Plaza Principal 11:00 a.m.
Ipiales 24 de abril Plaza San Felipe 11:00 a.m.
Huila
Neiva 24 de abril Drogas La Rebaja Parque Santander 9:00 a.m.
Neiva 24 de abril Semáforo Kr 16 con Calle 41 3:00 p.m.
Caldas San José 24 de abril Plaza de mercado 8:00 a.m.
Bolívar Calamar 24 de abril Centro 9:00 a.m.
Categorías
Noticias

Consulta tu punto de encuentro este 9 y 10 de abril, nos tomaremos las calles de Colombia

Empieza la remontada de Sergio Fajardo. Este sábado nos tomaremos las calles de Colombia. Consulta tu punto de encuentro.

Departamento Fecha Lugar
Caldas
10 de abril
Sede Fajardo Manizales (Parque Fundadores) 9:00 a.m.
Caldas 10 de abril 9:30 a.m. sede de Fajardo Manizales (Parque Fundadores)
Quindío 9 de abril Calle 9 Número 13-38 Al lado de La Antigua Crónica
La Guajira 9 de abril Callejón de Las Brisas
Bogotá 9 de abril 9:00 a. m. a 1:00 p. m. Peaje Andes
Bogotá 9 de abril 9:00 a. m. a 1:00 p. m. Yomasa
Bogotá 9 de abril 9:00 a. m. a 1:00 p. m. Terminal Salitre
Bogotá 9 abril 11:00 a. m. a 1:00 p. m. Salida Puente Calle 80
Tolima 9 de abril
2:00 p. m. Cra. 5 con calle 37
Meta 9 de abril Cra. 33 # 38-45 Plazoleta los Libertadores
Risaralda 10 de abril 7:00 a.m. Remontada en Quinchia – Punto de encuentro bomba de Corales.
Valle 9 de abril Av. 8 con 18 Norte Esquina
Cordoba 9 de abril
1. Volanteo en la zona del semáforo del barrio Cantaclaro, Centro Comercial Nuestro.
2. Convocatoria de mujeres: encuentro de lideresas en la sede, Cr. 8 #42-60
Valle 10 de abril Cali: 10:00 a. m. Ciclovía Calle 9 con 39 esquina – Coliseo de Hockey
San Andrés 10 de abril Barrio Natania
Norte de Santander 10 de abril Parque Santander Av. 5 entre Calle 10 y calle 11, frente a la catedral.
Atlántico 9 de abril
Cra. 46 calle 53 esquina Plaza de la Paz. CC Portal del prado 5:00 p. m.
Sucre 9 de abril Parque Santander en Sincelejo
Categorías
Noticias

Pronunciamiento a la opinión pública sobre el fallo del contralor Carlos Felipe Córdoba y decisiones de campaña.

Bogotá, 30 de noviembre de 2021.

Hasta hoy he mantenido mi defensa en reserva, pues consideré que era la mejor manera de proteger las instituciones, pero hoy creo que es fundamental hacerla pública. Es esencial que se conozca la verdad, porque lo ético, antes que renunciar a mi candidatura, es demostrar que quienes conducen hoy las ‘ias’ le hacen un juego nefasto al poder, a expresidentes y políticos importantes. Eso es corrupción y deshonestidad.

La decisión de la Contraloría no me inhabilita. De una u otra manera ahora los jueces tienen que revisar las manifiestas ilegalidades e inconsistencias. Se acabó el tiempo de las “ías”, hoy les corresponde a los jueces. Como el contralor Carlos Felipe Córdoba prejuzgó, anticipando el sentido del fallo, como ha dicho que la convención americana de derechos humanos no debe ser aplicada textualmente en Colombia, y como sabemos que nos enfrentábamos a su jauría, cumpliremos la cita ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para materializar las medidas cautelares que solicitamos tiempo atrás. Nada nos impide seguir en la carrera por la Presidencia de la República. Convoco a todos los ciudadanos a que respondamos con altura y en democracia los ataques bajos y las arbitrariedades. Los invito a que nos alistemos para dar una respuesta contundente en las urnas. Vamos a seguir y vamos a ganar.

La confirmación del fallo de la Contraloría en segunda instancia no fue una sorpresa. Estaba anunciado, sabíamos cuándo se iba a hacer público. He usado y usaré todos los mecanismos legales para hacerles frente a las inconsistencias profundas del fallo y de la actuación de la Contraloría durante el proceso.

Y aunque no es una sorpresa, tampoco deja de ser una noticia difícil para mi candidatura. El propósito real es muy sencillo: suscitar dudas. Si lo investigan, “por algo será” y debe “estar inhabilitado”. Saben perfectamente que la confianza es la mayor riqueza que he construido en compañía de las personas con quienes he trabajado durante 22 años de vida pública. Y es a este punto, a la confianza, a donde dirigen todos los ataques.

He explicado, he hecho pedagogía, siempre dando la cara. Así he salido adelante de las situaciones difíciles en las que han tratado de poner en tela de juicio mi rectitud. Siempre he cuidado mis maneras, con rigor, respetando las instituciones. Son años de una lucha frontal y ardua contra el clientelismo y la corrupción. Intentaron tacharme de deshonesto, no pudieron y hoy tampoco podrán.

Esta vez es diferente. En otras ocasiones, al menos existía sutileza en las trampas. Pero este último año ya no se cuidan, no hacen el más mínimo esfuerzo por ocultar sus intenciones politiqueras. A pesar de todos mis intentos por mantener este proceso en el campo legal, ha sido el propio contralor quien se ha encargado de llevarlo al terreno político. Sería necio no verlo. Hace unos meses, la periodista María Jimena Duzán me confirmó que desde 2016 existe un ataque coordinado, planeado, me dijo “a Fajardo lo quieren joder”, y está asociado con el Cartel de la Toga.  Aprovecho y le pido al señor Gustavo Moreno, ahora que ha decidido colaborar con la justicia, que públicamente le informe al país ¿quién lo nombró fiscal anticorrupción? ¿Qué instrucciones le dieron? ¿Quién le dio las órdenes de hacerlo?

