Nuestras propuestas para generar empleo y educación en la pandemia

Propuestas de Sergio Fajardo

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Tenemos en frente un desafío sin precedentes en la historia económica del país (producto de la pandemia del coronavirus COVID-19), que nos obliga a unirnos para salir de la crisis fortalecidos, haciendo los grandes cambios que son necesarios en temas de empleo y acceso a la educación para los jóvenes.

Tenemos en frente un desafío sin precedentes en la historia económica del país (producto de la pandemia del coronavirus COVID-19), que nos obliga a unirnos para salir de la crisis fortalecidos, haciendo los grandes cambios que son necesarios en temas de empleo y acceso a la educación para los jóvenes.

Contracción y desempleo

El año 2020 cerrará con una contracción económica que superará la de 1999, hasta hace poco la peor crisis económica del país.

El número de desempleados asciende a 3,7 millones de personas, y la informalidad ha aumentado.

En ese escenario sobresalen los efectos devastadores de la crisis sobre las mujeres y los jóvenes.

Para dar una idea del impacto sobre las mujeres, su tasa de desempleo es 20,1 %, mientras el promedio nacional es 14,7 %. El desempleo femenino es ahora 10 puntos mayor que el de los hombres.

En el caso de los jóvenes, la tasa de desempleo estuvo cerca al 30 %, sin mostrar signos sólidos de recuperación. Este indicador es particularmente preocupante porque los jóvenes han enfrentado por largo tiempo la doble crisis del desempleo y la falta de oportunidades de educación.

Fallas estructurales

No se trata solamente de un asunto coyuntural. Colombia tiene fallas estructurales en su propósito de generar empleo, de aumentar de manera estable el ingreso de los colombianos y de reducir la pobreza y la desigualdad.

Teniendo en cuenta los efectos de la crisis, la pobreza podría estar afectando hoy a uno de cada dos colombianos.

Igual de frustrante es reconocer que Colombia es uno de los países con mayor desigualdad del ingreso en el mundo, un aspecto que mina la legitimidad del Estado social de derecho y las posibilidades de tener un mejor tejido social.

De preservar el rumbo actual, se permitiría que la crisis conlleve fuertes retrocesos sociales, quizás medidos en décadas.

Un panorama optimista depende de un cambio de rumbo

Un mejor panorama económico en el futuro depende de acciones ambiciosas y claras en el presente, implementadas con buen liderazgo político y con una articulación pragmática de las capacidades de los sectores público y privado (en los niveles nacional y regional), en lugar de responder a visiones que terminan traduciéndose en divisiones.

Debe reconstruirse el liderazgo político alrededor de un diálogo constructivo, que permita que todos los actores sociales del país puedan aportar a los propósitos nacionales sin que las diferencias de las ideas se tramiten en espacios de irrespeto, intolerancia o violencia.

Con esa visión, en el 2020 sumamos propuestas concretas al diagnóstico de la realidad del país. Presentamos “Empleo de emergencia ya”, un plan con estrategias que articulan el trabajo de los jóvenes, las empresas, las universidades e instituciones de administración nacional y local, para crear: (i) 1,4 millones de nuevos empleos, a través de 10.000 proyectos públicos de emergencia en dos años, y (ii) hasta 2 millones de empleos mediante líneas de subsidios y créditos asignados a las empresas, a través de una convocatoria competitiva.

Con esa visión, en el 2020 sumamos propuestas concretas al diagnóstico de la realidad del país. Presentamos “Empleo de emergencia ya”, un plan con estrategias que articulan el trabajo de los jóvenes, las empresas, las universidades e instituciones de administración nacional y local, para crear: (i) 1,4 millones de nuevos empleos, a través de 10.000 proyectos públicos de emergencia en dos años, y (ii) hasta 2 millones de empleos mediante líneas de subsidios y créditos asignados a las empresas, a través de una convocatoria competitiva.

https://compromisociudadano.com/abc-empleo-de-emergencia-ya-sergio-fajardo/

Presentamos también “Estudiantes primero” un plan para garantizar el cubrimiento total de la matrícula de los estudiantes de universidades públicas, para evitar la deserción educativa de miles de jóvenes en programas universitarios y de formación técnica en instituciones privadas y públicas.

Estos programas pueden complementarse con un ingreso básico para los más pobres. A cada colombiano pobre se le podría garantizar, por ejemplo, un ingreso mensual correspondiente a la línea de pobreza extrema. De esta manera, una familia pobre, compuesta por 4 personas, tendría garantizados 548.000 pesos mensuales.

Para enfrentar oportunamente la crisis y para sanar las fallas estructurales de desarrollo, es necesario contar con más y mejor gasto social, en especial en educación y salud, más y mejores inversiones en infraestructura y en ciencia y tecnología para el desarrollo agrícola, la reindustrialización, para la provisión de energías limpias y renovables, y para activar una sociedad del conocimiento.

No hay duda de que la multiplicación de esas inversiones sociales y productivas es esencial para el desarrollo del país. Claro, en el momento en el que se hacen, aparecen necesidades de financiamiento. La agenda económica de los próximos años incluirá, por lo tanto, reformas fiscales: de gasto público y tributaria. Fuera de una reestructuración del gasto, tendremos que contar con una estructura tributaria más progresiva y con la eliminación de exenciones tributarias ineficientes.

La estructura tributaria tendrá que ser cuidadosamente diseñada para incentivar correctamente la competitividad empresarial. A esa reforma debe sumarse una modernización de la DIAN, con herramientas más efectivas contra de la evasión y elusión de impuestos.

A diferencia de lo que se plantea en los extremos, estamos convencidos de que se pueden alcanzar mejores resultados en el desarrollo económico del país con buena coordinación del sector privado y el sector público. En una estrategia nacional, ambos son complementarios no sustitutos. En cualquier caso, es fundamental transformar la administración pública y luchar contra la corrupción, para evitar el deterioro que esta crea en la legitimidad de las instituciones del Estado.

Lea este texto en su versión detallada en El Espectador:

Sergio Fajardo (profesor y político de Compromiso Ciudadano), Gonzalo Hernández (profesor asociado de Economía y director de Investigación de la Universidad Javeriana), José Antonio Ocampo (profesor de la Universidad de Columbia), Stefano Farné (profesor de la Universidad Externado de Colombia), Jorge Iván González (profesor de las Universidades Nacional y Externado), Mauricio Olivera (ex- viceministro de Empleo y Pensiones), Juan Alfredo Pinto (escritor y economista).

Una respuesta a «Nuestras propuestas para generar empleo y educación en la pandemia»

gracias por la informacion de Fajardo espero aeguir ŕecibir yparticipar de la campaña vivo en Cúcuta Norte de santander calle 22N # 4-60 prados norte gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola!
¡Hola! En qué podemos ayudarte?