Un funcionario que decide de acuerdo a intereses políticos socava y destruye la confianza en las instituciones sobre las cuales se sostiene nuestra democracia. Cuando esta actuación se convierte en sistemática, el daño es enorme y las consecuencias irreversibles. Eso es lo que ocurre hoy. La corrupción ha alcanzado niveles inimaginables y esto tiene que cambiar. En los organismos de control y vigilancia hay gente honorable, gente valiosa que espera ser dignificada. Para ellos es urgente y necesario el cambio.

Carlos Felipe Córdoba no es un contralor, es una ficha política. Fue la mano derecha de Germán Vargas en las pasadas elecciones y tiene el apoyo de su paisano de Pereira, César Gaviria Trujillo. Su obediencia ya fue puesta a prueba en 2017 cuando, siendo auditor, presentó informes falsos e ilegales, sin tener competencia alguna, pretendiendo demostrar que en la gobernación había puesto la pauta a mi servicio y pagado favores a donantes de mi campaña con contratos. Todo se le derrumbó y el señor Córdoba nunca respondió por sus calumnias.

“Muchas gracias presidente Gaviria, al expresidente Pastrana, también le agradecemos al expresidente Uribe”, así arrancó su discurso de posesión como contralor y en ese mismo instante empezó una administración que no controla, sino que baila sincronizadamente con todo lo que le favorece a este mal gobierno. Es el mismo político que fue militante de las juventudes uribistas, secretario privado de Vargas Lleras, y que nombró a la esposa del fiscal como contralora delegada.

Aparte de estos entretelones políticos, el proceso ha estado plagado de insólitas irregularidades que hoy destaco ante la opinión pública. Nuestra defensa completa podrá ser consultada de manera permanente en nuestra página web y en las redes sociales.

Quiero destacar tres aspectos para mostrar el descaro y acomodo, o el acomodo descarado, del proceso en la Contraloría:

Primero: Juan Carlos Calderón España, bajo el manto de veedor ciudadano, permitió con un escrito suyo que la Contraloría General iniciara un control excepcional en el caso Hidroituango. El supuesto ciudadano y veedor preocupado por el interés público (¡oh sorpresa!) es amigo personal de Carlos Felipe Córdoba y un mes antes de pedir el control excepcional sobre Hidroituango, declaró en el Consejo de Estado a favor de su nombramiento como contralor. Y (¡oh sorpresa!), en el mismo mes lanzó su libro “El veedor, control social, medios y Democracia”, con prólogo de adivinen quién: el mismo contralor que defendió en el Consejo de Estado. A esto se suman trinos, contratos familiares en la Contraloría, y otras pruebas que fueron borradas pero que rescatamos. Todas estas son piezas del rompecabezas que llevan años armando para eliminarnos jurídica y políticamente.      

Segundo: la Contraloría cambió la acusación inicial en mi contra. Después de una supuesta y ardua investigación en la que invirtió tiempo y recursos, me acusaron por una sola conducta: no ejercer control. Entregué pruebas claras y contundentes. Hasta ahí debió llegar el caso. Sin embargo, la sorpresa fue mayor cuando toda esa investigación no importó, cambiaron rápidamente el documento y terminé imputado por varias conductas diferentes.

Le reprochan a mi gobernación haber estado de acuerdo con la construcción de un tercer túnel. Pero miente la Contraloría al decir que la Junta Asesora de EPM lo contraindicaba. La Contraloría se negó a leer completos los documentos, se negó a oír a la Junta Asesora. Por esas mentiras, quien me condenó, Juliana Velasco Gregory, está siendo investigada por la Comisión de Disciplina Judicial. Otras cuestiones como la falta de multas a EPM o los imposibles avales de aceleramiento o de cambio de diseños por la Junta Directiva son artificios en la motivación de una condena en mi contra. 

Tercero: Córdoba nombró a quienes debían decidir en segunda instancia. Aquí aparece otro nombre clave en todo este entuerto: Cristian Castro, Contralor Delegado Anticorrupción. Castro fue designado ponente, pero tras un artículo de prensa que dejaba al descubierto sus vínculos políticos, fue retirado del caso e incluso se fue de vacaciones. Qué imparcialidad puede tener una persona que es ficha de César Gaviria, fue secretario general del Partido Liberal en Pereira, es ahijado político de Carlos Humberto Isaza, quien fue el Director de la Función Pública de Cesar Gaviria y es hoy contratista de la Contraloría? Y como si fuera poco, hace tan sólo un par de días, un día después de conocerse el fallo de segunda instancia, Castro comparte en su cuenta personal de Instagram un meme atacándome directamente usando a Yanfri, el niño que se hizo famoso en redes por su caminado. Textualmente dice el meme: “Ey Yanfri ¿vos por qué venís caminando así todo bonito, ombe? La Contraloría confirma que Fajardo es responsable por detrimento de $4.3 billones en HidroItuango”. Como lo he repetido en varias ocasiones, ya ni siquiera disimulan. No les importa el proyecto, ni que existan seguros, ni el riesgo para la comunidad de Ituango.

Necesitaban culparme, le temen a un cambio de poder hacía un gobierno en el que la contratación no sea un botín.

Colombia tiene que cambiar. La supervisión, control y fiscalización tiene que brillar para todos. Hoy la credibilidad de estas instituciones está por el piso. Con razón. La capacidad de investigar es baja, los tiempos no son razonables, la imparcialidad está en duda. Las investigaciones son selectivas, y se convierten en una tortura para millones de colombianos y eso debe cambiar. Reitero, hay mucha gente buena en la Fiscalía, la Procuraduría, la Contraloría, las entidades de control y vigilancia, pero el andamiaje hoy favorece al poder y al dinero. Y eso tiene que cambiar.

Hoy más que nunca, nuestra democracia depende de nuestro poder judicial, de nuestras Cortes, de nuestros jueces, hoy, el poder de las “ías” para hacerme daño (en estos casos) por fin terminó, inicia el tiempo de los jueces, al que nos sometemos con confianza, pero con respeto, respeto por la independencia.  Que quede claro, nunca he llamado ni directamente ni por interpuesta persona a magistrado o juez alguno, esa no es la justicia en la que creo. Creo en una justicia independiente en donde prevalezca la fuerza de la razón, y no la fuerza del poder y la arbitrariedad. Creo en una justicia sobria, rechazo a estos personajes que envilecen el servicio público. 

No puedo seguir siendo moderado frente a algo tan descarado. Es infame ser señalado por un fiscal que cree que hubiera podido predecir la volatilidad del precio del dólar, por un contralor que lleva años tratando de condenarme de cualquier manera. Voy a dar esta lucha porque tengo la tranquilidad que me dan 22 años de vida pública actuando correctamente. Sé muy bien a quiénes me enfrento en esta lucha desigual, pero no hay alternativa: así empezamos y así seguimos. Haciendo pedagogía, usando los recursos que nos da la ley, pero, sobre todo, apelando a la confianza que millones de ciudadanos nos han dado para seguir recorriendo el camino hacia el cambio. Gracias a todos los que nos han manifestado su apoyo, contradictores y amigos. Quisiera cerrar diciendo lo que he repetido desde hace muchos años: la verdad y la decencia siempre salen adelante, aunque a veces se demoren. 

Categorías
Noticias

La defensa de Sergio Fajardo en la investigación sobre Hidroituango

Acá encuentran todos los documentos de Sergio Fajardo en el proceso que la Contraloría General adelantó en contra de él y 25 personas por el caso de Hidroituango.

En 2019, la Contraloría General abrió investigación bajo la figura de control excepcional alrededor de la contingencia que se vivió en Hidroituango en 2018.

Para que abogados, expertos y la ciudadanía puedan revisar a fondo cómo ha sido el proceso desde la perspectiva de Fajardo, acá encuentran los principales documentos de la investigación que incluyen. El proceso estuvo plagado de irregularidades, incoherencias y rarezas que incluyen:

  • La solicitud de control excepcional fue presentada por un amigo del Contralor General.
  • La imputación estaba determinada antes de culminar la investigación.
  • El Contralor General estaba inhabilitado para fallar la recusación que igual falló.
  • La Contraloría no incluyó a EPM como responsable.
  • La Contraloría cambió la acusación contra Fajardo y otros funcionarios.
  • La Contraloría violó el derecho a la defensa.
  • La Contraloría decidió arbitrariamente al vincular y desvincular a funcionarios.
  • La Contraloría no decretó pruebas para nuevas acusaciones de la imputación.
  • La Contraloría no tuvo en cuenta los pagos millonarios de las aseguradoras.
  • La Contraloría tuvo un mal uso de informes periciales y técnicos.
  •  La Contraloría no respetó los plazos justos.
  • La Contraloría impuso una condena fiscal solidaria sin razón alguna.
  1. Versión libre Sergio Fajardo (agosto 2020)

Tras la apertura de la investigación preliminar en noviembre 2019 de la investigación UCC-PRF-014-2019, Sergio Fajardo entregó versión libre a la Contraloría en agosto del año siguiente donde se centró en el seguimiento a las funciones delegadas en la junta de la Sociedad,  las funciones legales de la misma y cómo la junta controlaba y revisaba las decisiones tomadas por EPM en Hidroituango.

  1. Imputación de la Contraloría General (diciembre 2020)

El 2 de diciembre de 2020, la Contraloría dictó el auto Nr 1484, donde imputó cargos a Sergio Fajardo y otras personas naturales y jurídicas en la investigación por responsabilidad fiscal por Hidroituango aduciendo que Fajardo como gobernador no ejerció control sobre los miembros de junta que delegó.

  1. Recusación al proceso de responsabilidad fiscal (diciembre 2020)
  1. Acción de tutela (enero 2021)
  1. Ampliación recusación (enero 2021)
  1. Descargos, medios defensivos y pruebas (abril 2021)
  1. Defensa material (abril 2021)
  1. Fallo 1ra instancia (septiembre 2021)
  1. Apelación (septiembre 2021)
  1. Carta ONU (agosto 2021)
  1. Carta INTOSAI (octubre 2021)
  1. Recusación al Contralor General  (noviembre 2021)
  1. Solicitud medidas cautelares CIDH (noviembre 2021)
  1. Fallo 2da instancia (noviembre 2021)

Categorías
Noticias

Recusación de Sergio Fajardo a Contralor General por Hidroituango

Bogotá D.C., noviembre 23 de 2021

Señor

Contralor General – Carlos Felipe Córdoba Larrarte

Ciudad

Asunto: Proceso de responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019. Recusación contra el señor Contralor General de la República para decidir sobre la recusación presentada por María Eugenia Ramos Villa contra la Contralora Delegada Intersectorial No 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción y los miembros de la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría General de la República.

Sergio Fajardo Valderrama, identificado como aparece al pie de mi firma, por medio de este escrito, y por hechos sobrevinientes y posteriores al fallo de responsabilidad fiscal proferido el 3 de septiembre de 2021, formulo recusación de acuerdo con los artículos 33 a 35 de la Ley 610 de 2000 en su contra señor Contralor General de la República, con fundamento en la vulneración al principio de imparcialidad objetiva y de neutralidad establecidos en el artículo 8 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos.

Esta no es una recusación para apartar al señor Contralor del proceso UCC-PRF-014-2019, pues el señor Contralor no es competente para adoptar la decisión de fondo en el caso. Sin embargo, sí es competente para resolver la recusación presentada contra la Contralora Delegada Intersectorial No 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción y los miembros de la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría General de la República, y sobre esa decisión versa esta recusación.

Los hechos sobrevinientes que se presentan en este escrito comprometen la apariencia de imparcialidad del señor Contralor, quien ha manifestado públicamente una posición de respaldo al fallo, al proceso y a los funcionarios que llevan dicho proceso, lo cual le impide resolver de manera imparcial la recusación que ha presentado María Eugenia Ramos Villa. Más aún cuando dicha recusación cuestiona la independencia e imparcialidad estructural de la Contraloría General de la República y la posición institucional que dicha entidad ha asumido a favor de un fallo que aún no se encuentra en firme.

  1. Violación del principio de neutralidad.

Esta recusación porta principalmente sobre las actuaciones que el señor Contralor General de la República ha llevado a cabo a nivel internacional, en particular respecto del llamado que ha hecho a la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI por sus siglas en inglés) a quien pidió pronunciarse porque según el representante del máximo órgano fiscalizador, la independencia de la Contraloría General de la República está siendo amenazada por medios de comunicación y actores políticos en lo que respecta al caso de Hidroituango:

La Contraloría General percibe una presión por parte de distintos actores políticos y económicos para deteriorar su imagen, lo que afectaría negativamente su independencia, incluso, pone en riesgo la seguridad de los funcionarios que hicieron la auditoría[1]

Resulta que a nivel internacional el Contralor litigue en favor de un sentido de fallo condenatorio en el caso Hidroituango aduciendo ser hostigado políticamente, cuando dicho fallo no está en firme, no ha sido confirmado o revocado aún y existen recusaciones que no han sido resueltas. 

Usted señor Contralor rige una entidad que es “juez fiscal”, que ejerce el poder punitivo (fiscal), de usted se demanda comportarse como un juez, no como una parte, pues la sala fiscal está conformada por subordinados  suyos. Usted, señor Contralor impulsó la difusión de una comunicación de INTOSAI que solo aducía su respaldo a una función fiscalizadora independiente. INTOSAI solo y nada más que eso puede decir en respeto al principio de neutralidad, pero usted en un ejercicio de comunicación distorsionó la posición de esa organización, afirmando que esta respalda el fallo de condena de Hidroituango (que aún no se encuentra en firme) con lo que no solo no se comportó con la prudencia y ponderación que exige ser o regir la entidad que hace de “juez fiscal”, sino que está operando como una parte interesada. Por este motivo lo recuso para conocer de la recusación formulada por María Eugenia Ramos Villa.

Frente a esta situación en concreto, resulta además una violación al principio de neutralidad de la INTOSAI consignado en su reglamento, en su código de ética y en las declaraciones llamadas a ser cumplidas por la totalidad de sus integrantes, la deliberada y parcializada interpretación que, usted,  señor Contralor General de la República, en nombre propio y como representante de la entidad, llevó a cabo de la declaración de la Iniciativa para el desarrollo de la INTOSAI publicada el día 17 de noviembre de 2021. Sobre el particular es preciso mencionar lo manifestado por la ID INTOSAI a través de su director, señor Einar Gorrinsen:

“- La Iniciativa para el Desarrollo de la INTOSAI ha diseñado un procedimiento especial denominado Mecanismo de Defensa Rápida de la Independencia de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (SIRAM por sus siglas en inglés), con el fin de ofrecer apoyo a las EFS cuando éstas perciben que su independencia enfrenta desafíos.

(…)

RECONOCIENDO

  • Que la Contraloría General de Colombia ha percibido un riesgo a su independencia después de la publicación del informe de control excepcional sobre Hidroituango y que ha solicitado la aplicación del mecanismo SIRAM.

(…)

LA INICIATIVA PARA EL DESARROLLO DE LA INTOSAI HA DECIDIDO HACER DEL CONOCIMIENTO DEL GOBIERNO, LA LEGISLATURA Y PARTES INTERESADAS, QUE:

  1. Enfatiza que la presente Declaración no constituye postura o juicio alguno sobre la disputa legal que está en curso, ni sobre las responsabilidades fiscales determinadas por la Contraloría General como resultado del control excepcional sobre Hidroituango.

Claramente lo mencionado por la ID INTOSAI busca lo siguiente:

  1. Indicar la existencia del mecanismo SIAM.
  • Manifestar que por solicitud de la Contraloría General de la República se ha activado el mecanismo SIAM.
  • Afirmar que no hay una postura alguna asumida por la ID INTOSAI respecto de las actuaciones de las partes y de la Contraloría General de la República respecto del caso Hidroituango.

Nada de lo consignado por el director de la ID INTOSAI resulta acorde con lo manifestado por el señor Contralor General de la República directamente y a través de las redes de la entidad.

En entrevista que figura en la cuenta de Twitter de la Contraloría General de la República, el señor Contralor afirmó lo siguiente:

Hemos visto el pronunciamiento de la INTOSAI en donde es un apoyo es a nuestros funcionarios nuestros funcionarios técnicos que han hecho su trabajo efectivo en ese sentido y pues como lo hemos dicho siempre aquí lo que nos interesa es hacer un trabajo técnico correspondiente efectivamente es a las pruebas conducentes que hayan en cualquier caso, en cualquier tema, porque la Contraloría no es Felipe Córdoba ni Pipe Córdoba, la Contraloría son los mas de 6000 funcionarios que tiene esta entidad y que trabajan todos los días para resguardar los recursos de todos los colombianos. Humildemente lo único que yo tengo es la gerencia de una entidad que lo único que busca es hacer y cumplir sus funciones.”

Adicional a lo anterior, en la cuenta de Twitter antes mencionada, encontramos los siguientes trinos:

Valga precisar que:

  1. La INTOSAI no está apoyando a la Contraloría General de la República, como lo menciona erróneamente el señor Contralor General de la República en el video institucional.
  • La Contraloría General de la República le dio un alcance que no tiene, pero en su favor, al comunicado de la ID INTOSAI indicando que el mecanismo SIRAM busca apoyar a la entidad. El mecanismo SIRAM busca es establecer, de manera independiente, a través de un procedimiento consignado en un reglamento definido por la entidad, si la independencia de una EFS está siendo afectada o, en su defecto, si es la EFS la que está vulnerando alguna garantía judicial a través de sus intervenciones. Para tal efecto la ID INTOSAI puede preguntar a las partes intervinientes en el proceso del cual se deriva la inquietud, en este caso el proceso de responsabilidad fiscal enmarcado en el proyecto Hidroituango.
  • Con las actitudes que ha tomado el señor Contralor General de la República, claramente no se está comportando como un juez fiscal. Usted Sr. Contralor está actuando como una parte en un proceso. 
  1. Violación del principio de imparcialidad objetiva.

Adicional a lo expuesto, a lo largo del proceso se han observado múltiples intervenciones públicas del señor Contralor y del Vicecontralor General que desdicen de la independencia e imparcialidad. Estas intervenciones anteriores impiden al señor Contralor decidir de manera imparcial la recusación:

  1.  El Contralor General de la República y el Vicecontralor General, han respaldado el fallo públicamente, infiriendo así la responsabilidad fiscal definitiva de los investigados. Así mismo, se han presentado declaraciones por la cuenta institucional de Twitter de la Contraloría, pronunciamientos en ruedas de prensa institucionales, y el desarrollo de columnas en medios periodísticos del país, las cuales demuestran una postura de defensa institucional del fallo de primera instancia, lo que deriva en una fuerte influencia y presión sobre los funcionarios de menor rango encargados de fallar los recursos de reposición (para los investigados que lo interpusieron) y de apelación.
  • A continuación, se enuncian varias intervenciones llevadas a cabo por funcionarios de la Contraloría General de la República respecto de un fallo de responsabilidad fiscal, como el expuesto anteriormente, respecto del cual no existe un fallo en firme a la fecha:
  1. Rueda de Prensa del 8 de septiembre de 2021: En la mencionada rueda de prensa el video proyectado por la Contraloría General ratifica que “Las fallas del proyecto son el resultado de una cadena de errores durante el diseño y la implementación del proyecto”, Así mismo, reitera la responsabilidad, aún objeto de discusión, al determinar que: “Aún conociendo las fallas los condenados no actuaron bien al continuar invirtiendo millonarias sumas, lo que desencadenó en 1. El incumplimiento del objetivo principal: generar energía. 2 El desmesurado aumento de costos de Hidroituango 3. La grave contingencia del 2018”[2]
  • El Contralor General de la República en columna publicada en el periódico El Tiempo se refirió a las investigaciones realizadas por la Contraloría. En esta afirmó, sobre este proceso que “el proceso vivió sin sobresaltos jurídicos la transición del antiguo modelo de control al nuevo, que está permitiendo resolverlo de manera técnica y rigurosa en instancias en las que el respeto por las garantías de defensa a los presuntos comprometidos ha sido observado de principio a fin.”[3]
  • Respecto de una acción de tutela impetrada por la señora María Eugenia Ramos, la Contraloría General de la República manifestó de manera tajante en respuesta a una decisión proferida por un juez de la República que consideraba la decisión cautelar como una violación flagrante a la ley especial que rige el proceso de responsabilidad fiscal, la cual establece el término para presentar recursos de reposición y apelación ante el fallo de primera instancia”[4]. Esta aseveración deslegitima completamente el trabajo realizado por un juez constitucional imparcial y denota la urgencia de la Contraloría por defender toda actuación de la institución. La Contraloría no está dispuesta a admitir un error a lo largo del procedimiento.
  • Adicional a este comunicado de prensa la Contraloría General de la República, a través de sus redes sociales, manifestó el descontento respecto de esta decisión judicial alejada de sus intereses:
  • En columna de opinión escrita por Julián Mauricio Ruiz, Vicecontralor General de la República, el funcionario defiende el fallo sin respetar los recursos pendientes de fallo, afirmando que: “Una larga cadena de presuntos errores, imprevisiones, omisiones, desaciertos administrativos y financieros, y contingencias han frustrado el sueño abrigado por la sociedad de que el colosal proyecto sirva para llevar energía a dos millones cuatrocientos mil hogares colombianos.” Esta afirmación establece que la responsabilidad de los implicados ya se encuentra probada, y cierra la discusión de forma inminente. Lo anterior afecta la autonomía e independencia de los funcionarios a cargo de decidir los recursos, ya que la posición institucional es clara y definitiva.
  • En publicación periodística del medio La República, se recogen las afirmaciones realizadas por el Contralor durante el foro LR: Racionamiento que acecha, en donde defiende el fallo y establece frente al origen de la investigación: “La misma que arrojó ocho hallazgos, dos de ellos con incidencia fiscal que fueron trasladados a la unidad Especial contra la Corrupción y que generaron la investigación que derivó en el fallo del 3 de septiembre del presente año, en donde se determinó un daño patrimonial en primera instancia, por alrededor de $4,3 billones determinados por el lucro cesante del proyecto y la pérdida de valor de las inversiones en el mismo11” Esta afirmación de antemano elimina la discusión que debe darse dentro de la Contraloría en aras de respetar la segunda instancia, no obstante el comentario que proviene de un alto cargo dentro de la entidad configura una posición general sobre la Contraloría que afirma que el fallo de segunda instancia será fallado en el mismo sentido sin haber analizado las pruebas como corresponde.

Sobre este aspecto, es necesario poner de presente que La jurisprudencia constitucional ha reconocido dos dimensiones de la noción de imparcialidad:

i) subjetiva, es decir, “la probidad del juez, de manera que éste no se incline intencionadamente para favorecer o perjudicar a alguno de los sujetos procesales, o hacia uno de los aspectos en debate, debiendo declararse impedido, o ser recusado, si se encuentra dentro de cualquiera de las causales previstas al efecto”; y ii) objetiva, “esto es, sin contacto anterior con el thema decidendi, ‘de modo que se ofrezcan las garantías suficientes, desde un punto de vista funcional y orgánico, para excluir cualquier duda razonable al respecto’”[5].

De la misma forma, la CIDH ha defendido la imparcialidad como un atributo esencial de la administración de justicia al indicar que aquella implica

“que sus integrantes no tengan un interés directo, una posición tomada, una preferencia por alguna de las partes y que no se encuentren involucrados en la controversia. El juez o tribunal debe separarse de una causa sometida a su conocimiento cuando exista algún motivo o duda que vaya en desmedro de la integridad del Tribunal como un órgano imparcial. En aras de salvaguardar la administración de justicia se debe asegurar que el juez se encuentre libre de todo prejuicio y que no exista temor alguno que ponga en duda el ejercicio de las funciones jurisdiccionales”[6].

Esta cualidad de quien decide un asunto no es exclusiva del fondo de las controversias. Contrario a como lo indica el despacho de la señora Procuradora, la imparcialidad es un atributo del debido proceso consignado en el artículo 29 superior que dice que aquel “se aplicará a toda clase de actuaciones judiciales y administrativas”. Así lo dejó claro la Corte Constitucional en fallo de unificación de 2021:

“En definitiva, el derecho al debido proceso es ese conjunto de garantías que brindan protección al ciudadano incurso en una actuación judicial o administrativa, para que sus derechos sean respetados. Una de tales garantías es la imparcialidad del juez que comprende no solo la probidad de este, de manera que no se incline intencionalmente para favorecer o perjudicar a alguno de los sujetos procesales sino, además, no tener contacto anterior con el asunto que decide. Así mismo, esta prerrogativa supone que la convicción personal del juez se presume hasta que se demuestre lo contrario o ante la existencia de ciertos hechos que permitan sospechar sobre su imparcialidad. De allí que el legislador incorporara los impedimentos y recusaciones, instituciones procesales de carácter taxativo y de interpretación restringida. [7]

Como fue explicado en el escrito de recusación presentado en su contra y remitido a la señora Procuradora, y que ahora se reitera en el presente oficio luego de que aquella decidiera rechazarlo por improcedente, es claro su imparcialidad subjetiva sí se encuentra comprometida dado que es claro que se inclina intencionadamente para favorecer o perjudicar a alguno de los sujetos procesales, en este caso en mi contra, pues ha hecho sendos pronunciamientos públicos en donde respalda el sentido del fallo con responsabilidad fiscal y la probidad de quienes lo emitieron, desconociendo que este no se encuentra en firme. En otras palabras, y como lo sostiene la Corte, existen hechos que permiten sospechar sobre su imparcialidad.

Estas razones para no decidir la recusación no son de orden legal sino propias del bloque de constitucionalidad y en tal medida aplicables no solo al fondo del trámite fiscal, sino a cualquier actuación judicial o administrativa incluido el trámite de recusación. Esto lo obligan a adoptar una medida para evitar que cualquier pronunciamiento dentro del expediente fiscal esté tachada de ilegitimidad.

Un elemento de especial relevancia se presenta en este caso dada la magnitud e importancia que tiene para el país el asunto que esta siendo objeto de debate. Como ha sido reportado por la opinión pública, el caso Hidroituango representa un hito dentro de los proyectos de infraestructura nacional y por ello no es aceptable que una determinación sobre aquel esté contaminada. En especial porque el ordenamiento constitucional entrega herramientas para evitar que ello sea así.

Por todo lo anterior, la recusación debe ser resuelta bajo un criterio de razonable imparcialidad e independencia, en el sentido de que la actuación sea remitida a la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, por tratarse, ese sí, de un organismo autónomo e independente de quienes están involucrados en la controversia. En su defecto, debe ser remitida a la sección primera de esa misma Corporación en virtud de la competencia residual que le asigna el numeral 8 del artículo 13 del Acuerdo 080 de 2019 por el cual se expide el Reglamento Interno del Consejo de Estado o al Congreso de la República.

Es solo mediante la decisión de un órgano colegiado independiente que la recusación puede ser resuelta de manera imparcial

  1. Petitorio

Solicito respetuosamente que el señor Contralor General de la República, señor Carlos Felipe Córdoba Larrarte, se aparte de solución de la recusación presentada contra la Contralora Delegada Intersectorial No 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción y contra los miembros de la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría General de la República, por cuanto se ha demostrado la violación de los principios de imparcialidad y neutralidad consagrados en los artículos 29 constitucional y 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

En consecuencia, dicha recusación debe ser remitida a un órgano independiente que goce de tales garantías, como lo es la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, su sección primera o el Congreso de la República, por las razones que fueron explicadas.

Atentamente, Sergio Fajardo Valderrama


[1] Diario El Espectador: Sergio Fajardo y el contralor Córdoba se enfrentan en Austria por Hidroituango en https://www.elespectador.com/judicial/sergio-fajardo-y-el-contralor-cordoba-se-enfrenta-en-austria-por-caso-hidroituango/

[2] Facebook live entrevista realizada al Vice Contralor General de la República señor Julián Mauricio Ruiz disponible en https://fb.watch/8k8crPUtBx/ 

[3] Carlos Felipe Córdoba. (2021, September 18). Un silencioso y efectivo adversario en Periodico el Tiempo . recuperado de: https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/carlos-felipe-cordoba/un-silencioso-y-efectivo-adversario-columna-de-carlos-felipe-cordoba-619184

[4] CGR (2021) Contraloría acata decisión de tutela que suspende término para recurrir en favor de María Eugenia Ramos en fallo fiscal sobre Hidroituango, pero la impugnará si el juez insiste en tal determinación – Boletines de Prensa 107 – 2021 – Contraloría General de la República. (2021). Recuperado de: https://www.contraloria.gov.co/contraloria/sala-de-prensa/boletines-de-prensa/boletines-de-prensa-2021/-/asset_publisher/9IOzepbPkrRW/content/contraloria-acata-decision-de-tutela-que-suspende-termino-para-recurrir-en-favor-de-maria-eugenia-ramos-en-fallo-fiscal-sobre-hidroituango-pero-la-i-1 

[5] Sentencia SU-174 de 2021

[6] Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Paramana Iribarne vs. Chile (2005). Fundamentos jurídicos 146 y 147.

[7] Sentencia SU-174 de 2021

Categorías
Noticias

Hoy quiero a llamar a la ‘primera línea’ de lo público: personas que no roban, personas que hacen

Como algunos en redes se mortificaron con mi autoentrevista de las ballenas, incluso con improperios, hoy decido dirigirme a ustedes, a la Nación en pleno, con esta “alocución”. Y lo hago para reconocer que soy un político que lleva 20 años diciendo… que no lo es.

Tal vez porque entré a la política asqueado de lo que veía en las noticias cuando era profesor de matemáticas en las universidades de los Andes y la Nacional. Y preferí entrar a esto como un primíparo, ya grande, a mis 43 años.

Ya hicimos una alcaldía, una gobernación, hicimos campañas a la presidencia, y soy un político, y sigo siendo profesor. Si eso es una acusación, hasta ahí me pueden acusar.

Este ha sido un oficio duro. Cuando entramos, nos decían que estábamos locos, que no teníamos nada que hacer ahí. Nos lanzamos al agua con un grupo de amigos, igual de inexpertos que yo, con pocos contactos, y la intuición nos llevó a salir a las calles y caminar y conversar con la gente. No fue una genialidad, es que fue la forma que encontramos; por caminar no cobran y nosotros solo tomamos tinto y agua.

Contenido relacionado: ‘Fue un error irme a ver ballenas’: Fajardo

Para nuestra sorpresa, con 0% en las encuestas nos empezaron a buscar; a decirme que me sentara con este personaje que tenía unos “voticos”, o con este otro que nos podía conseguir una “platica” o de lo contrario no ganaríamos. Y no lo hicimos, decidimos seguir caminando calles y parándonos en cuanta esquina y semáforo encontramos. Entendí que ese personaje, al que no me quiero parecer, tenía un olfato de tiburón (para seguir hablando de especies marinas), y detectaba a kilómetros nuestro crecimiento y las posibilidades de ganar. Esos son políticos de cañería, que no generan el cambio, son expertos en apostarle a la carta ganadora y después decir que fue gracias a ellos.

¿Por qué hago esta alocución? Este es realmente un mensaje a los y las jóvenes. Porque creo que toda esa manifestación joven, ese estallido social, esa insatisfacción que aún se mantiene, tiene el único camino de la política y la democracia; y como protagonistas, no actores de segundo orden . No hay más formas, tienen la obligación de cambiar este país desde la lógica, la convicción, la irreverencia, la creatividad y por supuesto, las leyes. La violencia también es el fracaso de la política. Así que se tienen que organizar, recoger firmas, articular un discurso, y ganarse puestos importantes ¿en dónde? Pues en la política.

Y si mi experiencia, en algo sirve para que los que llegan no se embolaten en el camino, entonces vamos a contarla. A nosotros tampoco nos tocó un país fácil y la sensación de desasosiego tampoco es nueva. Y a pesar de que todo se ve tan gris, rendirse nunca es una opción y cambios siempre se pueden lograr.

No nos podemos dejar doblegar por el miedo. Entonces ganamos en Medellín. Llegamos a la alcaldía. Y llegaron otra vez los tiburones. Esta vez a pedir contratos, puestos, a cambio de “gobernabilidad”(ojo con los memes). Y no lo hicimos. Esos también serán los dilemas que se van a encontrar ustedes en la vida pública. Llegarán a una pregunta muy íntima, en la soledad del poder que muchos llaman. ¿Cedo o no cedo para gobernar? ¿Me dejo o no me dejo extorsionar? Esa era la cuestión. Me di cuenta que esa pregunta me llevaría al colapso, que el dilema era falso. Que la extorsión no puede ser válida jamás. Y también me di cuenta, que ese politiquero, ese tiburón, también se asusta cuando un proyecto que transforma la vida de las personas, es más grande que su nefasta ambición personal.

Y las formas en esto son claves, importan. La agresividad aleja, crea confrontación y muy poco progreso. Nos tocó dialogar, reconocer y convencer a varios de estos personajes que hacían la política de la única forma como la conocían. Y muchos se convencieron de que existía otro camino, el de convertirse en protagonistas sin negociar puestos y contratos.

Y construimos consensos, se aprobaron proyectos, se avanzó, sin tener que hipotecar el Estado. Se avanzó muchísimo. Logramos obras en lugares a los que nadie había querido atender. Cambiamos el rumbo de la historia de Medellín. Por eso suscribo a esa frase que “El diálogo es para valientes”.

Robarse un peso debe ser la línea roja más visible de la política y el peligro más grande para el corrupto. Ustedes, hoy jóvenes, que van a llegar a ocupar curules, despachos de alcaldes, puestos de control y vigilancia, les pido que no se pierdan en la ambición o en tentaciones que terminen destruyendo las razones por las cuales hoy marchan y se manifiestan.

Los van a presionar, les van a pintar pajaritos de oro, los van a tratar de desconfigurar, les van a construir una cantidad de narrativas, como hoy las llaman, para que no sigan en esto o se tuerzan. Y les va a doler. Que te acusen de haber obrado mal, habiendo hecho lo correcto, duele. El corrupto tiene varias misiones: encubrir a sus socios, hacerle la vida imposible a quienes actúan de manera correcta o simplemente sacarlos del camino como sea.

No me estoy quejando, nunca poso de víctima, solo les estoy contando para que no se sorprendan, para que sus familias logren aguantar, porque ellos terminan siendo muchas veces las víctimas de la guerra entre el corrupto y el servidor público que lo quiere hacer bien.

Cierro con dos cosas para pensar. Primero, En lo público hay mucha gente muy buena, siempre la ha habido. Y para ellos también es esta alocución. Gracias por librar esta batalla, confío en que llegarán muchos más a reforzar lo que hoy quiero llamar la primera línea de lo público. Personas que no roban, personas que hacen, personas que quieren que todo esto que tiene Colombia, que no es poco, alcance para que todos vivamos bien.

Y segundo, a pesar de una cantidad de injusticias y desigualdades que aún persisten, en Colombia hemos avanzado y tenemos cómo seguir avanzando. Pero eso no se logra destruyendo lo que hay, se logra corrigiendo, desmontando privilegios y pensando colectivamente.

No me quiero extender más, seguiremos hablando de política. Nos quedan muchísimos temas por tocar, por ahora quería decirles que soy un político que quiere que entren a la política y que no tarden tanto como yo para hacerlo. No me tienen que apoyar, incluso pueden ser mi oposición. De mi parte sólo habrá reconocimiento, una actitud de encontrar siempre la manera de solucionar problemas con transparencia. No más violencia a la democracia. 

Buenas noches.

Categorías
Noticias

‘Vamos a cambiar a Colombia, vamos a construir, no a destruir’

Bucaramanga fue la cuarta parada del recorrido que los miembros de la Coalición de la Esperanza emprendieron por el país para dar a conocer más de esta opción que promete ganar las elecciones en 2022.

Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Jorge Enrique Robledo y Juan Fernando Cristo sostuvieron varios encuentros con la prensa, líderes y lideresas sociales y de comunidades de Santander, jóvenes, académicos y el empresariado quienes expusieron sus preocupaciones ante la situación del país.

En medio de la agenda, Fajardo destacó la carta que firmaron más de 150 intelectuales, exministros, académicos, líderes y lideresas juveniles de todas partes del país quienes expresaron su respaldo a la Coalición de la Esperanza.

Luego, el exgobernador de Antioquia y demás miembros de la Coalición de la Esperanza se trasladaron a la sede del diario Vanguardia Liberal donde sostuvieron una conversación con su directora, Diana Saray Giraldo.

En la entrevista, Fajardo sostuvo que esta Coalición llegará al poder para construir y no para dividir a los colombianos.

«Vamos a cambiar, pero no para destruir, sino para construir y seguir avanzando. Tenemos las puertas abiertas, este apenas es el comienzo y no partimos de pelear con nadie», sostuvo el exalcalde.

Y agregó: “Lo que estamos haciendo aquí es inédito. Desde trayectorias diferentes, hemos decidido unir nuestras capacidad aprender de nuestras experiencias, para fijar unos principios éticos y presentamos unas propuestas básicas programáticas convocando a construir a base de esa experiencia».

La Coalición de la Esperanza ha tenido encuentros en Cali, Barranquilla, el Eje Cafetero y ahora Bucaramanga, y se prepara para llegar a más rincones de Colombia.

Categorías
Noticias

‘Quindío es una joya capturada por dos grupos políticos, eso tiene que cambiar’

Una maratónica jornada tuvo Sergio Fajardo este martes 22 de junio en el departamento del Quindío.

El precandidato por la Coalición de la Esperanza estuvo desde tempranas horas recorriendo los municipios de Armenia, La Tebaida, Salento y Montenegro para charlas con la ciudadanía en distintos encuentros.

En Salento, escuchó a jóvenes y microempresarios de la población quienes le expresaron su preocupación por la falta de oportunidades laborales y cómo la pandemia los afectó en el tema turístico.

Luego en Armenia, Fajardo se encontró con líderes y lideresas de comunidades quienes expresaron sus justos reclamos ante la situación que atraviesa el país.

En Montenegro, el exgobernador de Antioquia mantuvo un encuentro con representantes de comunidades de este municipio, maestras, maestros y jóvenes e hizo un llamado para que Quindío se una en contra de la corrupción.

«Quindío es una joya. En este departamento, con esta riqueza, se ha dado un fenómeno: la política capturada por dos grupos. El Estado se convirtió en el gran empleador y pone las condiciones, y todos se tienen que arrodillar ante unos políticos que se apropiaron de lo público«, sostuvo Fajardo.

Finalmente, el líder de Compromiso Ciudadano se trasladó a La Tebaida donde en su plaza pública dialogó con habitantes de este municipio quindiano y darles a conocer que juntos, a través del diálogo entre diferentes, se puede construir un mejor país.

Categorías
Noticias

‘Ni el narcotráfico ni la criminalidad deben dar respuestas a los jóvenes’